Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 4 DE ENERO DE 2014 abc. es estilo GENTESTILO 61 El diseñador argentino Benito Fernández posa para ABC en el hotel Westin Palace de Madrid Sangre azul, vestido... Su color preferido es el rojo. Por eso le gusta Valentino. Pero también le sientan bien los dorados y los pasteles Secretos Hay que tener cuidado con su altura. Por eso le hago chaquetas cortas, al cuerpo, y faldas que le marcan la cintura dado con su altura. Al ser tan alta, le hago chaquetas muy cortas, más al cuerpo, para no agrandar la espalda, y faldas que le marcan la cintura. ¿Qué colores le sientan bien? -Su preferido es el rojo. Por eso le gusta Valentino. Pero también le sientan bien los dorados y los pasteles. Le agrada la ropa que marca su figura. Y arriesga todo el tiempo. El vestido que lució para la boda de Nicolás de Grecia y Tatiana Blatnik está cortado todo a tijera. Eligió un vestido estampado, con colores intensos, para una boda real. Muy pocas se animan a eso. Ahora volvió a lucirlo en su visita a las Antillas. Por eso digo que Máxima no es convencional. Arriesga riéndose, arriesga llorando, arriesga con su vestuario y siempre gana. Pero también sabe cuál es su lugar. Para el acto de abdicación de la Reina Beatriz, eligió un vestido color pastel, muy sencillo, low profile, porque ella sabía que ese no era su momento. En cambio, para la coronación lució un ves- ÓSCAR DEL POZO tido azul real que la hacía parecer una auténtica reina. ¿Se cotiza más siendo el diseñador de una reina? -Durante siete años muy poca gente supo que yo diseñaba para Máxima. Y tampoco me interesaba que se supiera. Nunca he querido aprovecharme de nuestra relación. Yo podría haber abierto tiendas en los Países Bajos, pero no lo hice. Gracias a ella me siento más seguro de mí mismo, y se lo agradeceré toda la vida. Que una reina te elija y repita vestidos tuyos es la cumbre de un diseñador. Ya no puedo aspirar a más. De hecho, doy pocas entrevistas para hablar de mi trabajo con ella. ¿Sus clientas plebeyas le piden que les haga lo mismo que a Máxima? -Por supuesto. Pero nunca les hago exactamente lo mismo. ¿Y recibe pedidos de otras royals -No. Tampoco lo he buscado. Me gusta trabajar con mujeres modernas y no sé si podría vestir a todas las princesas. Máxima cumple con el protocolo, pero sabe destacar y romper las normas. Pocas princesas pueden competir con ella. ¿Qué talla tiene Su Majestad? -Es secreto de Estado (risas) Todas mis clientas, no solo Máxima, son reinas para mí, y sus tallas jamás se revelan. Top secret. Usted me pregunta y yo digo lo que quiero (risas) ¿La Reina paga todos sus vestidos? -Por supuesto que paga todos sus vestidos. Algunos diseños se los he regalado, pero por lo general ella paga todo. Es una mujer muy coherente en ese aspecto, no es excesiva. Por eso los holandeses la quieren tanto. ¿Cuánto cuesta vestir como una reina? -No hablo ni de las tallas de mis clientas ni de los precios. Solo puedo decirle que en mis tiendas vendo productos que están entre 20 y 6.000 euros. Mi marca es democrática, para todo el mundo. También para reinas. Al servicio de Su Majestad (1) Vestido de encaje que usó para el 60 aniversario del Rey de Suecia. (2) Falda y top para su primera visita a Suramérica. (3) Vestido de buclé de lana francés para la apertura del Parlamento holandés en 2004. (4) Vestido rojo de shantung de seda, de 2006. (5) Falda y top para su visita oficial a Brasil. (6) Gala en Honor de la Reina Beatriz, en 2005. (7) Vestido- abrigo para su visita oficial a Omán. (8) Vestido con top en seda salvaje. (9) Vestido en shantung de seda para su gira por Brunéi y Singapur. (10) Vestido en batik para la boda de Nicolás de Grecia.