Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 MADRID LUNES, 23 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es madrid ABC Cordero madrileño por Navidad Las razas autóctonas de la región son menos productivas, pero de gran calidad IGNACIO SERRANO MADRID AL DÍA ANTONIO SÁENZ DE MIERA EL LIBRERO QUE SE HIZO SENDERISTA El Parque Nacional ya tiene su Guía, ya tiene quien lo escribe, bien, pero aún no tiene director Con poquísimas excepciones, el cordero es el rey de la mesa en muchas de las cenas típicas de Navidad. Lo que no todos saben es que hay un cordero autóctono madrileño, de extraordinaria calidad, que merece una oportunidad en estas fiestas. Siguiendo estrictos protocolos de calidad y respeto por la ganadería sostenible, el Gobierno regional trabaja en la conservación de estas razas autóctonas (Colmenareña o Negra de Colmenar, oveja Rubia de El Molar y la Cabra del Guadarrama) menos productivas pero que ofrecen carne de mayor calidad. El Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) mejora la cabaña ovina autóctona de los ganaderos regionales con ejemplares criados en régimen de pureza absoluta, cuya exquisita carne ya está llegando al público a través de restaurantes y algún supermercado. Con el objetivo de mejorar la productividad y competitividad de la carne de cordero de la Región, el IMIDRA mantiene en régimen de absoluta pureza dos rebaños de ovejas Colmenareña y Rubia de El Molar de más de cien ejemplares cada uno, ejemplares que suministra a los ganaderos de la región de acuerdo a los precios públicos vigentes para incrementar sus núcleos, crear otros nuevos y colaborar en lo posible en la conservación y la mejora genética de sus explotaciones. L Ejemplares de oveja colmenareña, una raza autóctona ABC Un sector necesario Aumento de población Desde 2010, la población de la raza colmenareña ha pasado de 3.100 ejemplares reproductores a 4.300. Por su parte, la de la rubia de El Molar de 1.100 a 1.400. lidad, con una ligera cobertura de grasa que le confiere un sabor exquisito. La comercialización se realiza casi exclusivamente en su zona de producción, tanto en tiendas como en restaurantes. La cercanía da confianza El Día de Mercado de la Cámara Agraria, en el que colabora la Comunidad, reúne el primer sábado de cada mes a los productores de la región, que entablan contacto directo con los consumidores. Prueba del éxito de este modelo de comercialización de ciclo corto es también la iniciativa desarrollada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio bajo el nombre Mercado Itinerante de Alimentos de Madrid Madrid Sabe Esta iniciativa de promoción alimentaria se ha venido celebrando los fines de semana en 26 municipios de la región con tal éxito que ya hay preparada una edición especial de Navidad en la capital y está en marcha la del año próximo. La cercanía entre productor y consumidor genera confianza, pone en valor los productos de nuestra región, los más próximos a nosotros, y además favorece a ambas partes, porque se reparten a partes iguales la parte del precio que de otra forma iría para el intermediario. Es decir, el productor gana algo más y el consumidor paga menos afirma Álvarez. Junto a la selección genética para la mejora de estas razas autóctonas madrileñas, el IMIDRA tiene además un banco de germoplasma, consistente en embriones y dosis seminales de distintos productores de ambas razas para preservar el patrimonio genético. Sostenibilidad La conservación de estas razas fomenta también el mantenimiento de las actividades tradicionales del campo y genera empleos sostenibles. Métodos tradicionales El IMIDRA mantiene y explota estos rebaños en la finca La Chimenea, en Aranjuez. La explotación ganadera se realiza de forma tradicional, en régimen semi- extensivo (pastoreo y complemento en pesebre) haciendo especial hincapié en el seguimiento y mantenimiento del estatus sanitario. Para ello, se aplican tratamientos preventivos, se realizan cruzamientos dirigidos a la diversificación genética con el fin de evitar la consanguinidad y se hace una selección morfológica de los reproductores que sirve para eliminar caracteres no deseables de la raza, en ocasiones heredables. Desde la Comunidad de Madrid trabajamos para mejorar la rentabilidad de las explotaciones y crear empleo en el medio rural. Es muy importante que seamos capaces de conservar nuestras razas autóctonas porque nos dan un plus diferencial, que es la calidad. Y eso, en un mercado tan competitivo, distingue a los Alimentos de Madrid y les convierte en motor de generación de empleo y de riqueza ex- 140 millones al año En la Comunidad Madrid hay 4.600 explotaciones ganaderas con 1,6 millones de animales, que generan una producción anual de más de 140 millones de euros. Empleo El sector agroalimentario madrileño genera cerca de 34.000 puestos de trabajo directos en la región, aunque considerando los empleos indirectos la cifra se aproxima a los 100.000. plica Cristina Álvarez, directora gerente del IMIDRA. El sistema de crianza puramente tradicional y las características propias de las razas Colmenareña y Rubia de El Molar dan como resultado una carne muy tierna, de primera ca- ibrero y editor, Miguel Tébar se nos ha metido ahora a senderista y a escritor. Una buena decisión que no nos sorprende a los que conocíamos su pasión por la naturaleza y por el Guadarrama. Hace ya casi cuarenta años abrió una librería en plena calle Mayor, y ahí sigue al pie del cañón, divulgando las bellezas y los vericuetos de nuestra ciudad y de nuestra Sierra. La librería se convirtió en la Librería una firma editorial que ha publicado ya más de quinientos títulos sobre Madrid de los que casi una veintena tratan del Guadarrama. Ahora Miguel ha sentido la necesidad de escribir sobre la Sierra que conoció de niño. Una buena decisión que acredita madurez y buen sentido. Los tres años que ha dedicado su tiempo libre a patear, fotografiar e interiorizar los parajes del Guadarrama han sido fructíferos: la Guía del Guadarrama que acaba de sacar a la luz es espléndida, además de ser, según creo, la primera que se publica sobre el recién estrenado (o aún sin estrenar ¡cuando se estrenará de una vez como es debido, por Dios! Parque Nacional. Se nota que el autor ha disfrutado mucho al escribirla. Nos lo podemos imaginar feliz y contento, recorriendo las treinta rutas de senderismo que brinda ahora a los lectores, acompañadas de minuciosas fichas técnicas y de recomendaciones del mayor interés. Seremos muchos los que seguiremos a Miguel por los pastizales, los bosques de pino silvestre, las lagunas o las cumbres, llevando en la mano esa Guía de buen tamaño y de fácil lectura que ha escrito con evidente pasión y con su pericia de librero y editor avezado. El Parque Nacional ya tiene su Guía, ya tiene quien lo escribe, bien, pero aún no tiene director, ni un teléfono al que se pueda llamar y decir Oiga, es ahí el Parque Nacional ¿A qué demonios esperan? Es hora de moverse.