Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es ABC Arriba, la plaza de la Independencia de Kiev, epicentro de la protesta REUTERS Protestas en Ucrania Un grito de libertad JOSÉ LUIS RESTÁN Un profesor de Literatura, vecino de Kiev, hacía llegar hace pocos días una versión de lo que sucede en Ucrania poco atendida por los medios occidentales. Según este intelectual, llamado Alex Sigov, la mayoría de la gente que permanece en la plaza Maydan desafiando el terrible frío, los golpes y quién sabe si los tanques no lo hace por antipatía hacia Rusia ni por una extrema conciencia de querer asociarse a la Unión Europea. Más bien se trata de un basta ya dirigido a un poder que con su violencia arbitraria ha dado la espalda al pueblo, y que continúa con las prácticas heredadas de la infausta, pero no tan lejana, época soviética. No tengo ningún deseo de escapar de Rusia y asociarme a la Unión Europea, pero quiero que en Ucrania se respeten la libertad de expresión, los derechos y la dignidad de la persona, que son la base de la cultura europea dice Sigov en su Facebook. Esa cultura que ha forjado la belleza de una ciudad como Kiev, una de las capitales más verdes de Europa En Ucrania se tocan y conviven desde hace siglos los dos pulmones del continente, oriental y occidental. No han faltado tensiones a lo largo de la historia, pero la tela de la convivencia siempre se ha podido recoser sin que nadie haya tenido que renunciar a su propia identidad. El escritor Vasili Grossman tiene páginas imborrables sobre el sufrimiento infligido a este país por el estalinismo, en su obra Todo fluye Demasiada sangre, demasiada injusticia en la memoria. No se trata de elegir entre el este y el oeste, pues ambos forman parte de la realidad de Ucrania, y pueden encontrarse fórmulas razonables que hagan justicia a ambas querencias. Se trata, como dice Sigov, de apostar definitivamente por la libertad y el derecho. INTERNACIONAL Sobre estas líneas, el líder opositor Dmitro Bulátov responde a los medios tras ser liberado de sus captores, que lo torturaron REUTERS