Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 29 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es PRIMER PLANO 23 SALIDA DE LA CRISIS los asuntos de los que depende la consolidación de la recuperación, y empresarios y sindicatos creen que debería cerrarse este próximo año. Por último, la conclusión de la reforma energética y la creación de un marco estable y previsible que permita a la industria tener unos costes energéticos razonables, que no echen por tierra la competitividad ganada y la incipiente recuperación, es otra de las reclamaciones de los agentes económicos y sociales. Si estos deberes se hacen, la economía española reforzará su potencial de crecimiento y las cifras de PIB y de empleo podrían ser incluso mejores que las estimaciones oficiales. En este contexto, la economía española podría avanzar por encima del 1 lejos del 0,7 que marcan los Presupuestos Generales del Estado como previsión oficial. También podría repuntar el consumo más de lo previsto, apuntalando una recuperación hasta ahora basada casi exclusivamente en el sector exterior. En lo que sindicatos y gestores de empresas no se ponen de acuerdo es en las fórmulas para crear más empleo. Mientras los grandes ejecutivos aplauden la reforma del mercado laboral y apuestan por seguir ganando competitividad, las centrales sindicales y el PSOE creen que habría que derogar la norma y acabar con las caídas de los salarios y las mínimas subidas de las pensiones, y apuestan por mejorar las rentas para impulsar el consumo. Del mismo modo, mientras los directivos de las compañías creen que se debe continuar con los ajustes en el sector público, los sindicatos piden una reducción del ritmo de los ajustes, de modo que España tenga más tiempo para llegar al 3 de límite comprometido con Bruselas para el año 2016. Sea como fuere, y si este año 2013 ha sido el año en que España salió de la recesión, todos los consultados confían en que 2014 sea el de la ansiada salida de la crisis. ED CAROSÍA ISIDRO FAINÉ PTE. GRUPO LA CAIXA IGNACIO S. GALÁN PTE. DE IBERDROLA CRISTÓBAL MONTORO MINISTRO DE HACIENDA J. M. VILLAR MIR PRESIDENTE DE OHL ANTONIO HUERTAS PRESIDENTE DE MAPFRE Perspectivas favorables Las perspectivas económicas son claramente favorables. Sin embargo, los riesgos persistirán e irán ligados a la gestión de la política económica y, especialmente, a la retirada de los estímulos monetarios. En España, esperamos una recuperación moderada pero suficiente para cambiar el tono del mercado laboral. El sector exterior continuará ejerciendo de motor de la recuperación, y la demanda interna ganará tracción. En definitiva, hemos dejado atrás las mayores dificultades de la recesión y las tensiones financieras. Ahora hay que aprovechar las oportunidades que nos ofrece el futuro, con sentido de la responsabilidad y espíritu emprendedor. Aumentar la competitividad El año 2013 ha supuesto un punto de inflexión en la economía española. Las reformas estructurales acometidas y el esfuerzo de trabajadores y empresarios han permitido superar la recesión, mejorar nuestra competitividad y preparar las bases para la recuperación. En 2014 todas las previsiones apuntan hacia un crecimiento del PIB y del empleo. Las reformas pendientes, entre ellas la energética, deben crear marcos que favorezcan la competitividad de nuestras empresas y las inversiones productivas de los sectores con mayor capacidad para dinamizar el conjunto de la actividad económica, como es el caso del eléctrico. A la puerta de la Habrá creación recuperación neta de empleo Las reformas que hemos puesto en marcha han permitido recuperar nuestra credibilidad en los mercados financieros internacionales. Durante estos dos últimos años, se ha aplicado un ambicioso programa de consolidación fiscal y un amplio plan de reformas estructurales. El esfuerzo ha merecido la pena. Se han sentado las bases para la corrección de los principales desequilibrios heredados, dando paso a un punto de inflexión. 2014 dará continuidad a nuestro impulso reformista, con el ánimo de consolidar la recuperación económica, dar comienzo a la creación de empleo, y en definitiva mejorar el bienestar de todos los ciudadanos. La senda alcista que ha seguido la economía española en 2013, saliendo de la recesión en el tercer trimestre, y que puede presentar en este último trimestre un alza en torno del 1 me anima a seguir siendo positivo en mi pronóstico de que en 2014 será posible la creación neta de empleo sobre la base de un crecimiento no inferior al 1 y gracias a la mayor flexibilidad de la economía por la reforma laboral. Confío también en que el Gobierno continúe las reformas Administración, energía y unidad de mercado, entre otras y se siga avanzando en la internacionalización y la innovación. Así España volverá a una senda de crecimiento sólido y sostenible. Potencial de futuro Esperamos que 2014 sea el año del inicio de la recuperación económica y, sobre todo, el año en el que se confirme el cambio de tendencia en el mercado laboral, el mayor de nuestros problemas. La mejora de la actividad vendrá impulsada, tanto por el dinamismo del sector exterior, como por un cierto auge de la demanda interna. Hay que tener en cuenta que la crisis ha sido muy profunda, por lo que se tardará en recuperar los niveles de crecimiento y actividad propios del tamaño y capacidad de nuestro tejido productivo. No obstante, somos optimistas respecto al potencial de futuro que tiene nuestro país.