Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MARTES, 21 DE ENERO DE 2014 abc. es españa ABC El Rey recibe a dos guardias civiles que le protegieron de niño en Las Jarillas Uno de ellos envió una carta que emocionó a Don Juan Carlos y provocó el reencuentro ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID INMIGRACIÓN Un muerto en una patera y otro asalto a la valla aumentan la tensión en Melilla ABC MELILLA El Rey recibió ayer en el Palacio de la Zarzuela una visita muy especial que le recordó sus primer as vivencias en España, cuando era el Heredero de una Monarquía en el exilio y afrontaba un futuro incierto. Don Juan Carlos tenía diez años cuando pisó por primera vez tierra española y se le instaló en Las Jarillas, una finca situada en los alrededores de Madrid (carretera de Colmenar Viejo) que Alfonso Urquijo, un amigo de Don Juan de Borbón, puso a disposición del entonces Príncipe. Las Jarillas fue para aquel niño su primer hogar en España y su escuela. Dos de los guardias civiles que hace 66 años estuvieron destinados en la finca para proteger a aquel niño acudieron ayer a visitar al Rey: José Velasco García, de 94 años, y Antonio Jodrá, de 90. Según explicó el propio Monarca, el reencuentro con los guardias civiles se produjo después de que uno de ellos, José Velasco, enviara una carta que emocionó a Don Juan Carlos. Don Juan Carlos recibe al guardia civil retirado José Velasco POOL Orgulloso de la misión Entre las muchas misivas que ha recibido el Rey tras sus operaciones, se encontraba la de Velasco, que le deseaba una pronta recuperación tras la última intervención de cadera y le pedía que hiciera caso a los médicos porque le necesitamos Su Majestad era un niño sano y fuerte y yo era un joven guardia civil orgulloso de la misión encomendada comentaba Velasco en la carta que acabó desencadenando el reencuentro. Ayer, antes de estrechar a Velasco en un abrazo, el Rey comentó a los periodistas: Era cabo primero en Las Jarillas cuando yo estuve aquí por vez primera Velasco pasó al despacho acompañado por su esposa y con un bastón. Tú estás con bastón, yo todavía no he llegado le dijo Don Juan Carlos. Tras Velasco, pasó Jodrá, que fue componente de la escolta primitiva también con su esposa. ¡Qué gusto verles! exclamó el Rey, y les invitó a sentarse para conversar. Jodrá le preguntó ¿qué tal la pierna? Mucho mejor, mucho mejor respondió. Ya en privado, el Monarca estuvo conversando con los dos matrimonios y recordando aquellos primeros años en España. El entonces Príncipe, que nació en Roma en el exilio y después se trasladó con su familia a Lausana (Suiza) pisó por primera vez España el 9 de noviembre de 1948. Don Juanito, como le llamaban sus compañeros, Recuerdo de aquella época No creas que nos trataban a cuerpo de rey... Dado quienes éramos, teníamos que dar ejemplo se adaptó rápidamente a su nuevo hogar de Las Jarillas, pues en el internado de Friburgo (Suiza) al que le enviaron con ocho años, se había acostumbrado a vivir alejado de su familia. En Las Jarillas se improvisó también un colegio en el que compartió aula con otros alumnos: su primo el Infante Don Carlos de Borbón- Dos Sicilias, Alonso Álvarez del Toledo, Jaime Carvajal y Urquijo, Fernando Falcó, Agustín Carvajal Fernández de Córdoba, Alfredo Gómez Torres, Juan José Macaya y José Luis Leal Maldonado. Años después, el Rey recordaría así su paso por Las Jarillas: No creas que nos trataban a cuerpo de rey. De hecho, nos hacían estudiar mucho más que en un colegio ordinario, pues dado quienes éramos teníamos que dar ejemplo según relata Paul Preston en su biografía Juan Carlos Un inmigrante de origen subsahariano murió ayer tras lanzarse al mar en aguas del puerto de Melilla desde la patera en la que viajaba junto a otras doce personas. Este suceso se une al asalto a la valla de unos 250 sin papeles, de los que medio centenar lograron acceder a la ciudad autónoma. La patera con los trece subsaharianos fue avistada sobre las seis de la mañana en la zona de las escolleras del puerto. Los trece inmigrantes se lanzaron al agua cuando vieron llegar a la lancha de los submarinistas de la Guardia Civil, que salió a interceptar la embarcación. Los propios agentes, desde su lancha, empezaron a rescatar a los inmigrantes, ayudados desde tierra por otros guardias civiles, pero uno de los subsaharianos fue encontrado inconsciente. Los agentes trataron de reanimar al inmigrante, lo que no fue posible. Por otra parte, otros 50 subsaharianos pudieron llegar ayer a Melilla después de una avalancha sobre la valla. Los hechos ocurrieron pasadas las nueve de la mañana cuando unas 250 personas se lanzaron sobre la doble alambrada de seis metros de altura cada una por la zona de los Pinares de Rostrogordo, cerca de los cortados de Aguadú. Tanto la Guardia Civil como la Policía marroquí hicieron frente al asalto con material antidisturbios. Hubo un herido entre los inmigrantes y ninguno de la Guardia Civil, cuyos hombres tienen que sortear también los palos y piedras que emplean los sin papeles NUEVAS REIVINDICACIONES Gamonal no volverá a manifestarse I. J. ABC BURGOS Los vecinos del barrio burgalés de Gamonal, en principio no volverán a manifestarse. Así lo acordó ayer la asamblea tras la nueva marcha reivindicativa, en la que participaron más de mil personas. No ha va a haber más manifestaciones aseguró a Servimedia Manolo Alonso, erigido en portavoz del movimiento vecinal de las ya paralizadas obras para convertir la calle Vitoria en bulevar. La decisión llegó tras una nueva marcha reivindicativa hasta la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento de la ciudad y está pendiente de que el consistorio cumpla su compromiso Ayer, media doce de operarios llevaron las primeras vallas para perimetrar la obra y tapar las zanjas abiertas. La manifestación de ayer tenía como objetivo pedir la absolución de todos los detenidos tanto en Burgos 46 personas fueron arrestadas, de ellas 11 eran menores, y seis llegaron a entrar en prisión como en otras ciudades donde se han producido también disturbios tras las protestas de apoyo. Además, entre sus reclamaciones también figura exigir a ambas instituciones que no se personen como acusación particular por los daños causados en los actos violentos que durante seis días dominaron las noches de Gamonal. Solo el Ayuntamiento ha cuantificado en más de 66.000 euros el coste por los casi cien contenedores destrozados y las marquesinas hechas añicos. Para hoy estaba previsto que los vecinos entrasen de forma pacífica en los bancos para pedir también que no se presenten como acusación particular en los juicios que se celebren por los destrozos. Mientras, un informe de la Policía al que ha tenido acceso ABC asegura que, a medida que se aproximaba el inicio de las obras, grupos radicales y del movimiento 15- M fueron tomando protagonismo y que, además, fueron los encargados de ir potenciando las protestas.