Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA MARTES, 18 DE FEBRERO DE 2014 abc. es economia ABC Los inspectores de Hacienda piden poder pagar a confidentes El colectivo propone actuar de incógnito y una Agencia Tributaria única en cobro y gestión JAVIER TAHIRI MADRID Variación del déficit de tarifa 6.287 Déficit acumulado 26.671 millones de euros (31- 12- 2012) 4.616 4.089 2.946 1.757 5.554 3.850 5.609 4.098 Tras el baile de cargos y dimisiones vivido en la Agencia Tributaria en los últimos meses, la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda ha elaborado una propuesta de estatuto del organismo. En ella piden poder realizar sus primeras inspecciones de incógnito y pagar a confidentes para obtener informaciones de las que se deriven el afloramiento o la recuperación de cuotas defraudadas, tal y como hacen sus homólogos alemanes o estadounidenses. En un encuentro informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) el presidente y el secretario general de la organización, Ramsés Pérez Boga y Francisco Vázquez, respectivamente, propusieron un sistema de caja único que integre los ingresos y la gestión de los impuestos en coordinación con todas las administraciones. En este sentido, la asociación recomienda concentrar todas las agencias territoria- les en una base de datos común que a su vez mantenga la independencia de cada órgano tributario. Ambas propuestas incluyen a los regímenes forales de Navarra y País Vasco. Respecto a la próxima aprobación de un estatuto de la Agencia Tributaria, los inspectores recomiendan un organismo autofinanciado con el 18 de lo percibido por las liquidaciones obtenidas en la lucha contra el fraude en la actualidad se queda un 5 y eliminar las transferencias de la Administración General del Estado, ahora un 65 de su presupuesto. En cuanto a reforzar la independencia del ente y ante la inestabilidad en la cúpula de la Agencia Tributaria (en los últimos tres años han pasado tres directores) la asociación de inspectores de Hacienda sugiere que el Congreso nombre por mayoría de dos tercios al director general de la Agencia Tributaria por periodos de cinco años. Además, proponen un sistema que reduzca el número de puestos de libre designación. Ahora unos 700 de los 1.600 inspectores de Hacienda que hay ocupan este tipo de cargos, y su objetivo sería dejarlos en unos 200: los mandos nombrados por cada director. Este sistema se combinaría con el concurso público y el nombramiento mixto realizado por un órgano en base a criterios objetivos 1.297 250 279 70 182 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 Fuente: Ministerio de Industria, Energía y Turismo y CNE 2011 2012 2013 ABC Menos consumo energético El agujero del sistema eléctrico rozó los 4.100 millones en 2013 S. E. MADRID El déficit de tarifa, que se produce porque los ingresos del sistema eléctrico son inferiores a los costes de la producción, se situó el año pasado en 4.098 millones, si bien la cifra definitiva de cierre del ejercicio depende aún de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cierre las dos últimas liquidaciones. Estas cifras aparecen en la duodécima de las catorce liquidaciones anuales del sistema eléctrico realizadas por la CNMC y supera en 644 millones los 3.454 millones registra- dos en el periodo comprendido entre enero y noviembre. El aumento del desajuste tarifario respecto al mes anterior se debe a la inclusión de los extracostes de la actividad peninsular, de los que los Presupuestos iban a asumir inicialmente cerca de 900 millones. Esta medida quedó suspendida a finales del año pasado, con lo que la tarifa tendrá que costear los cerca de 1.800 millones de esta partida. Por otro lado, el consumo de energía cayó en España un 11,9 entre 2006 y 2012, según las cifras de la oficina de estadística europea, Eurostat. Esta cifra es superior a la caída media de la zona euro, el 8,1 JUAN VELARDE FUERTES PARA ENTENDER LA COYUNTURA Sacar consecuencias sin desestacionalizar los datos del paro registrado en enero es radicalmente una equivocación estar pendientes, por ello, de una serie de índices para percibir la vuelta a los viejos buenos tiempos. Desde el diferencial del rendimiento de la deuda pública a diez años respecto a Alemania, a la producción industrial, y, por supuesto, desde la evolución del PIB a las cifras del paro, todo ello ha pasado a tener una actualidad notable. De ahí que haya generado en muchos la impresión de que la evolución suavemente positiva que en 2013 mostraba nuestra economía ha dejado de poder percibirse como consecuencia de que la cifra del paro registrado en enero de este año por los servicios públicos de empleo mostraba un incremento sobre el mes anterior de 113.097 personas, con un total de 4.814.435 desempleados. ¿Se había abandonado el sendero de la recuperación? Sobre la significación de esa cifra conviene hacer dos observaciones. La primera, que la observación del de- L a opinión española vive muy pendiente de la marcha de la coyuntura económica. Había crecido a un ritmo asombrosamente alto, comparado con los países industriales que nos rodean, desde 1959 Plan de Estabilización a 2007 inicio de la formidable crisis de Rodríguez Zapatero de modo que autoridades como Gonzalo Anes, al llegar al siglo XXI, auguraban que este sería el de la consagración de un muy alto nivel español de desarrollo. Sin embargo, una serie de errores múltiples desde 2007, que bordeaban el disparate, ha precipitado a España a la que ya es una muy larga crisis. Los ciudadanos han pasado a sempleo se sigue en España por tres caminos. Uno es el del paro registrado en los servicios públicos de empleo; otro, el de los afiliados a la Seguridad social, incluyendo lo que sucede con el colectivo de autónomos; otro, que científicamente merece siempre una atención muy alta, el dato trimestral procedente de la encuesta de la Población Activa elaborado por el Instituto Nacional de Estadística. Una cifra mensual y también trimestral como la ofrecida del desempleo, en este caso para enero de 2014, para ser contemplada de modo correcto ha de analizarse, como sucede con cualquier serie temporal, teniendo en cuenta que siempre existe lo que se denomina en estadística variaciones estacionales, que en la economía de España son evidentes para todos, por ejemplo, en el caso del turismo. De ahí que haya que extraer ese componente estacional en una serie mensual como la del paro registrado español. Hay que advertir, de inmediato, que eso ha de hacerse para el ajuste de la estacionalidad, en lo que no existe una clara unanimidad. Por parte de un buen conjunto de las agencias gubernamentales por ejemplo, la Oficina del Censo de los Estados Unidos se acepta el método planteado por E. B. Dagum, en su aportación a The Statician 1978, titulada Modelling, forecasting and seasonally adjusting economic time series with the X- 11- ARIMA method Además, existe el llamado método de regresión mucho más fácil de emplear, y que fue planteado por Lovell en el artículo Seasonal adjustment of economic time series and multiple regression analysis publicado en 163 en el Journal of the American Statistical Association Según Pietro Balestra, el gran economista suizo basta aludir al estimador Balestra- Nerlove muchos economistas prefieren esa segunda alternativa Es decir, que sacar consecuencias inmediatas sin desestacionalizar adecuadamente los datos del paro registrado en enero es radicalmente una equivocación. Queda eso para algún dirigente obrero, horro evidentemente de conocimientos de economía. De ahí que me haya sorprendido que Vicente Castelló, profesor de la Universidad Jaume I, en el artículo El trabajo no es para los mayores de 45 años en Cinco Días de 6 de febrero de 2004, glose la mencionada cifra del mes de enero sin matizar todas las limitaciones expuestas, bien conocidas por los economistas.