Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 CULTURA El escritor, durante la entrevista que tuvo lugar en un hotel de Londres MARTES, 18 DE FEBRERO DE 2014 abc. es cultura ABC FREDERICK FORSYTH No pretendo moralizar ni predicar, lo mío es entretenimiento Entrevista Frederick Forsyth Autor de best- sellers No es machista decir que el mundo del espionaje y de las fuerzas especiales no es fácil para las mujeres dice el autor de La Lista BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES rederick Forsyth, el autor de algunos de los thrillers más populares del género como Chacal u Odessa no se calla lo que piensa. Fue piloto de la Fuerza Aérea con 19 años, periodista hasta que la BBC le prohibió contar lo que quería, y estudiante de español en unos cursos de la universidad de Granada en Málaga en los 50. No fue exactamente un alumno disciplinado. Asistí a la primera clase y a la última, el resto de los días los pasé en la plaza de toros explica en una entrevista en un hotel de Londres. Tampoco fue un periodista dócil. A finales de los 60, una conspiración de silencio quiso impedirle informar sobre la guerra civil entre Biafra y Nigeria. Yo no quería volver allí, pero me molestaba mucho pensar que nunca mi gobierno había ayudado a un gobierno a masacrar a su población con una sola excepción, Nigeria explica el escritor, conocido por su ideología conservadora. Dejó su trabajo en la BBC y pasó dos años contando la primera hambruna creada por el hombre desde Stalin en Ucrania Volvió a Londres en la Navidad de 1969 sin trabajo, sin ahorros, sin piso ni coche. Y se puso a escribir Chacal Cuando vio que fue un éxito, se plantó delante del ministerio de Exteriores y les sacó un dedo. Forsyth (Inglaterra, 1938) acaba de publicar su decimocuarta novela, La Lista (Plaza Janés, 2014) Escrita en 2012, cuenta la persecución de un marine especializado en terrorismo islámico, El Rastreador, detrás de un predicador de Al Qaida. -Cuando escribió Chacal en 1971 poca gente podía acceder a sus fuentes, pero eso ha cambiado. ¿Qué es lo que aporta ahora Frederick Forsyth? F -La relación personal con las fuentes. Hablar con alguien que estaba allí te garantiza que estarás más cerca de la verdad y anécdotas o pequeños detalles que no han sido contados todavía. Cuando escribí Chacal u Odessa no era alguien conocido y, por tanto, las fuentes dentro del Gobierno no me hablaban. Tuve que buscar la información entre los malos. Cuando trabajaba en Los perros de la guerra (1974) necesitaba penetrar el mercado negro de venta de armas de Hamburgo. Y la única forma fue ir allí bajo la apariencia de un sudafricano con intención de comprar armas. Uno de los mayores traficantes se creyó que yo era el Jan Frederiks, a pesar de mi terrible acento sudafricano. Cuando ya tenía todo lo que necesitaba para mi libro, el traficante pasó delante de una librería. En el escaparate estaba Odessa y uno de los ejemplares se había caído. Entonces vio que su cliente sudafricano le miraba desde la contraportada de uno de esos libros. ¿Cómo se enteró? -Yo estaba en un hotel enfrente de la estación de trenes y me llamó un mercenario británico que trabajaba como guardaespaldas de otro traficante. Me dijo: Tienes unos 45 segundos para salir de Hamburgo Cogí dinero y el pasaporte y corrí a la estación. Salté por la ventana de un tren en marcha y aterricé en las piernas de un empresario alemán. Entró el revisor y me preguntó dónde iba. Yo le dije, ¿dónde van ustedes? A Amsterdam. Perfecto le dije entregándole el dinero. Ahora tengo 75 años y no salto por las ventanas de trenes en marcha. ¿Las fuentes oficiales se le ponen al teléfono? -Sí, ahora empiezo por los buenos. En general, su reacción es, ¿cómo podemos ayudarle? ¿Tenemos que creer lo que leemos Lucha contra Al Qaida Un general británico me dijo que la inteligencia paquistaní construyó la casa de Bin Laden en Abbottabad Caso Snowden Los editoriales del Guardian serían diferentes si su director tuviera que sacar a su mujer de los escombros sobre la lucha contra Al Qaida en su libro? -Yo diría que la mitad es verdad. EE. UU. tiene una lista de asesinatos selectivos. Existe una unidad de cazadores de terroristas llamada TOSA que nadie había desvelado antes, según creo. El uso de los drones y de la cibertecnología es así como se describe. Y ciertos elementos de cómo operan los piratas somalíes y cómo se negocian los rescates desde Londres también son novedosos. -Y cuando dice que el complejo en el que vivía Bin Laden en Abbottabad (Pakistán) cuando fue eliminado fue construido por el servicio de inteli- gencia paquistaní, ¿fue así? -Es verdad, o eso me dijo un general británico que ha pasado mucho tiempo como experto en Pakistán. Freddie, siempre supieron que Bin Laden estaba allí porque ellos construyeron la casa me dijo en una comida. ¿Cómo se documenta? -Primero creo la historia, y luego me planteo los temas sobre los que voy a tener que documentarme y me hago una lista de contactos. Con este libro tardé seis meses en inventar la historia, tres en documentarme y dos en escribirla. ¿A qué aspira cuando escribe? -No pretendo predicar, ni dar una perspectiva moral, lo mío es entretenimiento. ¿Por qué no hay personajes femeninos? -En ese mundo de secuestradores, mercenarios, espías, asesinos y terroristas no hay muchas mujeres... -Pues en la ficción vivimos en la era de Homeland o La noche más oscura con sus protagonistas femeninos en un mundo de hombres... ¿Y te lo crees? No es que sea ficción, es que no es realista. Cuando presentan a una mujer sexy en uniforme como jefa de las fuerzas especiales británicas, me temo que no es el caso. El jefe será probablemente un antiguo comandante del