Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 1 DE FEBRERO DE 2014 abc. es ENFOQUE 5 Josep Rull y Lluís Corominas, en la presentación, ayer en la sede de CDC, en Barcelona, de la campaña a favor de la celebración de la consulta ilegal EFE Nuevo varapalo judicial a la Generalitat La apoteosis del papel mojado ÁLVARO MARTÍNEZ Otros cinco autos exigiendo a la Generalitat que escolarice a alumnos en castellano... Son ya tantos que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se consolida como el principal editor mundial de papel mojado o como la más próspera embotelladora de agua de borrajas, después de que se haya perdido la cuenta de las resoluciones judiciales que han conminado infructuosamente a la autoridad autonómica a que deje de marginar el idioma oficial de todo el Estado y abra su uso en las aulas a los alumnos cuyos padres así lo deseen. Incluso lo han intentado el Supremo y el Constitucional. Imposible. Se trata de un claro ejemplo de insumisión de una administración, que, en este terreno, decidió declararse soberana de facto y hacer una enorme pedorreta al sistema jurídico de garantías, derechos y libertades de los españoles. Como recordaba ayer Rodríguez Arribas, también en ABC, el artículo 118 de la Constitución (esa que, por cierto, apoyaron el 90,46 de los catalanes en 1978) asegura que es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los jueces y tribunales Pues la Generalitat se niega. Y lo más grave es que nada pasa, que todo sigue igual, como si no hubieran existido la reclamación, el litigo, el proceso y el fallo. Mientras la ley va por un lado, los aventureros siguen por su vereda. Ayer, Convergencia presentó, en su sede embargada por orden judicial, la campaña a favor de la celebración de la consulta, sustentada gráficamente en la arcangélica imagen de una pareja de tortolitos y un lema matrimonial: Sí, quiero (escrito en catalán, naturalmente) Mensaje con trampa subliminal, marca de agua de la casa, que ya trata de dirigir el sentido afirmativo del voto. Hasta en la Rambla hay trileros más honestos. En estas estamos. Vamos para cuarenta años de democracia y persiste un frente de insumisión que sigue saltándose a la torera la ley y lo que dicen los tribunales. Para que luego diga Mas que no hay tradición taurina en Cataluña. ESPAÑA