Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 TELEVISIÓN Y RADIO VIERNES, 14 DE FEBRERO DE 2014 abc. es tv ABC RTVE El Consejo de Informativos monta un referéndum contra Somoano El Consejo de Informativos de RTVE ha organizado una especie de referéndum sin precedentes, según algunos empleados para juzgar la labor del director de los Servicios Informativos, Julio Somoano. En la redacción se ha repartido un cuestionario en el que se medirá, durante dos días (jueves y viernes) el grado de presión que viven los redactores. Entre las diez preguntas, destacan las siguientes: ¿Cuénta tu opinión a la hora de elegir y enfocar temas? ¿Te dan suficiente tiempo para poder confirmar, contrastar y contextualizar las informaciones? ¿Tienes libertad para elaborar las noticias que te encargan? ¿Habitualmente, se respeta el contenido de tus informaciones? ¿Te sientes presionado por tus jefes? y A tu juicio, ¿cuáles son los principales problemas de la actual redacción de los telediarios? El acuerdo entre Comcast y Time Warner Cable revolucionó el mercado en Wall Street REUTERS Nace el gran gigante de la TV Comcast adquiere a su rival Time Warner Cable por 33.000 millones de euros JAVIER ANSORENA NUEVA YORK Mediaset La Siete renace como un canal de telenovelas Coincidiendo con San Valentín, La Siete cambia de identidad y se convierte en una ventana abierta a las historias de romances, sentimientos y pasión. La emisora de Mediaset emitirá entre semana 24 horas seguidas de telenovelas gracias a un acuerdo con Televisa, que dotará de contenido al canal durante al menos tres años. Así, el público podrá ver ficciones clásicas como Destilando amor y estrenos como Avenida Brasil Los fines de semana estas series se alternarán con la redifusión de producciones de éxito del grupo como B b o El Príncipe La nueva Siete también estrena logo en forma de corazón y una sintonía interpretada por Manuel Carrasco e India Martínez. omcast ya era la mayor compañía de televisión por cable en EE. UU. pero lo quiere ser aún más. Acaba de cerrar un acuerdo con otro de los mayores proveedores de este servicio, Time Warner Cable, para crear un coloso que dominará el panorama televisivo estadounidense. Se trata de una operación de 45.000 millones de dólares (33.000 millones de euros) con la que Comcast compra el 100 de las acciones de Time Warner Cable y con la que engullirá los 8 millones de suscriptores de la compañía adquirida. Sumados a sus 22 millones de clientes, Comcast se consolidará de lejos como el dominador de la televisión de pago en EE. UU. con algo menos del 30 del mercado. El trato ha sorprendido al mercado, después de que otra compañía más C pequeña, Charter Communications, llevara meses intentando el asalto de Timer Warner Cable. Ahora, los accionistas de Time Warner Cable serán propietarios de cerca del 23 de Comcast. Tanto ellos como los accionistas de Comcast tienen que validar la operación, pero los problemas no vendrán por ahí, sino de las autoridades. El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comunicaciones deben aprobar el acuerdo y es probable que surjan dudas sobre competencia en el sector. El trato dará lugar a un operador con presencia en 19 de los 20 mayores mercados televisivos del país, lo que daría una gran ventaja a la hora de negociar paquetes de contenidos o publicidad. Además, Time Warner Cable tiene una posición casi dominante como proveedor de inter- Pendiente de autorización El consejero delegado de Comcast niega posibles problemas porque las compañías no se solapan ni compiten entre ellas net de banda ancha. El consejero delegado de Comcast, Brian Roberts, quiso zanjar las dudas: No va a reducir la competencia en ningún mercado relevante porque estas dos compañías no se solapan ni compiten entre ellas aseguró. De hecho, nuestras operaciones no coinciden en ningún código postal del país Es probable que el cierre de la operación no se produzca hasta finales de 2014. En ese momento, Comcast habrá culminado otra sacudida al panorama televisivo, después de que el año pasado se gastara 17.000 millones de dólares en la compra de NBC Universal. El acuerdo podría ser una buena noticia para los 8 millones de suscriptores de Time Warner que pasarán a engrosar las filas de Comcast. Esta última ofrece servicios de televisión e internet de alta calidad, mientras que Time Warner Cable tiene fama de dar una pobre atención. También debe de estar contento Rob Marcus, consejero delegado de la compañía adquirida. Llegó a la cúpula de Time Warner Cable el 1 de enero y una de las cláusulas de su contrato dice que se embolsará 50 millones de dólares si la compañía es vendida y él es sustituido de su cargo.