Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 18 DE FEBRERO DE 2014 abc. es madrid MADRID 71 INTER NOS FEDERICO FERNÁNDEZ DE BUJÁN CULTIVARSE Y DISFRUTAR F Ensamblaje de óleos y láminas, obra de Francis Al s (1997) FOTOS: FUNDACIÓN ARCO El regreso de la Fundación ARCO El centro de arte CA 2 M de Móstoles será la nueva sede de la colección en 2015 I. SERRANO MADRID La Comunidad de Madrid ha ofrecido a Ifema el CA 2 M Centro de Arte Dos de Mayo, ubicado en Móstoles, para que en 2015 sea la nueva sede de la Colección Fundación Arco, que lleva desde 1996 alojada en el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela. Así lo anunció ayer la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, durante la presentación de la exposición El testigo de la mexicana Teresa Margolles. La colección está compuesta por 300 obras de 224 artistas clave de la creación contemporánea, que recogen las principales tendencias de la segunda mitad del siglo XX y hasta hoy. En 1996 se envío a Santiago de Compostela porque, según Mariño, no había en Madrid un lugar suficientemente bien ubicado y con las características que necesita la fundación Mariño también ha detallado que el próximo Comité Ejecutivo de Ifema, previsto para finales de este mismo mes, prevé aprobar la nueva sede madrileña de la colección en Móstoles, y en la próxima edición de ARCO 15 la colección podría estar ya instalada en Arriba, Moss Series. de Olafur Eliasson (1999) A la izquierda, Reliquaire, de Christian Boltanski (1990) la Comunidad de Madrid para ser presentada públicamente. Desde el Comité Ejecutivo aseguran que la Colección del gobierno regional, compuesta por más de 1.500 piezas e iniciada en la misma década que la Colección Fundación Arco, propicia el diálogo entre ambas colección y sinergias que dinamizarían la oferta y el sector artístico madrileño Por su parte, el alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, ha tildado de magnífica noticia esta gestión y ha señalado que la llegada de esta Colección vendría a consolidar algo que desde 2008 el centro de arte ha significado para la ciudad de Móstoles. Y es que, ha recordado, las 200.000 personas que han pasado en los últimos años por el centro han hecho que sea una realidad que Móstoles tenga turismo cultural cuando parecía impensable 20 piezas, ya en el CA 2 M Durante estos días puede verse parte de las obras de la Fundación ARCO en el Centro de Arte Contemporáneo de Alcobendas, dentro de la exposición Variation A su finalización, las 20 piezas expuestas se dejarán ya en depósito en los almacenes del CA 2 M, a la espera de que se ejecute el traslado de la colección completa desde Galicia. ortalecer la voluntad, ejercitar la inteligencia, potenciar la memoria. Tres acciones para mantenerse en proceso de superación. El hombre es un ser in fieri, se recrea de forma continua. Su individualidad se modula por vivencias que le reportan experiencia; y virtudes y hábitos que conforman su personalidad. Entre éstos adquiere no poca importancia el gusto por la estética. La vida proporciona a diario ocasión de aprender. Además, cada jornada podemos desarrollar el buen gusto capaz de apreciar la sensibilidad estética. Saber y disfrutar pueden ser complementarios. En nuestro tiempo, lo que menos poseemos es tiempo. Bien escaso y preciado. La frenética actividad profesional impide descansar a través de un ocio enriquecedor. El ser humano no es solo homo faber, sino sobre todo homo sapiens y homo ludens. De estos, el primero busca conocer y entender la realidad, el segundo puede encontrar en la diversión un espacio para su cultivo personal. El gusto es modificable por una conducta inducida por la voluntad. El entorno familiar y social tienen influencia decisiva. Demasiadas series televisivas fomentan comportamientos antiestéticos y zafios. Quien acostumbra a bañarse en aguas límpidas siente desagrado frente las charcas ponzoñosas que algunos medios presentan. Debemos despertar el gusto por lo bello y el aprecio por las geniales creaciones del espíritu que han dignificado, y hecho vivible, nuestra civilización. Todo esta reflexión- que aspira a ser Inter Nos, dialógica y comunicativa con el lector- me invade al asombrarme ante la magnífica oferta cultural madrileña. El lector de ABC tiene siempre puntual información. Para aterrizar en lo concreto recomiendo tres. Primero, la Colección Masaveu que reúne, en Centro Cibeles, sesenta piezas del Románico a la Ilustración. Segundo, Cézanne en el Thyssen, una muestra con paisajes y bodegones entre el impresionismo y el cubismo. Tercero, la colección Picasso en el taller en la Fundación Mapfre y de entrada gratuita, que recrea la íntima relación del genio con su estudio. Una triada estética en estado puro. Si quiere oxigenar su espíritu, busque un hueco y prepárese a cultivarse y disfrutar.