Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es deportes ABCdelDEPORTE 81 Entrevista Con sus hijos Miguel y Víctor, que ya apuntan maneras como golfistas FRANCISCO SILVA FRANCISCO SILVA duro tanto física como mentalmente. -No le falta razón. Situado entre los 50 mejores del mundo tiene derecho a disputar los grandes y los mundiales, sin que le pregunten su edad. -Tengo muchos torneos importantes por delante y no quiero hacer planes a largo plazo. El primer tercio de 2014 lo voy a hacer en el Tour Europeo con los saltos habituales al Americano, como un año más. Lo único que por ahora me atrae de los seniors es el Open Británico, que lo voy a disputar la semana siguiente al regular. do se acerque la fecha ya veremos. No cabe duda de que me encantaría jugar el próximo septiembre en Gleneagles. -Este torneo es muy importante para usted, ¿le gustaría ser capitán en un futuro? -Sin duda alguna que me agradaría seguir los pasos de Seve Ballesteros y Chema Olazábal. Según vas cumpliendo años te van aparcando y te hacen vicecapitán, primero, capitán después... pero como me encuentro tan bien podría ser jugador ahora y capitán- jugador en 2016 (sonríe con picardía) -Puestos a seguir soñando, ¿se ve como ganador de un grande? ¿Por qué no? Siempre que salgo a un torneo lo hago con la intención de ganar. Sea uno modesto o un major Y si estoy bien de juego, lo puedo conseguir. Este año en el British lo hice bastante bien, como en otras citas importantes. Yo nunca me descarto. -Y si no triunfara usted, ¿por quién apostaría? -Hombre, si gana alguno de los nuestros (Sergio, Gonzalo, Quirós... pues mejor. Si no, Tiger seguro que volverá a hacerlo. Tiene unas condiciones excepcionales y aún tiene buenos años de golf por delante para lograrlo. Miguel Ángel y Víctor piden paso Miguel Ángel, el mayor, ya tiene 18 años y está estudiando en Estados Unidos en un programa especial de golf. Víctor todavía vive en Málaga. Aunque no me meto mucho en su formación, siempre doy mis opiniones y tenemos nuestras batallas. Pero son muy buenos chicos, atentos, y saben escuchar. Me encantaría que siguieran mis pasos y saben que todo lo que he logrado ha sido con trabajo y dedicación. Pero les animo a que estudien algo más por si el deporte no se les da bien El problema del dinero -El año que viene en Europa se va a obligar a los jugadores a jugar al menos un torneo en su país, para evitar la fuga de talentos a Estados Unidos. ¿Qué le parece la medida? -Sensacional, de hecho yo la voté en el comité de jugadores. Estamos intentando que el Circuito Europeo no pierda velocidad ni talento y como no se puede impedir a nadie que vaya donde hay más dinero, al menos que lo apoyen cuando el Tour vaya a su país. -La situación es delicada, porque se siguen perdiendo torneos y patrocinadores por la crisis económica. Ganar un grande Claro que me veo capaz. Siempre que salgo a un torneo es para ganarlo Ryder Cup Me encantaría ser capitán algún día, pero antes lucharé por volver como jugador Reducción de torneos Es un error recortar en la organización de torneos. El turismo es nuestra principal baza y necesita promoción La Ryder, en el horizonte -Abandonada entonces la idea de la jubilación activa habrá que pensar en otro tipo de retos. ¿Se le abren de nuevo las puertas de la Ryder Cup? -Claro, ese es uno de los objetivos del año, pero no me quiero obsesionar. Prefiero ir semana a semana y cuan- -Es un círculo vicioso. Si no hay buenos jugadores no hay patrocinadores, y si no hay dinero, no vienen las figuras... De todas formas, la manera en la que se afronta la crisis a ambos lados del Atlántico no tiene nada que ver. Mientras que aquí hablamos de austeridad y de recortes, allí invierten más para mover el dinero y crear riqueza. Es otro concepto diferente. -Habla con conocimiento de causa. En los últimos años ha organizado el Open de Andalucía, hasta que las pérdidas le han obligado a dejar de hacerlo. ¿Le siguen quedando ganas de ejercer de empresario? -En absoluto. Si no hay recursos suficientes no tiene sentido. En las ediciones anteriores hacíamos un gran esfuerzo para sacarlo adelante, como medida de promoción y de desarrollo de la industria del golf en la Costa del Sol. Pero después de lo del año pasado, que se me retiró un patrocinador a diez días de la prueba y tuve que cubrir los gastos de mi bolsillo, ya no me lo planteo. La gente habla mucho y tiene muy poca palabra. -Esa situación ha sido general en toda España. De los nueve torneos que se jugaron hace un par de campañas, ya solo quedan los dos Open de España que organiza la Federación. ¿Cómo ve el futuro? -Como decía antes, hemos recortado en todo, y eso no es bueno. El turismo es lo más importante que tenemos, es la única industria que no se pueden llevar a otro sitio, y lo que hay que hacer es mimarla. Si hay que invertir en algo es en promocionarla, sobre todo en la parte de turismo deportivo que tenemos aquí. Los golfistas que vienen se gastan mucho dinero y son el motor de todo nuestro litoral. ¡Y qué mejor manera de atraerlos que organizar buenos torneos y que se nos vea en el mundo entero!