Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 18 DE FEBRERO DE 2014 abc. es AGENDA 59 Necrológicas Federico Campbell (1941- 2014) La despedida inesperada Su primer libro, Infame turba fue resultado de su estancia en España durante 1970 l 27 de enero, el escritor Federico Campbell fue nombrado en una ceremonia director honorario de la XXXII Feria del libro de Tijuana, su ciudad natal. Ese día ya presentaba síntomas de gripe. Cuatro días después era internado en el Hospital Mocel de la Ciudad de México, a consecuencia del virus AH 1 n 1, que en 2009 puso en alerta al país. La institución médica privada recibió al escritor, pues el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias no pudo atenderlo debido al sobrecupo de pacientes con síntomas de este virus, según la versión de su hijo, el periodista Federico Campbell Peña. En el breve espacio de 15 días, el escritor padeció dos arritmias, e insuficiencia renal, hasta que el sábado 15 de febrero sufrió un derrame cerebral, ante lo cual sus familiares tomaron la decisión de desconectarlo del respirador artificial que lo mantenía con vida, lo cual fue confirmado el mismo sábado por la hermana del escritor, Silvia, al periodista y amigo de la familia, Jaime Cháidez. Campell nació en 1941 en la ciudad fronteriza de Tijuana, en Baja California Norte. Con el tiempo, el territorio donde pasó infancia y adolescencia se volverá la tierra de cultivo de sus temas y obsesiones: el poder en todas sus manifestaciones y estratos; y la Federico Campbell nació en Tijuana, Baja California en 1941 y falleció en la Ciudad de México el 15 de febrero de 2014. Escritor, ensayista y periodista, en 2002 recibió el Premio de Narrativa Colima, otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Universidad de Colima, por su novela Transpeninsular E ABC identidad como una cualidad maleable en un territorio tan cercano como Estados Unidos. Tópicos que abordará entrado en la madurez, cuando escriba obras como Tijuanenses (cuento, 1989) Todo sobre las focas (novela, 1978) Tijuana: Stories on the border La invención del poder (ensayo, 1994) o Máscara negra (ensayo, 1994) Pero en la juventud, su camino parecía ser otro: estudió Derecho y Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México y obtuvo la beca del World Press Institute de Minnesota. Posteriormente se desempeñó como periodista y fue corres- ponsal en Washington D. C de la Agencia Mexicana de Noticias. Su primer libro Infame turba (1971) fue resultado de su estancia en España en 1970, donde entrevistó a diversos escritores en Barcelona. Un solo libro de entrevistas no fue suficiente y en 1972 publicó Entrevistas con escritores Destacado conocedor de la obra de Juan Rulfo, Campbell publicó en 2003 La ficción de la memoria Antología de investigaciones, testimonios, ensayos y entrevistas sobre la obra literaria del autor de Pedro Páramo y El llano en llamas Lo hizo en orden cronológico, de manera que se pudiera apreciar de qué manera cambió la apreciación de la crítica ante la obra de Rulfo. Apasionado del tema, ofreció una charla magistral sobre Rulfo días antes de ser internado en el hospital, como parte de las actividades de la Feria del libro de Tijuana. A la par de los libros de ensayos y las novelas, siguió desarrollando el periodismo. Fue colaborador de la revista semanal Proceso y los diarios La Jornada y Milenio También se desempeñó como traductor de las obras del dramaturgo Harold Pinter, novelista y ensayista teatral David Mamet y el escritor italiano Leonardo Sciascia. Inquieto, definido por su amigo Héctor de Mauleón como uno de los pocos escritores que gustaba saber de los otros y no hablar de sí mismo Federico Campbell fue velado en el Panteón Francés de la capital mexicana. Sus cenizas podrían ser esparcidas en el desierto de Altar, en Sonora, al norte del país, según ha expresado su viuda, Carmen Gaitán, cuyas declaraciones fueron retomadas por el diaro mexicano El informador El debe estar en un espacio muy amplio como lo era su espíritu TATIANA MAILLARD José Manuel Sánchez (1942- 2014) El ganadero de los cuatro encastes Fue considerado uno de los últimos románticos a dehesa charra vuelve a estar de luto. José Manuel Sánchez García- Torres, uno de los ganaderos de lidia más señeros del campo bravo, falleció el pasado 14 de febrero en Salamanca a los 71 años de edad. Licenciado en Derecho, vivió para y por el toro, y su pasión era tal que llegó a tener en la Unión de Criadores hasta cuatro hierros diferentes: Sánchez Cobaleda, Terrubias, Castillejo de Huebra y uno con su propio nombre. Amante de la variedad de encastes, como su mujer, Pilar Majeroni, José Manuel Sánchez crió reses de distintas procedencias: Murube, Vega Villar, Atanasio Fernández y Santa Coloma. En los últimos tiempos, sus murubes de Castillejo de Huebra se habían convertido en predilectos de los rejoneadores, aunque también figuras a pie como El Juli triunfaron con esta divisa. Conocedor de los secretos del campo, trabajador incansable, estudioso de la bravura y considerado uno de los últimos románticos, una de las decisiones más duras de su trayectoria fue José Manuel Sánchez García- Torres nació en Salamanca el 4 de noviembre de 1942 y murió en la ciudad charra el 14 de febrero de 2014. Ganadero de lidia, veló por cuatro sangres distintas: Murube, Vega Villar, Atanasio y Santa Coloma. L tener que enviar sus afamados patasblancas al matadero, debido a las dificultosas campañas de saneamiento veterinario y a que ya no eran del gusto de los toreros. Desde 1924 habían sido cuatro las generaciones que velaron por tan singulares reses, todo un patrimonio genético en el que primaba el toro remendado, el girón, el lucero y el calcetero. ROSARIO PÉREZ