Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 GENTESTILO SAPRISTI SÁBADO, 4 DE ENERO DE 2014 abc. es estilo ABC EL ESPÍA Ana Boyer y Verdasco en el torneo de Doha Ana Boyer, la hija de Isabel Preysler y el exministro socialista Miguel Boyer, sigue ejerciendo de pareja del tenista Fernando Verdasco, con quien sale desde hace algunos meses. Los novios fueron vistos en algunas de las zonas más turísticas de Doha, donde se está jugando el prestigioso torneo. La alegría les duró poco, pues el tenista fue eliminado en segunda ronda. Tigres, leones y Sarah Ferguson ROSA BELMONTE Chupitos y flamenco para Olivia de Borbón Madrid. Viernes 27 de diciembre. El último fin de semana del año llegó con lluvia torrencial a la capital, pero el diluvio no impidió a Olivia de Borbón (39) disfrutar de la noche. En un reservado de la discoteca B 12, situada en la plaza de los delfines, este espía vio a la hija del duque de Sevilla departir con sus amigos tras acudir al concierto del cantante Juan Peña. Olivia y sus compañeros fueron agasajados con probetas rellenas de Jägermeister y estuvieron en el local hasta la madrugada. FALTA TORREBRUNO. La fiesta con bichos de Kiko Rivera lleva camino de convertirse en el nuevo cumpleaños de Ronaldo. Solo falta Torrebruno cantando Tigres, tigres, leones, leones... para que la chufla aumente. Al ver la foto de Anabel Pantoja con el cachorro, al ver el esmoquin del que lo sujetaba y el traje largo ella, no puedo evitar trasladarme a Las Vegas. A la ciudad del pecado y el irresistible mal gusto. A los alucinógenos espectáculos de los ilusionistas Siegfried Roy, que acabaron el 3 de octubre de 2003 cuando un tigre blanco se lanzó al cuello de Roy (el moreno) Porque a los leones, a los tigres y a los dragones de Komodo (que se lo digan al ex de Sharon Stone cuando uno casi se come su pie) los carga el diablo. Tras acercarse al público y desobedecer las órdenes, la mandíbula de Montecore, el tigre, se dirigió al cuello de Roy. Y Siegfried gritando No, no, no Pero la fiera no soltaba la presa. Estaba usando la yugular como hilo dental. Por supuesto, muchos creyeron que era parte del show. El suelo estaba lleno de sangre y Roy, apenas consciente, solo pudo murmurar: No maten al tigre Que, vaya, no es lo que parece. LA MUERTE DE CURRUPIPI. Para el hombre de gusto, lo importante es la forma de morir (para el elegante, la de matar) escribe María Vela Zanetti en Maneras de no hacer nada Morir de un bocado de tigre parece cosa de buen gusto. Que el tigre sea blanco e ir vestido como Siegfried Roy, que al final no murió, ya empieza a parecer una grandísima ordinariez. Poseer ese tipo de animales, montar juergas con ese tipo de animales, también. Solo hay que ver qué especímenes humanos tienen esas querencias. En la casa de Rodríguez Menéndez había tigres (Coco nis reno) Siegfried Roy, ilusio al cuello de Roy (el mo tigre blanco se lanzó un 2003 tas en Las Vegas hasta que en y Shakira) Currupipi, el de Jesulín de Ubrique, vivía en Ambiciones. Jesulín grabó un disco. En eso se adelantó a Kiko Rivera. También hubo al menos tres recopilatorios musicales llamados Currupipi Mix Y, mira, por fin el jueves nos enteramos de cómo o de qué murió Currupipi. La garganta profunda (y boca enorme) fue Belén Esteban en Sálvame Según contó, para limpiar la jaula lo sedaban, lo anestesiaban. Un día se les debió de ir la mano. Murió como Michael Jackson. Como una estrella. OTRA LEONA. Otro asunto. En cuanto hospitalizaron en Houston a Barbara Bush, Bill Clinton deseó en Twitter su rápida y total recuperación (a la vez, otros le deseaban la muerte, que ceporros y malvados hay en todos lados, no solo en las puertas de La Paz) Aunque ganara a George H. W. Bush Los hijos de Donald Trump, en Punta del Este A este espía le han contado que los hijos del magnate inmobiliario Donald Trump se encuentran en las playas de Punta del Este. Ivanka y Eric Trump están promocionando una torre de 23 plantas para ricos y famosos. Vega RoyoVillanova, Kale von Bismarck, Luziah Hennessy y Charles Taittinger también están descansando en Punta. en 1992, Clinton es una persona muy cercana a la familia. Incluso ha llamado en público madre a Barbara Bush. Y fue su acompañante en el funeral de Betty Ford. Barbara hasta habló de su marido como el padre que Clinton nunca tuvo y llegó a sorprenderse de que el tipo le hubiera llegado a gustar. Hombre, hay que acordarse de lo que dijo tras el escándalo Lewinsky: Clinton mintió: a un hombre se le puede olvidar dónde ha aparcado el coche, pero a nadie se le olvida si ha tenido o no sexo oral, por malo que haya podido ser Aunque también parece una frase cariñosa. Como cuando la reina madre vio la casa de su nieto Andrés de Inglaterra en Sunninghill: Si has pasado la mayor parte de tu vida en un barco de guerra, es lógico que carezcas de gusto Lo mismo vas y pones un león en tu salón. O una Sarah Ferguson. NO SE PIERDA Imitación a la vida R. B. La muerte el miércoles de la actriz Juanita Moore a los 99 años es una buena excusa para volver a ver Imitación a la vida (1959) de Douglas Sirk. El melodrama entre los melodramas. Juanita Moore era la negra (Lana Turner, la blanca) Al principio de la película decidían irse a vivir juntas, como Cristina Almeida y María Barranco. Annie (Juanita Moore) tenía al final un funeral que ni Tierno Galván y sus cursis carrozas. Sobre todo porque la gran Mahalia Jackson no cantó Trouble of the world en el funeral de Tierno. Lana fue muy lista, renunció a su salario a cambio de una participación en los beneficios y se embolsó dos millones de dólares. Para promocionar la película no se necesitó mucho. El marketing de Lana Turner y su incidente familiar fueron suficientes. En 1958, su hija había acuchillado hasta la muerte a Johnny Stompanato, novio de la madre.