Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ABCdelDEPORTE Liga BBVA Jornada 21 LUNES, 3 DE FEBRERO DE 2014 abc. es deportes ABC Las dudas aturden otra vez al Barça El conjunto azulgrana ha sumado cinco puntos de doce y pierde el liderato 59 jornadas después. Justo ahora que ha regresado Messi, hay dudas sobre la fiabilidad de un grupo con poca capacidad para XAVI HERNÁNDEZ BARCELONA cambiar el plan preestablecido y se tambalea la primera unidad de Martino. Sin tiempo para lamentarse, a la vuelta de la esquina hay semis de Copa y el imponente Manchester City en Europa de los suplentes en Copa que de los titulares en Liga. En las próximas semanas, los partidos seguirán apareciendo cada tres días y si la cuesta de enero ya ha tenido efectos negativos en la marcha del equipo, febrero- -el mes bisagra de la temporada- -promete curvas todavía más cerradas, susceptibles de generar accidentes irreparables. La derrota del domingo contra el Valencia mostró a un Barça lunático, capaz de dinamitar su buen juego inicial con un desentendimiento repentino que volvió a deparar errores graves en defensa y una preocupante falta de repertorio para levantar un resultado adverso. No hubo plan más allá de las solitarias cabalgadas de Messi. El equipo despertó fantasmas que parecían arrinconados y evocó las noches funestas de Ámsterdam y Bilbao, punto de partida de una mejora no consolidada. No estuvimos a la altura reconoció Mascherano, habitual de la autocrítica. Todo apunta a nueva conjura en Can Barça, aunque en esta ocasión el margen es mínimo y los retos muy exigentes. El Manchester City, el equipo más goleador de Europa, espera en los octavos de la Champions, mientras que en la Liga, 59 jornadas después, la pauta la marcarán los rivales por el título. Cinco puntos de doce posibles. Dos empates, una victoria y dos derrotas, la última especialmente dolorosa a manos del Valencia de Pizzi. Ese es el balance del Barcelona en los últimos partidos de Liga. Si la competición se ha apretado- -en beneficio del Real Madrid, sobre todo- -es básicamente por el bajón de resultados que ha sufrido el conjunto azulgrana. El mal momento coincide con el regreso de Leo Messi al once titular, pero la casualidad no parece más que una anécdota. Tampoco se puede vincular el bache a la ausencia prolongada de un Neymar que últimamente ha sido noticia más por su sueldo que por los motivos que provocaron su oneroso fichaje. El Barça desconcierta. Su primera unidad, la de los Valdés, Alves, Mascherano, Busquets, Xavi, Messi, Piqué y compañía, descansa en Copa para poder afrontar la Liga sin la excusa del calendario apretado. Gerardo Martino, cuyos planes parecen inmutables desde agosto, raciona las piezas basándose en la marcada jerarquía del grupo. Sin embargo, a juzgar por los últimos partidos, la realidad muestra mejores resultados Frentes abiertos en el Camp Nou Messi, irregular La estrella no brilla, el resto tampoco Leo Messi volvió a marcar en Liga después de meses sin hacerlo. Transformó un penalti con maestría, a la escuadra de Diego Alves. No obstante, sus noventa minutos fueron en consonancia con los que protagonizó todo el equipo. Tanto el Barça como su máxima estrella transitaron en un mismo encuentro por varios paisajes futbolísticos, de casi bordarlo a perpetrar un trágico intento de remontada. Este año más que nunca, los azulgrana sufren una falta de continuidad en su juego que les convierte en un equipo más abonado a firmar buenos ratos que a completar partidos notables. Por otra parte, el nivel de la defensa genera muchas dudas cuando el rival supera la línea de presión de Busquets. Un dato esclarecedor: siempre que el equipo ha recibido más de dos goles ha sido con la presunta defensa titular Alves, Piqué, Mascherano y Jordi Alba en liza. EFE EFE Martino, preocupado Bartomeu, sin red Falta de recursos desde el banquillo Es muy difícil explicar por qué el partido dio un vuelco manifestó Gerardo Martino después de caer derrotado contra su buen amigo Juan Antonio Pizzi. El técnico supo exponer sus razones del pinchazo de hace dos semanas ante el Levante y del empate de principios de enero en el Calderón, pero el domingo no encontró respuestas. Tampoco las halló en el banquillo para intentar levantar el 2- 3 que Alcácer situó a falta de más de media hora para el pitido final. Falló en su diagnóstico e insistió en su idea de quitar a Xavi para conseguir, sin éxito, que el equipo tuviera más pegada. Por otra parte, mantuvo la línea de cuatro en defensa para asegurar profundidad por las bandas cuando en realidad ni Alba ni Alves estaban teniendo una tarde especialmente fina. Estoy preocupado, quizá hayamos perdido un pedazo de campeonato avisó. Crisis deportiva y crisis institucional Al tercer partido del nuevo presidente llegó la primera derrota en casa. Josep Maria Bartomeu respiró tranquilo tras la dimisión de Sandro Rosell porque el equipo, que ganó convincentemente a Málaga y Levante en el Camp Nou, parecía no acusar la flaqueza institucional. No obstante, la derrota del domingo agujereó el paraguas deportivo, tan útil en Barcelona para calmar las aguas en el palco. Mención aparte para la grada del estadio, cada vez más vacía y más desorientada respecto a la cantidad de capítulos consumidos últimamente por el club. El público no sabe cómo reaccionar y se divide en juicios y opiniones hubo algún pito a Leo Messi Se vienen meses cruciales en los que el balón y la portería rival, una vez más, marcarán el destino social, patrimonial e institucional del club. EFE