Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 73 DE LA PASARELA A LA CALLE A la sombra de las peritas en flor Fue una visión. Una estilosa rubia destacó en la pasarela de los juzgados de Palma, donde rige el implacable mazo del juez Castro. Era una de las peritas de Hacienda que investigaron a la Infanta. ¿Iba apropiada? Demasiado arreglada para declarar tan temprano. No como Soria, que domina a la perfección el sport político POR ANA UREÑA Vestido tubo para la rampa de Palma Quizá no lo sepan, pero muchos de nosotros desfilamos en nuestro día a día. Cuando cruzamos un semáforo, por los pasillos de la oficina, al recoger a los niños en el colegio o en el vagón del metro, cualquier situación es válida para contonear las caderas. Lo único que necesitamos es un público atento. Y por él es por lo que desfilamos. Desfilamos en ese momento en el cual somos hiperconscientes de nosotros mismos, y de nuestra interacción con nuestro entorno. Entonces, el tiempo se ralentiza, como en las escenas de películas que trascurren al ralentí, y nos cuesta andar con normalidad. Todo se magnifica. Las que se sientan guapas se harán más fuertes, pero las que se sientan feas se harán más pequeñas. No es de extrañar que algunas modelos profesionales necesiten una copa de champán antes de salir del backstage (bambalinas) Para desfilar no hace falta ser modelo, ni tener un vestido de Alta Costura, ni un diseñador ni un equipo de peluquería y maquillaje. No hace falta ni tan siquiera una pasarela al uso. Basta con una pasarela improvisada, que es en lo que se ha convertido en estos tiempos la tan temida calle que bordea los juzgados de Palma de Mallorca, más conocida como el paseíllo Ánimo a quienes tengan que recorrer esos cuarenta metros de asfalto sin previo coaching por un coreógrafo profesional ni asesoramiento de un estilista. ¿Qué consejo podemos dar a aquellas personas que tengan que debutar ante una front row (primera fila) en la cual está sentada toda España? Algo en lo cual han acertado muchos es en vestir con colores sobrios. Bien visto. Cuanto más oscuro, más se puede pasar inadvertido. Porque entendemos que lo mejor en este caso el caso Nóos es no destacar, esté uno imputado, no imputado, venga a declarar, a cubrir el evento o a llevarle un bocata a un funcionario. Además, los tonos oscuros también denotan cierta seriedad y formalidad. Pero ¡ojo! Que un vestido sea oscuro no significa que sea el correcto para llevar a las 9.30 de la mañana. Una de los técnicas de Hacienda, que se ha convertido en objeto de fascinación de media España, se enfundó un vestido tubo bicolor, en blanco y negro, de manga larga de gasa transparente. Buen estilismo, pero para ir a una degustación nocturna de gin tonics aromatizados, no a un juzgado. La idea, en principio, era buena. Podía haberse puesto el vestido, sin las mangas de gasa, pero con una blazer negra. Podía haberse puesto una camisa de gasa negra con una chaqueta cruzada y unos pantalones. Pero todo junto, el vestido tubo y la gasa, no. ¿Nuestro fallo? Nosotros culpamos a las revistas de moda femeninas y sus recurrentes artículos con titulares como: Del trabajo a la fiesta en un paso Como regla general, para ir de su trabajo a una fiesta pase por casa. Si no puede, es mejor ir a la fiesta vestida de trabajo que al trabajo vestida de fiesta. La pluma se lleva por dentro Ya lo veníamos avisando en estas páginas. El frente frío conocido como polar vortex que está causando estragos en EE. UU. tiene consecuencias más allá de las meteorológicas. El frío gélido que padecen ha cambiado la forma de vestir de los americanos e influye en las tendencias de moda mundial. Como los forros polares de toda la vida están más asociados al mundo del deporte y del chandalismo dominguero los ejecutivos recurren a los abrigos- pluma para aportar una capa más de aislamiento contra la intemperie. Y el truco para restarle el toque sport informal al plumas es llevarlo por debajo de la chaqueta, como hace el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (56 años) La firma de moda en Nueva York que comercializa estos plumas es Uniqlo, también conocida como el Zara japonés El plumas se llama Ultra light down y es tan fino que se hace una bola y se transporta en su propio estuche, no más grande que un neceser de viaje. En España no tienen tienda física, pero sí tienen una web con venta online. Los que no sean fans de las compras por internet siempre tienen alternativas. Entre las marcas de moda que se venden en suelo nacional, la italiana Woolrich y la española Ecoalf. La segunda ofrece plumas y chalecos ultrafinos que además están elaborados con material reciclado, para aquellos que estén concienciados con el medio ambiente. A cuadros El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (63 años) lleva unos calcetines de lana a cuadros, o, para ser más precisos, con estampado escocés. Tradicionalmente, en Escocia, cada clan tenía sus propios colores. Hoy en día, los colores los elegimos según el resto del conjunto y no según nuestro clan. Aunque sí es verdad que las personas que llevan estos calcetines suelen pertenecer todas al mismo clan... el clan de los clásicos, ya que son los calcetines de la marca Burlington de toda la vida.