Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 3 DE FEBRERO DE 2014 abc. es AGENDA 65 Necrológicas François Cavanna (1923- 2014) Un subversivo pacífico Fundó y animó hasta la defunción dos revistas excepcionales: Charlie Hebdo y Hara- Kiri François Cavanna nació el 22 febrero 1923 en París y ha muerto el 29 de enero de 2014 en Créteil. Fue un humorista, escritor, agitador cultural y creador de revistas como Charlie Hebdo y Hara- Kiri Hijo de padre italiano y madre francesa, Cavanna fue un libertario pacifista y pacífico, cronista de una Francia difunta. C avanna fue... el autor de ocho novelas que los críticos más entusiastas han comparado con Rabelais, el autor de unos sesenta libros sobre Francia y la sociedad francesa donde se confunden la más alta divulgación histórica con las crónicas más desgarradas de su tiempo, el poeta que puso textos y prólogos a media docena de libros sobre París y su periferia. Hijo de un italiano inmigrante, albañil, y una madre francesa, sin profesión, Cavanna rompió muy pronto con los estudios. Tras unas rocambolescas aventuras en la Alemania nazi (al borde de la tragedia, con muchos flecos amorosos pasionales) donde estuvo condenado a trabajos más o menos forzados, Cavanna volvió al París de la inmediata posguerra con unas ganas locas de dar mucha guerra. Al azar de varios trabajos poco afortunados (cartero, vendedor, empleado en editoriales y revistas) terminó encontrando al más viejo de sus amigos, Georges Bernier (alias profesor Choron) Con él fundó y animó, hasta la defunción, dos revistas excepcionales, Hara- Kiri (mensual, primero; semanal, más tarde) y Charlie Hebdo Fueron, en su día, revistas herederas de la subversión dadaista. Publicaciones libertarias, contra todo y contra todos: contra el Estado, contra el Poder, contra el Ejército, contra la Iglesia, contra el comunismo, contra el orden, contra las buenas costumbres, contra el arte. Sus armas de trabajo fueron la obscenidad, el mal gusto, la herejía, la procacidad y una rarísima violencia verbal. HaraKiri dio la noticia de la muerte del general de Gaulle con una portada que decía: Baile trágico en Colombey: un muerto La revista fue secuestrada, prohibida y condenada a una severa multa. Secuestros y prohibiciones fueron el pan nuestro de cada día de la historia de Hara- Kiri y Charlie Hebdo. El día de la muerte de Jean- Monnet (uno de los patriarcas fundadores de la CEE) Charlie Hebdo abría su primera página con este titular: El padre de Europa se acostaba con su hija Sexo, cinismo y obscenidad solo fueron herramientas de trabajo pe- riodístico contra todo y contra todos. En verdad, tras esa brutalidad que venía de Dada (el gran movimiento de las históricas vanguardias artísticas) Cavanna y sus revistas también eran otra cosa: ecologistas radicales, antimilitaristas y fabulosos defensores de la lengua francesa. Enterradas forzosamente las aventuras de Hara- Kiri y Charlie- Hebdo Cavanna se consagró a la escritura. La muerte de una nieta, víctima de una dosis de heroína, lo convirtió en un militante radical contra las drogas. Su obra literaria está muy alejada de su humorismo libertario. Cavanna escribe una prosa poética y canalla, consagrada a reconstruir sin nostalgia el pasado mítico de una vida que fue feliz, muy a pesar de las catástrofes y tragedias de la historia, revocada a través de la fe en la palabra y la lengua. Como redactor jefe, Cavanna, hubiese tachado por falsamente poética mi última sentencia. Hubiese preferido algo más truculento. Era su forma de ser púdico: ocultando su pudor infantil tras la máscara del ogro libertario. JUAN PEDRO QUIÑONERO Miklós Jancsó (1921- 2014) El cineasta de la opresión sobre Hungría Su estilo fue alabado por cineastas de la talla de Scorsese ungría despidió este viernes a Miklós Jancsó, uno de sus faros culturales y de los pocos que durante los años sesenta combatió desde la trinchera de su cámara contra la represión que sufrían los habitantes de su país natal. La fecha clave para Jancsó fue 1965, el año que estrenó La ronda del reconocimiento en el Festival de Cannes. Para que las autoridades húngaras le permitieran hacerlo tuvo que desmentir que la película encerrara un alegato contra la represión que tuvo lugar en su país en 1956. Jancsó había empezado a rodar en los años cincuenta, después de pasar por la carrera de abogacía. Su estilo fue alabado por cineastas de la talla de Scorsese. Sin embargo, las autoridades de su país le acusaban de formalista y Jancsó acabó emigrando a Roma, donde residió en los años setenta y relanzó su carrera internacional. A Cannes volvería en 1979 para recibir un homenaje a toda su carrera, acto que repetiría en la Mostra de Venecia en 1990. Pero su lista de 30 largometrajes Miklós Jancsó (1921- 2014) nació el 27 de septiembre de 1921 en Vác y falleció en Budapest el pasado 31 de enero. Abogado de carrera pero director de cine, se llegó a casar hasta en tres ocasiones. H no acabó con los reconocimientos de los grandes festivales. Pocos años antes de su muerte alcanzó éxito con una serie de películas sobre dos enterradores, Kapa y Pepe, en el Budapest postcomunista. Unos personajes con los que volvió a conectar con la juventud húngara, que se reconoció en estos críticos de la desmemoria de su país. DIEGO CASADO