Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: LUNES, 3 DE FEBRERO DE 2014 abc. es opinion ABC EL SECTOR PÚBLICO DEBE SEGUIR A DIETA CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto Luis Ventoso Subdirectores José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Montserrat Lluis Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Ana Isabel Sánchez ABC Cultural Fernando R. Lafuente Áreas Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Yolanda Gómez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. Fernando Rojo (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Archivo Federico Ayala Delegaciones Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Pablo Alcalá (Galicia) Directora General El adelgazamiento del aparato estatal ha sido clave para reducir el déficit y recuperar la confianza exterior. Por este motivo, no es aceptable que el Estado vuelva a engordar sus estructuras A LGUNAS administraciones públicas han aprovechado la relativa mejora económica de 2013 para volver a engordar sus plantillas, revirtiendo así la necesaria reducción de empleados llevada a cabo desde finales de 2011, lo cual constituye un error y, sobre todo, una grave irresponsabilidad política, dado que España todavía registra un elevado déficit público, próximo al 6,5 por ciento del PIB, y está obligada a reducirlo por debajo del 3 por ciento en 2016, tal y como exige Bruselas. Resulta imprescindible, por tanto, que el aparato estatal se mantenga a dieta para limitar su tamaño y, de este modo, evitar también los insostenibles excesos cometidos en el pasado. Sin embargo, determinadas administraciones ya han empezado a desandar la imperiosa senda de austeridad laboral iniciada hace casi dos años. En concreto, ayuntamientos y diputaciones han aumentado su número de empleados en 18.400 personas en los últimos doce meses, según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al tercer trimestre de 2013, una cifra que contrasta con la reducción de 67.600 empleos registrada en 2012. Además, las empresas públicas han contratado a 1.600 trabajadores, a pesar de la eliminación de numerosos entes y organismos, mientras que un total de seis comunidades autónomas cuentan hoy con más empleados que hace un año. El Gobierno central, por el contrario, ha mantenido bajo control su gasto en personal, aunque cabe recordar que casi el 80 por ciento del empleo público se concentra en autonomías y corporaciones locales, debido al elevado grado de descentralización que presenta España. De ahí que resulte preocupante el reciente incremento protagonizado por la Administración territorial. Si bien es cierto que el conjunto del sector público ha reducido su tamaño en unas 390.000 personas en los dos últimos años, equivalente al 12 por ciento de su plantilla, hasta situarse en un total de 2,83 millones, conviene tener muy en cuenta que las distintas administraciones dispararon sus contrataciones en 290.000 personas durante los primeros años de la crisis, a pesar del desplome de la recaudación fiscal y sus crecientes problemas financieros, hasta registrar un récord histórico de 3,22 millones de trabajadores en el tercer trimestre de 2011. Así, desde que estalló la crisis, el personal al servicio del sector público tan solo ha descendido en poco más de 100.000 personas, ya que su número rondaba los 2,93 millones en el tercer trimestre de 2007, en el cénit de la burbuja, frente a los 2,83 millones actuales. Este recorte, de apenas el 3,5 por ciento, contrasta con los más de tres millones de empleos destruidos en el sector privado durante el mismo período. El adelgazamiento del aparato estatal ha sido clave para reducir el déficit, apuntalar la solvencia de las cuentas públicas y recuperar la confianza exterior en España. Por ello, no es aceptable que ayuntamientos, comunidades autónomas y empresas públicas vuelvan a engordar sus respectivas estructuras. AHORA TAMBIÉN VIOLENCIA ANTICATÓLICA A agresión sufrida por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, es la demostración del fanatismo antidemocrático de una parte de la izquierda, que se aprovecha del silencio cómplice del resto del llamado progresismo En lo que se refiere a violencia anticatólica, esta izquierda tiene históricamente acreditadas sus credenciales de manera indubitable. Ahora, la excusa es la moderada reforma que el Gobierno ha propuesto en relación con el aborto. Unas cuantas activistas de Femen ese movimiento que defiende el feminismo con el reclamo machista de exhibirse semidesnudas oscureciendo las posibles virtudes intelectuales de su protesta zarandearon ayer a Rouco Varela y le restregaron por la cara bragas manchadas de rojo. Se trata de un acto violento, injustificable y que debería avergonzar a quienes lo han propiciado con sus mensajes catastrofistas sobre la reforma del aborto. A estas Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Comercial Juana Estévez Distribución Maite Corral ABC en Kioskoymás Pilar Sainz Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga L Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. alturas, la Fiscalía y las Fuerzas de Seguridad del Estado tienen que haber iniciado las investigaciones penales pertinentes. No es un incidente aislado ni ajeno al proceder de la extrema izquierda, que protagoniza de manera casi exclusiva la violencia en las calles. El asalto a Facultad de Derecho de la Complutense, la kale borroka en el barrio del Gamonal y ahora la agresión a Rouco son episodios de una tendencia creciente por el uso de la coacción y la agresión física. Por supuesto, la culpa de esta agresión al máximo representante de la jerarquía católica española será imputada al propio Rouco Varela, porque la extrema izquierda siempre culpa a la víctima. El Gobierno no puede tolerar que siga creciendo impunemente este recurso a la violencia para atacar las iniciativas que están legitimadas por las urnas. Y el PSOE, en vez de avivar los conflictos con soflamas de crispación, debe condenar de manera rotunda y sin matices esta agresión. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Protagonistas José Antonio Griñán Senador Alicia Sánchez Camacho Pta. del PP catalán Concha Velasco Actriz La frase del día Susana Díaz Presidenta de la Junta de Andalucía Precio ABC 1,40 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.830 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid España está atrapada entre separatistas y separadores El escándalo de Invercaria, la empresa de capital riesgo de la Junta de Andalucía, crece hasta alcanzar ya la treintena de imputados por presunta malversación de caudales públicos. Nuevo ejemplo del desinterés con que el Ejecutivo andaluz manejaba el dinero de todos Se propone la dirección del PP catalán redoblar la campaña contra la secesión incluso en los enclaves donde el movimiento separatista es más fuerte. Sin complejos, y a pie de obra, se trata de avanzar en lugares como Vic o Manlleu, que el PSC ha decidido abandonar Ya puedo poner en mi currículum una tragedia griega comenta en ABC la veterana actriz, que trae a Madrid la soberbia Hécuba que el año pasado estrenó en Mérida. Inagotable y versátil, Concha Velasco ficha a Eurípides y completa su carrera con el único género que le faltaba Es pisar aquella tierra y aparece el síndrome alguna razón tienen Las palabras de Díaz para repartir culpas entre el Gobierno y la Generalitat en el contencioso separatista responden a un análisis demasiado partidista y ajeno al discurso que la dirigente andaluza mantiene fuera de Cataluña. La única responsabilidad recae en el haber de los independentistas, a cuyo bando, por cierto, amagan con arrimarse algunos socialistas catalanes. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 España 16 Internacional 26 Deportes 33 Economía 50 Sociedad 54 Cultura 58 Gentestilo 62 Agenda 64 Cartelera 66 Madrid 70 El Tiempo 77 TV 78 La Última 80