Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO DOMINGO, 29 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es ABC 2014, EL AÑO DE LA ABC sondea las perspectivas de 20 líderes políticos y económicos Presidentes y consejeros delegados de las principales empresas del país, responsables económicos de España y Europa, líderes políticos, agentes sociales y economistas de prestigio comparten con ABC sus expectativas para el próximo ejercicio. Hay unanimidad en que lo peor ha pasado y en que 2014 es un año para la esperanza, pero también una amplia mayoría coincide en que aún queda mucho por hacer. Aunque hay bastante consenso en que es más que probable que el próximo año se creará empleo neto, también señalan que en un país con casi seis millones de parados, la reducción del desempleo y la creación de puestos de trabajo es el principal reto tanto para el Gobierno de Mariano Rajoy como para las empresas. Una amplia mayoría de los empresarios consultados piden al Ejecutivo popular que no baje la guardia y continúe con el proceso de reformas emprendido. En concreto, abogan por mantener la senda de consolidación fiscal y los necesarios ajustes en la administración. Zanjar el proceso de reestructuración de las entidades financieras para que el crédito vuelva a fluir hacia empresas y familias es otro de OLLI REHN VICEPTE. DE LA CE FRANCISCO GONZÁLEZ PRESIDENTE DE BBVA LUIS DE GUINDOS MINISTRO DE ECONOMÍA ANTONIO BRUFAU PRESIDENTE DE REPSOL A. PÉREZ RUBALCABA SECRT. GENERAL PSOE Reforzando la recuperación La economía europea está emergiendo de la recesión y en 2014 el crecimiento se irá fortaleciendo gradualmente. Y también hay señales alentadoras en España. El sector bancario español ha sido reparado y las importantes reformas están creando las condiciones para una recuperación duradera y para la creación de empleo. Si España mantiene el rumbo de las reformas, podemos tener confianza en una mejora continua del crecimiento y del empleo. Eso serán sin duda buenas noticias, no solo para los españoles, sino también para todos los europeos que, como yo, deseamos éxito para España. Todavía queda Un año para la mucho por hacer esperanza Este año 2013 ha sido muy duro, pero se han hecho importantes avances. Las perspectivas comienzan, por fin, a mejorar. Pero será una mejora aún modesta y su continuidad no está garantizada. Nos queda mucho por hacer. Debemos atacar con rigor el gasto público que no tiene efectos positivos desde el punto de vista económico o social y seguir con las reformas para crecer de forma sostenida. Para ello, tenemos una ventaja que muchos no tienen: un gobierno con amplia mayoría para tomar decisiones valientes. Aprovechémosla y esperemos que puedan articularse gobiernos fuertes para años sucesivos. El año que empieza va a ser el de la esperanza, el de la recuperación económica. Dejamos atrás cinco años de crisis, la más dura de nuestra historia democrática, y entramos en un periodo en el que veremos datos cada vez más positivos. Los indicadores empiezan a apuntar que los sacrificios no han sido en balde. Los esfuerzos realizados por la sociedad española en los últimos dos años empezarán a tener recompensa en forma de creación neta de empleo. Todavía queda camino por recorrer y hay que perseverar en las reformas, pero hemos sentado las bases para un crecimiento más sano y duradero. El esfuerzo debe Derogar ir a crear empleo medidas injustas La economía española cerrará 2013 en crecimiento durante los dos últimos trimestres, si bien el PIB anual medio será un 1,3 %i nferior al de 2012. Las decisiones tomadas en los dos últimos años ya están dando sus frutos y en 2014 el crecimiento será positivo. El dinamismo del sector exterior continuará siendo clave, mientras que la potencial creación de empleo ante la recuperación económica se traducirá en una progresiva mejora de la demanda interna y de la confianza de los consumidores. El esfuerzo deberá dirigirse, sin ninguna duda, a la creación de empleo, objetivo al que debemos contribuir todas las empresas españolas. Tras dos años de recetas económicas equivocadas, más que escribir sobre lo que espero (o me temo) que ocurra, quiero hacerlo sobre lo que deseo que le suceda a la economía española en 2014. Creo que debería producirse un cambio de las políticas económicas del Gobierno español y de la UE para estimular el crecimiento y crear empleo para los millones de parados, que siguen sufriendo en primera persona la crisis. Me gustaría también que el Gobierno anulara las decisiones injustas que solo provocan desigualdad como la reforma de las pensiones, la reforma laboral, el copago y los recortes sanitarios o la reducción de las becas.