Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA DOMINGO, 29 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es españa ABC Dos años ¿ya son bastantes? Rajoy dice no pensar en cambios pero las elecciones europeas se le vienen encima CURRI VALENZUELA L os trece componentes del Gobierno de Mariano Rajoy sabían que se iban a comer el turrón en sus cargos porque el presidente dijo que no cambiaría a ninguno de ellos antes de Navidad. Pasados los Reyes, ya no están tan seguros de que seguirán. En su rueda de prensa del viernes, Rajoy contestó con un yo no descarto nada cuando le preguntaron sobre una posible crisis con motivo de la elaboración de las listas europeas. No le ha dedicado, dijo, ni un minuto al asunto Quizás le faltó añadir la palabra todavía porque las fechas se le vienen encima; porque esa lista puede incluir a uno o varios ministros; porque también tienen que producirse cambios en las direcciones regionales del PP y, según admiten en voz baja los afectados, el Gabinete carece de cohesión, con varios de sus titulares quemados y alguno con la vista puesta en la puerta que señala la salida. No es ese el caso de la vicepresidenta, aunque en el PP circulan rumores que colocan a Soraya Sáenz de Santamaría como candidata a la alcaldía de Madrid. Se da por hecho que Rajoy no querría prescindir de quien coordina toda la acción del Gobierno ni aún para aprovechar su popularidad para asegurar la plaza de la capital. Tampoco dejaría marchar, salvo por causas mayores, a los cuatro ministros que no le han creado un solo problema: Ana Pastor, José Manuel García Margallo, Fátima ANGEL DE ANTONIO Los discutidos y el núcleo duro Gallardón y Montoro son los ministros que más dolores de cabeza causan en La Moncloa mientras Fernández Díaz y Ana Pastor forman parte del núcleo duro de Rajoy Báñez y Miguel Arias. La titular de Fomento ha sacado adelante todos sus proyectos sin hacer ruido y destacó por su gestión del accidente ferroviario de Santiago; el de Exteriores es el principal artífice del logro del que el presidente dice sentirse más orgulloso, haber mejorado la imagen exterior de España; la de Empleo es autora de la reforma más alabada en el mundo económico, la laboral, y mantiene muy buenas relaciones con los líderes sindicales; el de Agricultura ha conseguido contentar a los agricultores con su negociación de la PAC y a los pescadores con el convenio con Marruecos. Miguel Arias es, sin embargo, el único ministro que quiere irse para ser Comisario europeo, lo que se produciría el próximo mes de octubre y quizás se marche antes si, como promueven en el PP, encabeza la lista de las europeas. Fátima Bañez, por el contrario, no desea trasladarse a donde de vez en cuando se le ocurre a su partido: la candidatura a presidenta de la Junta de Andalucía. Los demás hablan poco de sus posibles idas y venidas. Alberto Ruiz- Gallardón sí ha anunciado que después de su paso por el Ministerio de Justicia abandonará la política y Cristóbal Montoro comenta frecuentemente que después de ser titular de Hacienda seis años tiene cubiertas todas sus aspiraciones. Gallardón y Montoro son los miembros del Ejecutivo que más dolores de cabeza causan en La Moncloa. El primero, al que varios de sus compañeros achacan que nunca se haya integrado en el Gabinete como uno más, por sus malas relaciones con jueces y fiscales y con la dirección del PP. Rajoy le desautorizó el viernes cuando dejó abierta la puerta a una reforma de la Ley del Aborto el mismo día en el que el ministro aseguraba en la portada de ABC que no se le iba a cambiar ni una coma. Al segundo le están perdiendo sus broncas y declaraciones polémicas, criticadas por la prensa a todo volumen y por sus propios colegas en voz baja. Pero el momento, a punto de poner en marcha la prometida reforma fiscal, desaconseja su cese. José Ignacio Wert y José Manuel Soria, dos de los ministros más criticados, no parecen tocados con el presidente. La bronca en la izquierda mediática por la Ley de Educación y la fallida subida monumental del recibo de la luz no se atribuyen en Moncloa a defectos en la gestión de uno y del otro. Y los ministros de Educación e Industria forman parte de lo que se considera el núcleo políticamente duro del Gobierno, formado por ellos, el titular de Interior, Jorge Fernández, Pastor, Margallo y Arias, que son con quienes Rajoy debate los temas políticos, desde Cataluña a la situación del partido. Fuera de ese núcleo duro, pero cerca de él, se ubica a Luis de Guindos por su amistad con varios de esos ministros y porque ahí no se incluye a Cristóbal Montoro, con quien ya no tiene enfrentamientos, pero tampoco cercanía más allá de lo necesario. Y más separada aún de todos, Ana Mato, la ministra de Sanidad, que va por libre pero bajo la protección del presidente. Solo queda recordar al ministro del que pocos se acuerdan, Pedro Morenés. Apreciado, dicen, por su buena gestión de Defensa con muy escasos recursos, mantiene un perfil tan discreto que uno de sus colegas de lengua afilada le ha bautizado con el mote de El soldado desconocido Gallardón recibe apoyos del PP y del Gobierno a la ley del aborto ABC MADRID El ministro de Industria, José Manuel Soria, quiso ayer cerrar filas con el titular de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, ante la polémica abierta tras la presentación del anteproyecto de ley del aborto que defendió como un texto equilibrado como hizo el día anterior el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En la misma línea, Soria reconoció la existencia de opiniones discrepantes con la reforma en el seno del PP pero restó importancia a las mismas. Es verdad que hay esas diferencias, pero no son mayores que las que hay en otras formaciones subrayó. De hecho, no fue el único dirigente popular que salió en defensa del texto. El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, calificó el anteproyecto como un notable avance en la protección de la vida del concebido y, en su blog personal y en un artículo publicado en la edición valen- Juan Cotino MIKEL PONCE ciana de ABC, comparó con Herodes a todos aquellos que defienden el aborto en su blog. El PSOE, por su parte, volvió a dejar claro que la interrupción del embarazo será uno de sus caballos de batalla en los próximos meses con el secretario de Organización, Óscar López, considerando que mucha gente (en el exterior) mira a España preocupada porque las noticias que le llegan son las de un país que retrocede En las calles, en cambio, al menos ayer, más voces a favor de la nueva ley con acciones convocadas en distintos puntos de la geografía por grupos provida.