Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 14 DE FEBRERO DE 2014 abc. es cultura CULTURA 49 Nunca escribiría una novela para responder a la indignación Entrevista Ensayo Andrés Ibáñez Escritor INÉS MARTÍN RODRIGO MADRID Andrés Ibáñez estaba viendo el final de la tercera temporada de Perdidos cuando una imagen le fascinó: John Locke, uno de los protagonistas, sentado mirando la isla en la que sucede la trama de la serie. En ese momento, Ibáñez pensó que quería reescribir, a su manera, la historia de esa serie que tanto le gustaba. El resultado es Brilla, mar del Edén (Galaxia Gutenberg) una novela que relata la crisis de un mundo y propone un nuevo camino. ¿De dónde surgió la idea de escribir una aventura tan extraordinaria? -Ya me ha pasado antes: de repente hay una historia que me gusta mucho y la quiero escribir. En esta novela, el material ha venido de una serie de televisión y ahí se han ido metiendo muchas cosas de mi vida. Hay una parte de biografía imaginada y muchas historias. Quería que fuera una novela mundo. -Debe de ser curioso emplear una serie como material narrativo. -Las series de televisión son grandes narraciones y a mí me interesaba la narración porque me intriga y me hace sufrir. Una narración es la cosa más misteriosa del mundo. Me interesa la narración musical, la ópera, el cómic, el teatro... y en las series hay una cosa maravillosa, que es que no hay fin, la expresión infinita. La inspiración puede venir muchas veces del arte popular. ¿Qué significa la música en su obra? -La música es un lenguaje como la imaginación. Se desarrolla como una construcción del tiempo, hay una sucesión de emociones y tiene que ver con estados. No dice nada con palabras, pero nos pone en estados y hace despertar emociones y sensaciones. Por eso es el arte más puro. No tiene sentido la discusión entre lo real y lo fantástico. ¿Por qué no tiene sentido? -Porque la literatura no es la realidad, es el lenguaje del arte. El arte siempre es fantástico porque es un lenguaje diferente. En una obra literaria todo lo que pasa sucede en la imaginación y todo adquiere una capacidad simbólica que va mucho más allá de que los acontecimientos sean posibles. Al alma no le importa. Sería el mismo criterio que pensar si es útil, en un sentido inmediato, una obra literaria. -A veces olvidamos las posibilidades que ofrece la fantasía, ¿no cree? -Yo es que no sé exactamente qué es la realidad. La vida interior es la que importa. Somos seres hechos de emociones, de memoria, de deseos, y todo eso también es realidad. Hay una tendencia muy agresiva a identificar la El escritor Andrés Ibáñez IGNACIO GIL realidad con las noticias del periódico, pero eso es solo una parte. -Puede que ahí debamos hacer autocrítica los medios. -No. Los medios describen lo que tie- nen que describir. Hay muchas cosas que están pasando ahora mismo que me llenan de indignación. Nunca me pondría a escribir una novela para responder a esa indignación, porque son cosas que van por diferente camino. -Entonces no cree en el compromiso del intelectual. -Yo no sé lo que es un intelectual. El intelectual trabaja con el intelecto. Yo no me veo como un intelectual. Una cosa es un intelectual y otra cosa es un artista. Un artista trabaja encontrando semejanzas y estableciendo vínculos. ¿Y el compromiso del artista? ¿Compromiso con qué? -Con su realidad. -El compromiso tiene que ser con uno mismo y con el lenguaje, con tu tiempo, con todo lo que te rodea. Pero no puede haber un compromiso con la política en sentido inmediato y práctico. Entonces dedícate a la política. ¿Es esta su mejor novela? -No lo sé, quizás sí... Hasta el momento sí. Nunca me he metido en sitios tan difíciles y tan ajenos. Más información: lee mañana la crítica de la novela en ABC Cultural Quiñonero publica su cuarto ensayo sobre España como disparate goyesco J. G. C. MADRID Juan Pedro Quiñonero (Totana, 1946) notable ensayista y periodista, corresponsal de ABC en París, acaba de publicar el cuarto libro de la serie que, bajo el epígrafe de España, una temporada en el infierno dedica a analizar la actualidad de nuestro país desde la perspectiva de los disparates goyescos. Disparate ridículo es el título de esta cuarta entrega que, como las anteriores, plantea una rabiosa radiografía de los problemas que nos acucian. En este caso, ilumina la situación precaria de los españoles al borde de un abismo, que es España, desarraigada de sí misma y cita a Gómez de la Serna, que dijo, al contemplar este Disparate ridículo Goya pinta a esas mujeres sentadas sobre el brazo del árbol para dar la sensación de cómo se está en vilo sobre el abismo muchas veces, con aparente tranquilidad e inconsciencia El ensayo de Quiñonero aporta las claves necesarias para entender que el empeño cainita que la educación asimétrica y celosa de sus prerrogativas de la España asimétria es una siembra feroz en lugar de feraz de ignorancia, incomprensión y odio comunes que hará imposible cualquier tentativa de diálogo. Colección de libros Baroja y Galdós celebran el III centenario de la RAE TATIANA MAILLARD MADRID Para conmemorar el tercer siglo de su fundación, la Real Academia Española presentó su Colección III centenario, que albergará las obras de autores españoles de los siglos XIX y XX. La busca de Pío Baroja y Misericordia de Benito Pérez Galdós, son los primeros títulos publicados. El secretario de la RAE, Darío Villanueva Prieto, anunció que este año se publicarán dos títulos más: Muertes de perro de Francisco Ayala y El camino de Miguel Delibes. Se publicarán dos títulos cada año, enriquecidos con textos críticos, glosario y bibliografía. Las ediciones impresas se distribuirán únicamente en España, mientras que la digital estará disponible para América Latina.