Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 61 de Cristiano Ronaldo los vi en la camilla... Por la cara que pone, Bon Jovi tiene que ser como Quique Camoiras con pelazo. En el momento menos ardoroso del masaje todo es tan agradable que me abandono a la ensoñación de que soy el Sha de Persia y puedo emitir mi propio papel moneda. Mientras prosigue su manipulación, se queja de que los equipos de fútbol no admitan fisioterapeutas femeninas. Como el dolor es muy subjetivo, piensan que un futbolista querría prolongar el tratamiento para estar con la masajista. Qué tontería. Como si no les sobraran las mujeres Es un tabú del fútbol. Pero los futbolistas, que no son tontos y conocen su mezcla de dulzura, técnica y fuerza digital, se la van recomendando unos a otros. Ella no pierde la esperanza y espera poder acompañarlos a la Copa del Mundo de Brasil: Ojalá pueda ir con la selección española. Tengo buenos amigos en el staff técnico Hoy no te voy a meter mucha caña porque si no mañana no podrás ni andar y mientras lo dice me toca como tocaría Felipe Campuzano un piano de nudos. No, si me basta con poder mover las manos para escribir, replico. Aunque me imagino como Stephen Hawking ante el teclado. Tienes que ir poco a poco Depongo mi orgullo y asumo que para ella mi masa muscular es como la masa de una pizza para un pizzaiolo. Podría levantarme en volandas y ponerme pepperoni. Antes de acabar estira mi pelo como si aspirara a tonificarme los bulbos. Me levanto con el peinado de Punset y casi su mismo cuerpo. Me siento distinto, aliviado de una innecesaria tensión interna. Nunca seré Cristiano, pero me temo que mañana caminaré como camina él antes de tirar las faltas. Al menos, ya tenemos una cosa en común. A los dos nos elongó Priscilla. Cada músculo de Cristiano tiene identidad propia y un sentido autónomo de la existencia del cuerpo se les sale de la camilla Ante mis quejas por el dolor del masaje (me retuerzo como un gusano melodramático) ella se sorprende: Si casi no hago fuerza. Con este nivel de presión no podría entrar en el músculo del futbolista. Cuando les hago el masaje a ellos tengo que hacer muchísima presión para penetrar en su fibra Ah, el músculo del futbolista es como la mente de un genio. Algo difícil, impenetrable. Su músculo es su psique y Priscilla su Dra. Melfi. Escribe muy claro que soy fisioterapeuta Hay mucha gente que se confunde. La camilla tiene una oquedad donde encajar el rostro (esto proporciona una perspectiva de avestruz muy agradable) Me pregunto si alguien alguna vez intentó encajar otra cosa. Un día un señor me dejó un billete de quinientos euros junto al aceite y le tuve que decir que era muy bonito (el billete) pero que lo guardara. Otro me dijo que le dolía el abductor. ¿Aquí? le preguntaba yo. No, no, más arriba Y subía y subía hasta un punto en que ya no había abductor. Queda gente tan sicalíptica que aún pregunta por masajes con final feliz. Pero lo suyo son Un mundo masculino Por un viejo tabú, a los equipos de fútbol les cuesta admitir la figura de la fisioterapeuta masajes sin final. Una vez estuve siete horas tratando a un señor Es sorprendente que no acabara licuado. Ha podido tratar a muchos famosos, incluso algunos que tuvo en póster, como Bon Jovi y Mel Gibson. Eran mis ídolos, tan guapos, pero cuando Visitaron su camilla El tono físico de los roqueros Al lado de los deportistas, resulta decepcionante la escasa tonicidad de gente como Bon Jovi Famosos en la camilla Incluso Braveheart tiene contracturas. En la camilla todos somos iguales La larga musculatura de Gasol Educado y metódico, mima sus fibras Turan, un caballero Fiero en el campo, pero elegante fuera