Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ENFOQUE DOMINGO, 29 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es ABC semana La foto de la Mujica presenta a su ministro de Economía Las sandalias del presidente LUIS DEL VAL El Papa Francisco asombró al mundo al renunciar a los zapatos rojos y calzar las gastadas botas de siempre, y el presidente de Uruguay ha llamado la atención por presentar a su nuevo ministro de Economía calzado con unas sandalias abiertas. A mí un gesto me subyuga bastante poco, sea de un Papa o de un presidente de Gobierno, porque un gesto no cuesta demasiado esfuerzo y está al alcance de cualquiera. Otra cosa es que los gestos sean una consecuencia de un comportamiento determinado y que representen una actitud ante la vida y la sociedad. Ese parece ser el caso del heredero de las sandalias del pescador Pedro, el Papa Francisco, y el de José Mujica, presidente de Uruguay, y hasta aquí llegan las semejanzas, porque éste se declara ateo, y tiene un pasado guerrillero, donde se dialogaba a tiros. Lo de asistir con pantalones de pescador y una camisa con los faldones por fuera para tomar juramento al trajeado y encorbatado ministro de Economía, cuando en Uruguay el termómetro alcanzaba los 37 grados a la sombra, no me parece ni revolucionario, ni ejemplar, sino más bien un egoísmo comodón y una falta de cortesía ante su ministro. Es ejemplar que el ciudadano presidente viva en una humilde chacra, y renuncie a la residencia oficial, y viaje con un viejo volkswagen escarabajo, pero la sociedad no mejora porque los dirigentes vayan con sandalias a los actos protocolarios, entre otras cosas porque los gobernantes pertenecen a la clase dominante por mucha cárcel que hayan sufrido en el pasado. Hay algunos tontos contemporáneos que se creen que por asistir sin corbata a los plenos del Parlamento están participando en el asalto al Palacio de Invierno y sacrificándose por la clase trabajadora, como si la libertad dependiera del ropero en lugar de emanar del cerebro. Los perros mean en la calle cuando se lo pide su vejiga, y eso no les hace más libres. Hay actores que acuden a recibir un premio en mangas de camisa y les parece que están aportando su granito de arena a la subversión. Hace unas noches, cuando veía al Rey en la televisión, durante su mensaje navideño, me acordaba de aquélla ocasión en que salió a salvar la Democracia de nuestro país, vestido de Capitán General del Ejército, que es un atuendo bastante incómodo, nada apropiado para pasear por la playa, pero necesario para evitar un golpe de Estado. Algunos denominan a estas liturgias del vestuario prejuicios burgueses, pero el día que acuden a la ceremonia de su boda, sea en un juzgado o en una iglesia, no se presentan con sandalias y pantalones de pescador por muy rompedora de moldes que sea la novia y su familia. No es un prejuicio, son los signos de solemnidad que nos distingue de las demás especies, entre otras cosas porque los demás seres vivos carecen de fondo de armario por la poderosa razón de que van siempre desnudos. Etiqueta rebelde El presidente de Uruguay, José Mujica, presenta a su nuevo ministro de Economía, Mario Bergara, calzado con unas sandalias. Bajo estas líneas, el detalle del calzado presidencial REUTERS