Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 GENTESTILO SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es estilo ABC El yoga, la disciplina que ayuda a la Princesa de Asturias a serenarse Lo practica muchas tardes en compañía de Silvia Villar Mir y Javier López Madrid, íntimos de Don Felipe. Le hace sentirse mejor y mantenerse en forma BEATRIZ CORTÁZAR edia tarde. Una figura estilizada desciende de un vehículo en una elitista urbanización de Madrid. Se trata de Doña Letizia (41 años) que llega puntual a la clase de yoga que muchas tardes recibe en casa de sus amigos Silvia Villar Mir y Javier López Madrid, de una prestigiosa monitora de esta disciplina. Para hablar de los beneficios del yoga habría que gastar todas las palabras que caben en esta crónica. Mejora todo y no perjudica nada. Ese sería el mejor resumen de esta disciplina física y mental cuyo origen proviene de India y que practican millones de personas desde hace siglos. Relajarse, aumentar la elasticidad, mejorar la respiración y hasta perder peso. Con el yoga uno puede conseguir aquello que busque. De ahí que se practique en todas sus variantes, a todas las edades y sin necesidad de nada más que una colchoneta, ropa cómoda y una técnica adecuada que normalmente enseña un maestro. La Princesa de Asturias ha demostrado en algunas de sus apariciones ser una ferviente seguidora de la alimen- M tación y la vida sanas. Entre sus cuidados físicos figura comprar productos ecológicos y vigilar muchísimo la dieta que se aplica en casa, no tanto por adelgazar como por eliminar aquellos productos que considere nocivos para la salud. Esas costumbres son las que también practica con sus hijas, a las que inculca los valores nutricionales de una alimentación sana y equilibrada, y de ahí que se cuente la anécdota de cómo la Infanta Leonor hablaba a su familia en las reuniones familiares de las excelencias de las verduras como antioxidantes. Por eso la Princesa suele acudir a tiendas de comida ecológica o herbolarios donde encuentra ciertos productos que no se venden en las grandes superficies. Y en estos cuidados desde hace un tiempo se incluye hacer yoga uno o dos días a la semana. Aunque en Madrid hay centros muy buenos Doña Letizia, lógicamente buscando la discreción que en gimnasios o salas públicas sería impensable, lo que hace es acudir al domicilio de un íntimo amigo de Don Felipe, Javier López Madrid, donde se reúne con su esposa, Silvia Villar Mir, y dos amigas más para hacer yoga. Son clases particulares en un ambiente de absoluta confianza que demuestra cómo la Princesa sí mantiene relación con las amistades de Don Felipe, ya que al grupo suele unirse también la esposa de Ricky Fuster, la mexicana Mónica Fernández Navarro. Con amigos del Príncipe Las clases demuestran que, al contrario de lo que se ha publicado, Doña Letizia sí trata a menudo a los amigos de su marido El polémico anillo y los altibajos La Princesa se quitó la alianza después de que se publicara que la había comprado Urdangarín, no por ninguna crisis GTRES Posturas básicas Vrksasana Tonifica las piernas y fortalece los músculos de los muslos, da equilibrio y estabilidad Trikonasana Tonifica los muslos y permite el desarrollo equitativo de las piernas Parivrtta Trikonasana Fortalece los músculos de la cadera y expande el pecho Konasana Tonifica pantorrillas, caderas y hombros. Disminuye la grasa de la cintura Svanasana Un estiramiento fuerte y generalizado de todo el cuerpo que elimina la rigidez Padahastasana Aporta mayor flexibilidad a la espalda y alarga la columna vertebral