Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 GENTESTILO SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es estilo ABC Fiorella Faltoyano Los Goya no son lugar para las reivindicaciones Musa de la Transición, se consagró en 1977 con Asignatura pendiente 37 años después, repasa su vida en Aprobé en septiembre sus memorias ROSA BELMONTE MADRID Fiorella Faltoyano (Málaga, 1949) ha escrito unas memorias que no tenía intención de publicar, pero que salen a la venta el 4 de febrero. En Aprobé en septiembre. Memoria de una conocida actriz y de una desconocida mujer (La esfera de los libros) la protagonista de Asignatura pendiente y musa de la Transición pone su vida a disposición de los lectores. Sus avatares personales y su trabajo. Sus amores (José Luis Tafur, Mario Camus, Fernando Méndez Leite) los líos inventados (uno con Barrionuevo) los desencuentros con Garci y Pilar Miró, la difícil relación con su madre y la inexistente con su padre. ¿El título estaba cantado? -No, pero llegué a la conclusión de que las asignaturas importantes de mi vida las había aprobado tarde, en segunda convocatoria. Por eso lo de Aprobé en septiembre Y también porque nunca me imaginé que me iban a estar preguntando durante treinta años si tenía alguna asignatura pendiente. ¿Hacer la película de Garci fue casualidad? -Absolutamente. Era una cosa que yo quería contar. Muchos pensaban que la había hecho porque era la mujer del productor. A continuación, ABC extracta el pa- saje donde la autora cuenta esa cena en casa de José María González Sinde, que había escrito con Garci el guión. ¿A vosotros se os ocurre quién podría hacer el papel de Elena? preguntó Garci de pronto. Surgieron algunos nombres, que por unas u otras razones se fueron descartando. De repente, Dolores (la mujer de un montador) quien normalmente hablaba poco y era muy prudente, dijo: No entiendo que andéis buscando por ahí lo que tenéis delante: Fiorella es perfecta para hacer de Elena. Un silencio. Todos me miraron como si jamás me hubieran visto y yo enrojecí un poco. Me sentí incómoda, no sabía qué decir y... seguí sin decir nada. ¡Coño! exclamó alguien que no recuerdo quién fue Pues podría ser. Y todos se quedaron mirándome de nuevo como si acabara de aparecer en sus vidas. Me acababan de descubrir También fue en Asignatura pendiente (1977) donde Fiorella tuvo que enseñar más de lo que había enseñado hasta entonces: Y... me quité el sostén. Tenía veintisiete años y nunca me había desnudado... El día que rodábamos la famosa secuencia de la ducha, a la que precedía aquella otra en que están en la cama José y Elena o sea, Pepe y yo después de haberse acostado por primera vez, yo estaba de los nervios. Debo decir que Pepe Sacristán me ayudó mucho: Si lo que te preocupa me dijo es si saldrás favorecida, basta con que me mires a mí para animarte. Y, además, ya te digo yo que estás buenísima -Dice que no va a contar cuándo perdió la virginidad, pero ¿no es más íntima la difícil relación con su madre? -Es muy duro todo. Por eso digo que es un desnudo del alma. Esto nació de Destape Musa de la Transición, esta imagen corresponde a unas vacaciones junto a Pilar Miró y su pareja, en 1972 Cumbre Con Asignatura pendiente Fiorella se consagró. En la imagen aparece durante el estreno en Barcelona, acompañada por José Sacristán y el director, José Luis Garci La Regenta Durante la adaptación cinematográfica de la novela de Leopoldo Alas Clarín Fiorella compartió set con Francisco Bas, Juan Luis Galiardo y Aitana Sánchez- Gijón