Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 18 DE FEBRERO DE 2014 abc. es internacional INTERNACIONAL 29 PEDRO RODRÍGUEZ EL PICOTEO SUIZO La UE no puede ser un bufé libre en el que cada país elige cumplir solo con lo que más le apetece esulta que para entender a Suiza, y todo ese engranaje de interesada neutralidad formado por 26 cantones, hay que saber que existen al menos dos Suizas separadas por una especie de tortilla de patatas sin huevo llamada rösti Ese contundente desayuno sirve como metáfora político- gastronómica para ilustrar las grandes diferencias lingüísticas, culturales, sociales y económicas que separan a la Suiza francesa y la Suiza germánica con gustos más patateros. Dentro de esa profunda frontera interior, esa concertina de carbohidratos conocida como röstigraben es donde Suiza ha perdido los papeles al aprobar por referéndum estrictas cuotas a la inmigración procedente de la Unión Europea. Una decisión tomada por una mayoría del 50,3 es decir, 30.000 votos que vuelven a confirmar el civilizado cisma existente entre los cantones tan germánicos como eurófobos frente a sus vecinos francófonos y mucho más eurófilos. La ironía de esta saga, que han empezado a pagar los croatas, es que el mayor contingente de inmigración con destino a Suiza no proviene ni de África, ni de Sri Lanka ni de Kosovo sino de Alemania, confirmando la necesidad que tiene la Confederación Helvética de mano de obra especializada para mantener su prosperidad y alimentar su dinámica economía. Al renegar de la libre circulación de personas que venía aplicando desde 2002 a cambio de una relación privilegiada con el resto de Europa, se enfrenta ahora a las consecuencias de su pésimo ejemplo para todos aquellos que quieren reducir la UE a un inviable picoteo entre libertades fundamentales. La UE deja a Suiza fuera de los programas Erasmus Se suspenden también varios acuerdos de cooperación científica ENRIQUE SERBETO BRUSELAS Consecuencias del voto suizo Freno a la libertad de movimientos El impacto del nuevo sistema de cuotas será muy fuerte. Desde 2002 han llegado a Suiza 800.000 trabajadores, y el 75 proceden de la UE. Primera consecuencia: Suiza suspendió ayer un acuerdo laboral con Croacia para la llegada de trabajadores. R EFE Las relaciones entre Suiza y la Unión Europea han entrado en una situación incierta tal como lo definió ayer la portavoz- jefe del Ejecutivo comunitario, Pia Ahrenkilde, al confirmar que Bruselas ha decidido suspender la firma y la consecuente entrada en vigor de los acuerdos relativos al intercambio de estudiantes incluidos bajo el acuerdo genérico de Erasmus plus y los de cooperación científica dentro del programa de desarrollo e innovación Europa 2020. Se trata de la más grave consecuencia directa del referéndum del pasado 9 de febrero por el que los suizos decidieron limitar la inmigración europea a través de cuotas por nacionalidades. La llamada cláusula guillotina prevista en los acuerdos de la UE y Suiza, prevé que si algún acuerdo no fuera respetado irían cayendo los demás. Esta ya ha empezado a ponerse en marcha, con la evidente intención de presionar a los suizos. Más de 3.000 estudiantes helvéticos que actualmente cursan parte de sus estudios en universidades europeas no podrán prorrogar su estancia y las universidades suizas tampoco tendrán acceso a los fondos europeos para programas de investigación. El detonante de esta nueva vuel- Varapalo al sistema de pensiones El sistema de cupos de trabajadores reducirá las arcas del sistema de pensiones, que ha salido a flote gracias al rejuvenecimiento que vino con los emigrantes. su predecesor Letta para hacer las reformas que relancen el crecimiento y la competitividad económica de Italia. La dimisión de Letta y su sustitución por Renzi evidencian la volatilidad de la política italiana concluyó Fitch. No renovarán Más de 3.000 jóvenes suizos estudian en universidades europeas ta de tuerca ha sido la fecha en la que debía haber entrado en vigor un acuerdo con Croacia (el último país en ingresar a la UE) por el que sus relaciones bilaterales con Suiza se equipararían a las de los demás miembros de la UE (Suiza no quiere firmar ciertos acuerdos con la UE en su conjunto, sino que lo hace con cada país) Sin embargo, la ministra suiza de Justicia, Somonetta Sommaruga, anunció el sábado por teléfono a la ministra de Exteriores croata, Vesna Pusic, que Suiza no firmará el convenio con Croacia debido a la decisión de los electores. La Comisión respondió ayer anunciado que, en consecuencia, los acuerdos ya negociados con el resto de países europeos no se van a firmar ni van a entrar en vigor, debido a que están íntimamente ligados con las cuestiones de la libre circulación de personas, que para la UE es un asunto no negociable 2 7. -7 6- 9 1! 0 787 5) 6 (1- 7. 7- 3 87 %4 2