Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ENFOQUE MARTES, 21 DE ENERO DE 2014 abc. es ABC Abajo, Nadal sopla sobre su mano para ventilar su llaga, que aparece a la derecha de estas líneas El tenista pasa a cuartos de final en Melbourne Nadal se deja la piel Rafa Nadal se dejó ayer la piel en las pistas de Melbourne. También una de sus zapatillas. El tenista español alcanza los cuartos de final del torneo australiano, donde le espera Grigor Dimitrov, después de una eliminatoria frente a Nishikori 7- 6 (3) 7- 5 y 7- 6 (3) en la que sufrió más de lo previsto. Una llaga abierta en la palma de su mano izquierda puso de manifiesto el desgaste extremo al que Nadal se somete para superar los obstáculos de una prueba de Grand Slam. Si sigo así me la voy a destrozar dijo el número uno de la ATP en referencia a su mano y al estado de una herida que, reconoció, no es dolorosa, pero sí difícil de cubrir Si lo hago me impide sentir la bola y la raqueta añadió Nadal, que volvió por sus fueros más rebeldes al criticar la actuación de la juez del encuentro. Necesitamos dijo árbitros que entiendan el juego DEPORTES AFP Gran Oficial de la Orden del Infante Don Henrique Cristiano, patrimonio nacional Ídolo del madridismo, Balón de Oro de la FIFA y, desde ayer, Gran Oficial de la Orden del Infante Don Henrique. Cristiano Ronaldo forma parte desde hace años de una aristocracia deportiva cuyos títulos están certificados con goles, pero Portugal necesitaba ficharlo y condecorarlo con una de sus máximas distinciones. Y es que la estrella del Real Madrid, blanco y radiante, también viste la camiseta de la selección lusa, condición a la que ayer se refirió Aníbal Cavaco Silva durante el acto celebrado en el palacio de Belém. En un momento en el que Portugal precisa tanto de la unión de todos, las victorias de Ronaldo son un motivo de alegría y energía señaló el presidente portugués tras nombrar Gran Oficial a un futbolista convertido en emblema de una afición y, al otro lado de la frontera, en héroe nacional. DEPORTES Cristiano Ronaldo, ayer, tras ser condecorado AFP