Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 4 DE ENERO DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 63 Cercano Sus admiradores siempre tuvieron la respuesta del torero gaditano Transgresor Fue capaz de morder el pitón de un toro y picar algunos de los toros que estoqueaba Dos hijas y un hijo Jesús Janeiro Bazán tiene tres hijos. La mayor, Andrea, es fruto de su relación con Belén Esteban. Después se casó con María José Campanario, con quien tiene dos hijos, Julia y Jesús Alejandro, que le aportan estabilidad Solo para mujeres Inventó las corridas solo para féminas y revolucionó el panorama taurino en los ruedos: el temple y la técnica, cualidades que hicieron de Jesulín una primera figura. No entro a valorar esta cuestión, pero te diré que en esta profesión nadie regala nada. Salíamos a cortarnos el cuello. Oye, que estar cuatro o cinco años arriba, echándome de comer aparte, matando lo que saliese por los chiqueros y toreando con todos, eso es por algo. Tengo valor y las cualidades que he tenido las supe aprovechar. Cuando uno ha estado ahí arriba tanto tiempo, es porque algo tiene. Y además hay que saber sobrevivir. Y yo he sabido hacerlo Polémico He sido espontáneo y también impulsivo. Lo mismo cantaba que toreaba. Pero luego salía al ruedo y formaba los líos que formaba Toreo estandarizado Cantar y torear... ¿Le marcaron esas tardes de polémica, de corridas solo para mujeres, de ir en moto vestido de luces, de ponerse el amarillo? Es claro Jesús: Es verdad que eso ha podido marcar mi carrera en muchos momentos. Pero, sobre todo, he sido espontáneo y también impulsivo. Lo mismo cantaba que toreaba. He hecho cosas que ahí están. Pero después había algo fundamental: ¿cómo te aguantaban? Porque era capaz de salir al ruedo y torear y formar los líos que formaba. De nada sirve montarte en un toro, cantar y todo En mi época había tíos con arte, explosivos, malajes. Hoy me siento en un tendido y sé lo que va a pasar Dignidad No toreo porque pido la pasta por delante. Que te contraten, no te paguen y sigan dando toros... yo no paso por el tubo. Yo toreo gratis si me da la gana a mí eso si luego no eres capaz de responder. Entonces hubiese sido un chufla Todo aquello, la competencia y la espontaneidad, parece haberse perdido. Al menos para Jesulín. El toreo no se puede basar en sota, caballo y rey. En mi época había tíos con arte, explosivos, malajes... en el toreo tiene que haber diez o doce toreros que tengan interés para los empresarios, para el público, para los aficionados. Yo, ahora mismo, con todos los respetos, me siento en un tendido y sé lo que va a pasar. No quito méritos a nadie, pero hay que renovar. Si pudiésemos tener, ahora mismo, tres o cuatro toreros de mi época, de ese nivel, sería extraordinario. Fíjate en una cosa: del primero al quinto pasábamos de las cien corridas toreadas cada año; y los seis o siete siguientes estaban entre las sesenta y las setenta corridas. Ahora llega uno a las treinta y dice que está cansado. ¿Cansado? Así está el toreo ¿Y por qué no sigue toreando Jesulín? Otra respuesta clara y contundente. No toreo porque pido la pasta por delante. Tengo enmarcados en casa unos pagarés por 120.000 euros que me deben. Y esos que me los deben siguen dando toros. Por eso no toreo. El pasado año me ofrecieron una exclusiva por veinte corridas de toros y dije que de acuerdo, pero a diez millones por tarde y quince en las plazas de primera. Y que cuando fuese a la plaza ya estuviese el dinero en mi cuenta. Hasta hoy Yo he toreado continúa Jesulín todo lo que me han pedido por buenas causas, y cuando he visto a un empresario apurado de verdad le he echado una mano en el dinero. Pero que te contraten, no te paguen y sigan dando toros... yo no paso por el tubo. Y lo peor de todo es que muchas figuras de ahora te lo comentan, se quejan, pero luego siguen así. Yo toreo gratis si me da la gana a mí Todo ello tiene un componente fundamental: su estabilidad personal. Si no la tuviese, estaría tragando lo que fuera. Lo poquito que he tenido he sabido invertirlo. Yo no he abarcado más de lo que me han permitido mis posibilidades. Por eso estoy donde estoy ¿Y dejaría que su hijo fuese torero? Ahora está todo muy mal en el toreo y piden mucho dinero para montar espectáculos. Pero si mi hijo quisiera ser torero, si fuese de verdad, por derecho, quemaba el cortijo si hiciera falta con tal de sacarlo adelante sentencia orgulloso.