Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es españa ABC Convención del Partido Popular Intentaron no salirse del guión. Pero la ausencia ruidosa de Aznar y el conato de fractura interna obligaron a virar Objetivo, legitimar a Arantza MAYTE ALCARAZ VALLADOLID Lo que ha intentado la vieja guardia del PP es una ofensiva diferida de lo que los críticos con Rajoy no pudieron hacer en el Congreso de Valencia de 2008. Y no por falta de ganas entonces, sino de fuerza. ¿Es el fin, pues, ahora de ese Congreso de Valencia que quedó cerrado en falso? Ahora o nunca. Es un alto cargo del PP vasco el que interpreta para ABC las turbulencias internas, marcadas por la desafección de algunas víctimas de ETA y la renuncia de Mayor Oreja, que han distorsionado la Convención del PP que se celebra este fin de semana en Valladolid y que prometía mensajes europeos y bendiciones económicas. Pero ayer mismo hasta la secretaria general cambió el guión para hacer un llamamiento a la unidad y reivindicar a las víctimas. Además, citó la soga en casa del ahorcado: habló de Mayor Oreja y de Aznar, en su feudo y con su silla más vacía y ruidosa que nunca (Javier Arenas se atrevió con un el expresidente siempre será una referencia en el PP Su sucesor, Mariano Rajoy, intentará mañana en la clausura abrir el foco hacia el terreno económico sin olvidar la cohesión. Pero no lo va a tener fácil. Lo conseguirá horas antes cuando convide a almorzar a los barones territoriales ante los que defenderá la austeridad y el control del déficit. Pero mientras llega ese momento, las tensiones en el PP vasco siguen despertando viejos fantasmas adormecidos. Por ello ayer fue la delega- ción estrella: la más mimada pero también la más inquieta. Por lo mucho que se juega. También Rajoy. En el entorno del presidente hay una cosa clara. La clave de los próximos pasos del Gobierno y su conquista del electorado más moderado la tiene no solo bajar los impuestos y recuperar a las clases medias. La tiene también gestionar el fin de ETA y dotarle de protagonismo a Arantza Quiroga. Conjurado parcialmente el tsunami económico y a la espera de ver los frutos que pueda dar la siembra pedagógica del PP en Cataluña, en Moncloa se otorga una importancia medular al PP vasco. Tanto que hasta la vicepresidenta se ha puesto manos a la obra, tras el pequeño enfado que generó en la líder vasca el encuentro que tuvo Sáenz de Santamaría de forma discreta a primeros de octubre con Andoni Ortuzar, presidente del PNV, en Bilbao. De ahí, explica, el cariñoso desagravio de la segunda de Rajoy el jueves, reforzando con su presencia un acto de Quiroga en el País Vasco. Arantza pidió árnica en Moncloa y visitó al presidente el día 15. Ella sabe de la tendencia que tiene el PNV de negociar directamente con Génova, sin pasar por los populares vascos revela el dirigente del PP. Quiroga pidió en ese encuentro a Rajoy que acelere la entrevista en Moncloa con Íñigo Urkullu, como parte de la hoja de ruta que la sitúe, tras el Congreso regional del 7 de marzo, al frente del PP vasco, con toda la legitimidad. Quizá, sostenían ayer dos ministros en el cónclave popular, esos La concejal de Baracaldo Zoe Nubla, ayer durante su intervención movimientos de acercamiento al PNV estén en el origen de la retirada de Mayor Oreja. Y hasta el portazo de Aznar, que se ha olvidado del trato privilegiado que otorgó a Arzalluz en 1996 Al presidente no le sonó del todo mal esa petición ya que, con el desafío catalán, en el Gobierno no quieren cerrar la puerta al entendimiento con el otro gran partido nacionalista, teniendo en cuenta que el apoyo del PNV a leyes como la controvertida de Seguridad Ciudadana le otorga cierto oxígeno al Ejecutivo. P. HERAS Arantza está dolida. No entiende por qué ha de tener más credibilidad Consuelo Ordóñez que Mari Mar Blanco. ¿Le propuso a Rajoy que la hermana de Miguel fuera en la lista europea? Sí. Es una de sus valedoras. Entiende que así se mandaría un mensaje a María San Gil y a Jaime Mayor. Por eso ayer resonó con fuerza el aplauso a la jefa del PP vasco. Y más aún, las palabras de Zoe Nubla, edil de Baracaldo, cuando reivindicó ante el plenario la legitimidad de Arantza. Los otros protagonistas ZOE NUBLA, CONCEJAL EN BARACALDO DIEGO BENGOA, ALCALDE DE EZCARAY FÁTIMA BÁÑEZ, MINISTRA DE EMPLEO Sin vuestro apoyo no hubiéramos salido adelante El acto de inauguración de la Convención arrojó sorpresas, ya que tomaron la palabra tres dirigentes políticos de diferente edad. La primera fue una concejala de Baracaldo, Zoe Nubla, que relató su experiencia en el PP. Se afilió a las filas del PP en el año 2003, cuando ETA había asesinado a 444 personas desde 1983. Pensé entonces que el mayor reto personal era continuar el legado de los inocentes asesinados aseguró, para después recalcar que la mayor herencia que puede dejar es una Euskadi en libertad Nubla afirmó que sin vuestro apoyo no hubiéramos salido adelante El Partido Popular es el mejor partido posible El alcalde de Ezcaray, Diego Bengoa, de 31 años, reivindicó su militancia en el PP y el trabajo de los políticos. El edil afirmó que el Partido Popular es un partido de miles de concejales y alcaldes que dedican muchas horas del día, todos los días del año, a mejorar sus pueblos y ciudades A este respecto, calificó la formación política a la que pertenece como el mejor partido posible Algunos creen que se puede montar un partido con una oficina en Madrid y no es verdad, un partido debe estar en toda España A su juicio, el PP cuenta con sólidos principios y valores El objetivo es el empleo estable y bien remunerado La ministra de Empleo y Seguridad Social aseguró ayer que tras detener la sangría de la destrucción de empleo el objetivo del Gobierno con la reforma laboral es lograr empleo estable y mejor remunerado porque España no tiene que competir en salarios mediocres Fátima Báñez defendió que en 2013 hay menos parados que en 2012 y que los datos de Eurostat, conocidos ayer, señalan que España es el país de la zona euro en el que más ha bajado el desempleo, frente a Italia o Francia. La ministra señaló que debemos competir en talento, no en salarios mediocres.