Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es sociedad SOCIEDAD 41 Cada vez son más las aplicaciones terapéuticas de la música, una medicina que alivia cuerpo y alma El poder curativo de la música P. QUIJADA MADRID Síndrome de Down Los niños con síndrome de Down mejoran su autoestima a través de la música. Además, al cantar se trabaja también la respiración abdominal, que les ayuda a vocalizar mejor con diferentes sonidos. Menos dolor y estrés La música es percibida por el cerebro como una recompensa y puede modificar la tasa cardiaca, la respiración y la temperatura corporal. Además provoca la liberación del neurotransmisor dopamina en cantidades que se relacionan con el grado de placer que experimentamos. Los estudios realizados en el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ) constatan que escuchar una melodía produce otros efectos fisiológicos destacables, como el aumento del nivel de resistencia al dolor, cambios en el tono muscular y la temperatura, el nivel de glucosa o la secreción hormonal, así como una reducción de la fatiga y el estrés. BELÉN DÍAZ La ansiedad del cáncer Las intervenciones basadas en la música pueden tener un impacto positivo sobre el dolor, la ansiedad, trastornos del estado de ánimo y calidad Cuidados neonatales En el hospital universitario La Paz de Madrid se valen desde hace una década de la capacidad de la música para modificar las constantes vitales desde el inicio de la vida. También comprobamos que los prematuros ganan peso con mayor rapidez con ayuda de la música apunta el doctor Francisco Ruza. muy compleja tras escucharla una sola vez. Pero no se trata de repetir simplemente, también improvisa matiza Ockelford Cada concierto que ofrece es diferente aunque las piezas sean las mismas Para su debut en España, que agotó las entradas, el pianista se aprendió algunos fragmentos de El amor brujo de Manuel de Falla. El año pasado yo le compuse una obra para orquesta que tenía once mil no- tas musicales. Tardó cincuenta horas en aprenderla explica Ockelford. Paravicini se ha convertido en un fenómeno internacional. Sus interpretaciones han recibido más de un millón de visitas en la web, y tiene en su haber grabaciones como Echoes of the Sound to Be Su biografía oficial, In the Key of Genius escrita por Ockelford, fue publicada en 2007. Mejorar la memoria La educación musical ayuda a los más pequeños en su desarrollo neurológico: repercute en la memoria, fluidez verbal, razonamiento no verbal y lateralidad. Ayuda también a equilibrar el desarrollo de ambos hemisferios cerebrales, algo muy útil en la dislexia. Un niño ingresado en La Paz durante su sesión de musicoterapia de vida en pacientes con cáncer, según un estudio publicado en Support Care Cancer REX LEWIS- CLACK PIANISTA Todo empezó con un pequeño teclado Ciego y también con un autismo severo, el estadounidense Rex Lewis- Clack (1995) nació con aversión al contacto físico y a los ruidos. Sin embargo, a la edad de dos años recibió por su cumpleaños un teclado que encendió su curiosidad hacia la música. A los cinco años comenzó a recibir clases de piano. Como Paravicini, es capaz de repetir una pieza tras escucharla una sola vez. El pasado mes de diciembre tocó junto a la pianista venezolana Gabriela Montero en un concierto a beneficio de Rex And Friends Charitable Foundation La voz del autismo La musicoterapia facilita a los niños con autismo la expresión de lo que no pueden decir con palabras, porque muchos no hablan. Al menos al principio. Y es que la música, además de repercutir en el desarrollo motor, social y emocional, sirve como facilitador de la expresión oral de los pequeños, que se vuelven más parlanchines, como bien han constatado los padres, explica la psicóloga Nuria Escudé, directora del Instituto Catalán de Musicoterapia. Ictus y párkinson Las personas con párkinson o tras un ictus encuentran cierto alivio en el ritmo musical. Nuria Escudé, que trabaja con pacientes de párkinson, explica que una de sus pacientes va por la calle tarareando la Marcha Radetzky para poder caminar Los estudios de neuroimagen muestran que el ritmo activa estructuras motoras corticales, ganglios basales y el cerebelo. En definitiva, la música incentiva el movimiento.