Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es deportes ABCdelDEPORTE 75 NADAR ENTRE TIBURONES BLANCOS POR DAVID GISTAU La Mano revisitada a acumulación de hom- tanto habría complicado mi rebres santos en la subcul- lación con los amigos porteños. tura providencialista ar- Ahí terminaron las expectativas gentina está dejando a terrenales que la selección argenMaradona sin atribuciones. Apar- tina depositó todavía en Marate de para hacerse el enamoradi- dona en un tiempo posterior a zo con muchachas demasiado jó- Maradona. Como legado, quedó venes para haberlo visto jugar, al una frase: Que la sigan chupanDiego apenas lo llaman ya más do Después de tantos años esque para dar charlas a jóvenes perando a que se pusiera bien y futbolistas rescatados del crimen asumiera la segunda parte de su barrial ante los cuales, como un destino triunfal. Volveremos otra arrepentido existencial, se mor- vez. tifica y se muestra como un ejemPerdida la dimensión terrenal, plo de cuanto debe evitarse ha- quedaba la celestial. El ser procer: ¡No vayan de parranda! videncial. La Mano de Dios. La Al menos, otra vez flaco y vital, intermediación con el más allá, Maradona sigue alejado de aquel comparable a la de los favoritos obeso abotargado y autodestruc- olímpicos en La Ilíada Esto es tivo que contó que los loquitos lo que, en vísperas del Mundial, del manicomio donde lo encerra- le acaba de usurpar a Maradona ron decían que él era un loco que, el Papa Francisco, dejándolo aún en lugar de Julio César, se creía más vacío de contenido. El Papa, Maradona. Victor Hugo escribió cuyo rostro ya había sustituido que Napoleón fue el primer loco en buena parte de Buenos Aires que se creyó Napoleón. la iconografía peronista, ahora En los cánticos de la hincha- ha sido designado portador de la da argentina se evoca el 86 Vol- Mano de Dios en su acepción futveremos otra vez cada vez con bolística. Lo ha hecho, durante más nostalgia y lela visita al Vaticano Mundial 2014 janía: la selección de la delegación del p o s t- M a r a d o n a San Lorenzo camEn Brasil, más (post- 90, en realipeón, Marcello Tique a la Mano dad) jamás pasó de de Dios, uno se nelli, una celebridad cuartos, por más de la televisión arencomendaría que mantenga ingentina y de los veal pie de Messi, raneos en Punta del tactas su impronta clásica y su capacique ha decidido Este que hace años dad de producir en que en el Barça probó suerte aquí cadena inmensos con la compra del gambetee futbolistas. El MunBadajoz y ahora Neymar dial de Sudáfrica ocupa la vicepresidebía ser el del final dencia del Ciclón. de la penitencia. La Según Tinelli, la vicsola presencia de Maradona, esta toria en el campeonato fue un vez como entrenador, iba a ha- milagro de Francisco. No creo cer que se renovara la magia. El que de los que puedan compupropio Maradona, que se pasó el tarse para una canonización, porcampeonato organizando asa- que San Lorenzo es uno de los dos y pachangas de veteranos cinco grandes del fútbol argencon Ruggeri, pareció creer que tino, y no debe por tanto pensarcon dejarse ver en el vestuario se que sólo es capaz de ganar si insuflaría a los futbolistas el so- su hincha más famoso, además plo divino de un estímulo impa- de Viggo Mortensen y de Petón, rable. Jugar para Maradona. Aún aprovecha su relación de privilo recuerdo, contemplado desde legio con las autoridades celesla grada del Green Point en Ciu- tiales, que lo pueden todo, includad del Cabo, cuando daba ins- so más que Grondona. Algún métrucciones en la banda a Agüero, rito habrá de los futbolistas, eso que iba a salir. Klos hizo enton- debería saberlo Tinelli aun no ces el gol que encarrilaba la go- siendo calvinista. Para el Munleada de Alemania (4- 0 al final) dial de Brasil, más que a la Mano y el Diego hundió el rostro en el de Dios, uno se encomendaría al hombro de su entonces yerno y pie de Messi, que por reservarse se abrazó a él como si no quisie- y cumplir con el eterno retorno ra que lo vieran llorar. Se perdía argentino al 86 ha decidido que la semifinal contra España que en el Barça gambetee Neymar. L