Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA VIERNES, 14 DE FEBRERO DE 2014 abc. es españa ABC Truchas y perdices para ediles de Lugo La antigua mano derecha del alcalde admite que recibía pagos de una empresa JORGE PAN LA CORUÑA En nómina de Vendex filial de Vendex, Javier Reguera, quien se cree que hacía de intermediario entre la empresa y los políticos. Relojes en Orense La rama orensana de la Pokemon también se prodigaba en la compra de obsequios para los políticos locales. En la sede de Vendex en esta ciudad gallega se incautaron de numerosas facturas de joyerías. Otro documento, revela algunos de sus destinatarios: en las Navidades de 2008 y 2009 recibieron relojes de Vendex varios ediles socialistas y nacionalistas de Orense, incluido el propio alcalde, Francisco Rodríguez (también del PSOE) que dimitió al ser imputado. Los Reyes Magos de Vendex también obsequiaron en estos dos años a políticos que no fueron imputados en esta operación: el expresidente de la Diputación de Orense, el popular José Luis Baltar, o el alcalde del municipio de Xinzo de Limia, Antonio Pérez. De entre la lista de distribución de regalos de Vendex, que cuenta con dos decenas de nombres, solo aparece al lado de uno la inscripción no lo aceptó En la provincia de La Coruña, el alcalde de Santiago, Ángel Currás, también admitió ayer haber recibido tres botellas o cuatro de vino En este municipio, la corrupción solo la impedían el interventor y el puto secretario municipal, según clamaba en una llamada interceptada un dirigente de otra empresa bajo sospecha. El teniente de alcalde de La Coruña, Julio Flores, que también está imputado, no reconoció su voz en unas llamadas de un teléfono pinchado que le mostró en su interrogatorio la juez De Lara. El levantamiento de la práctica totalidad del secreto de sumario de la operación Pokemon, que investiga una supuesta trama de corrupción extendida a lo largo y ancho del mapa municipal de Galicia, ha dejado a la vista, entre otros muchos documentos, las declaraciones de algunos de los imputados en el caso. Uno de los principales implicados es Francisco Fernández Liñares, el que fuera mano derecha del alcalde socialista de Lugo, Xosé Clemente López Orozco. Ocupó en esta ciudad gallega la Concejalía de Urbanismo y Economía, para pasar luego a presidir la Confederación Hidrográfica Miño- Sil, y admitió que recibía pagos mensuales de una empresa ante la juez que instruye el caso, Pilar de Lara. Liñares confesó haber recibido un sobresueldo de 1.000 euros mensuales del Grupo Vendex, un conglomerado empresarial presidido por Gervasio Rolando Rodríguez Acosta (que estuvo en prisión durante los primeros compases de la investigación) que se halla en el centro de todas las pesquisas de De Lara. Vendex gestionaba la concesión de la ORA en Lugo. Además, también admitió que la empresa que gestionaba la grúa, Cechalva, le sobornaba con 1.500 euros al mes. EFE EFE FRANCISCO FERNÁNDEZ LIÑARES FRANCISCO RODRÍGUEZ Sobres y obsequios Liñares, que fue número dos del Ayuntamiento de Lugo, gobernado por el PSOE, admitió ante la juez instructora que recibía 1.000 euros mensuales de la concesionaria de la ORA y otros 1.500 de la de la grúa, amén de numerosos regalos de muy diversa índole. Los relojes del alcalde El exalcalde de Orense, el también socialista Francisco Rodríguez, recibía, como la práctica totalidad del grupo de gobierno del Consistorio orensano, numerosos regalos de Navidad del Grupo Vendex, con especial querencia por los relojes de lujo. No obstante, los emolumentos del número dos de Orozco (que fue hasta hace pocos meses presidente de la federación gallega del PSOE) no se limitaban a dinero en metálico. Entre los muchos regalos que Liñares admitió haber recibido de Vendex se encuentran truchas, perdices, botellas de vino, plumas estilográficas, relojes o hasta trabajos de desbroce en fincas de su propiedad. Según declaró el delegado de Vendex en Galicia José María Tutor, otro de los destinatarios de sus pagos y obsequios era el máximo responsable de Lugo en referencia a Orozco. El último de los presuntos cabecillas de la trama era el delegado de Doal, una