Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 23 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es LOTERÍA 57 El Gordo No he dormido nada, apenas tres horas relató Joel, quien siguió los consejos de su madre cuando tuvo en sus manos la bola de la suerte: He intentado cantar fuerte para que todo el mundo se entere Por su parte, Andrea reconoció que se puso muy nerviosa en el momento de cantar el Gordo. El sueño del niño de San Ildefonso Andrea Ladrón y Joel Fernández, de 13 y 11 años, cantaron ayer el primer premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, dotado con cuatro millones de euros. El más pequeño se emocionó al recordar que la noche anterior soñó que sería él el que daría el premio Gordo El concejal de la suerte repite Pedro Corral, concejal de Las Artes del Ayuntamiento madrileño, cantó por segundo año consecutivo el Gordo: de nuevo formaba parte de la mesa oficial de Loterías, en el Teatro Real, cuando salió el máximo premio. Es una experiencia increíble Andrea Ladrón y Joel Fernández La intuición de la lotera La responsable de la sucursal de Leganés, Maria Luisa Ron, aseguraba junto a sus vendedoras, Yolanda Peña y Celia Martín, que tenía la intuición el día anterior de que iban a dar el Gordo. Les dije que me llamaran. Sentía algo que no sé explicar confesaba ante los periodistas. De hecho, ayer, antes de saber que había repartido tanta suerte, se peinó y maquilló como si fuera a acudir a un plató de televisión. Me arreglé antes. Me enteré de que llevábamos el número cuando iba a bajar a mi perrita. Aún sigue la pobre esperándome. Me llamó mi hijo para informarme y lloré de la emoción añadió, detallando que estaba temblando de los nervios. El único gran premio que han entregado en esta administración fue el pasado mes de mayo con un primer premio de la lotería de 1.200.000 euros. María Luisa tenía mayor satisfacción al saber que no devolvieron ni un solo número de el Gordo: Vendimos todo en ventanilla Mondragón, en la Guipúzcoa profunda, dejó ayer muestras inéditas de júbilo tras cantar el Gordo EFE El Gordo inyecta fortuna y moral en Mondragón, desolado por el cierre de la cooperativa vasca 180 millones de bálsamo en el cráter de Fagor I. REYERO BILBAO Junto con la familia Martínez, los componentes de la peña de jubilados de El Carro fueron los que más amenizaron la mañana en Leganés. Los asociados tenían 800.000 euros entre nueve matrimonios. El objetivo de esta peña de 40 años es el juego. Siempre juegan a la Primitiva. Una vez les tocaron 500.000 pesetas entre todos Unos y otros aseguraban que la mayor parte de su gran premio iría a parar a sus hijos. Más información en páginas de Madrid No es nada normal que en la Guipúzcoa profunda las cámaras de los periodistas puedan recoger el estallido público de emociones que la Lotería de Navidad provocó ayer en Mondragón. Pero, al grito de los niños de San Ildefonso, este municipio de 22.000 vecinos se sacudió los complejos para decir adiós con gran sonrisa y mucho cava a un 2013 aciago, que ha tumbado al gran símbolo de bonanza del cooperativismo vasco, Fagor Electrodomésticos. La reciente caída de este gigante industrial ha dejado una cifra del 20 de paro inédita en el pueblo y 2.000 familias vascas atrapadas por la crisis de un grupo en el que invir- tieron todo: su vida y sus ahorros. Paradójicamente, el premio sólo rozó a los trabajadores de Fagor. La mayoría llevaba un número similar. Pero las lágrimas en este valle deprimido por la crisis fueron, por fin, de alegría entre tanta pesadumbre ante el futuro incierto que trajo el cierre de Fagor. José Mari Garay, lotero de la Administración número 2 de Mondragón, había vendido 450 boletos del 62246, el Gordo de la Lotería Nacional, y con ellos dejó 180 millones de euros en el pueblo (30.000 millones de las antiguas pesetas) Precisamente su establecimiento está situado en el barrio de San Andrés, una zona residencial de las familias de inmigrantes obreros que llegaron al País Vasco décadas atrás buscando una vida mejor, y donde Fagor Electrodomésticos mantenía una fábrica. Allí vivía también el exconcejal socialista Isaías Carrasco, asesinado por ETA en 2008 delante de su casa y de su hija. Le hemos levantado la moral a muchos. Es una gran alegría porque el pueblo estaba lleno de pesimismo se congratuló el lotero, quien confirmó que en esto del juego también funciona mucho el cooperativismo ya que los boletos fueron muy repartidos. Lourdes, trabajadora del establecimiento, relató a los medios que parte del premio vendido se lo llevó un grupo de trabajadores de Fagor Arrasate, otra cooperativa distinta. Paradojas de la vida acertó a señalar el alcalde de un pueblo que estaba triste Tras la caída de Fagor, admitió el regidor de Bildu, son muchos los vecinos que lo están pasando mal como el matrimonio agraciado de José Ignacio y Carmen, que tiene dos décimos del Gordo y tres hijos desempleados. O como Alberto, vecino al que también visitó la suerte en el barrio de San Andrés, y que ahora solo piensa en echar una mano a su hija, exsocia de Fagor, sin trabajo y sin ahorros recuperables.