Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 CULTURA LUNES, 23 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es cultura ABC Crítica de ópera Una feliz Cenicienta CENDRILLON Música: J. Massenet. Int. J. DiDonato, A. Coote, A. Massis, E. Podles, M. Martins, C. Obregón, L. Naouri. O. S. y C. del Liceo. Dir. A. Davis. Dir. escena: L. Pelly. Lugar: Liceo. Fecha: 20- 12- 13. PABLO MELÉNDEZ- HADDAD Van Morrison, durante su actuación del sábado en Barcelona INÉS BAUCELLS Festival del Mil leni Van Morrison toca el cielo del Liceo VAN MORRISON Lugar: Gran Teatre del Liceo. Barcelona. Fecha: 21 de diciembre. DAVID MORÁN Más o menos a la altura del segundo deletreo de esa G- L- O- R- I- A que impulsa el célebre tema de Them, Van Morrison echó un vistazo a un reloj digital con cuenta atrás estratégicamente situado tras un amplificador, agarró la armónica y, en cuanto el reloj llegó a 00: 00, se esfumó por el lateral del escenario. La banda seguía trotando con brío sobre el ryhtm n blues de etiqueta, pero el irlandés ya había cumplido. ¿Para qué más? Ahí estaba el reloj, convertido en cronómetro emocional y marcando la hora a alguien al que, queda claro, no le gusta regalar nada. Es por cosas como esta por las que Van Morrison se ha ganado a pulso su fama de esquivo y tacaño, una imagen de implacable negociante que, sin em- bargo, no deslució el magistral, inmenso, regreso del autor de Astral Weeks al Gran Teatro del Liceo. Es más: si sus últimas actuaciones en la ciudad habían tenido algo de acto funcionarial, de fórmula ejecutada sin demasiadas ganas, lo que se pudo ver el sábado fue un exquisito y soberbio ejercicio de fortaleza vocal y elegancia estilística. Basta con recordar esa torrencial y expansiva versión de Moondace un auténtico lujo de vientos y teclas retozando libremente que haría palidecer todos los galanes del jazz- pop que la han convertido en un estándar manoseado, para convenir que, cuando quiere, el irlandés aún es capaz de transformar su repertorio en un gozoso, intenso y emocionante diálogo entre soul, jazz y blues. Potente soplete Arropado por una banda impecable que, cosas de la tecnología, consultaba sus partituras en relucientes Ipads y con su (más bien discreta) hija Shana a los coros, Morrison hizo cima en el Liceo y, con la misma naturalidad con la que debía de pasear por Woodstock durante la grabación de Moondance fue rehaciendo su repertorio sobre la marcha, aplicando nuevos giros y cadencias y transformando sus composiciones en canciones- río que fluían, elegantes y majestuosas, entre vientos impulsivos y sutiles inyecciones de piano. Su garganta fue, una vez más, ese potente soplete capaz de entrelazar géneros, fundir emociones y anudar el blues terroso y seco de Baby Please Don t Go al soul aterciopleado de Days Like This y el gozo oceánico de Crazy Love a la emoción a flor de piel de Sometimes We Cry No faltaron piezas prácticamente fijas como Brown Eyed Girl en versión luminosa y juguetona, con Morrison exhibiéndose al saxo ni guiños a su último trabajo cayeron Born To Sing y Retreat And View pero, más allá de los caprichos del repertorio, Morrison tocó el cielo del coso operístico por su manera de moldear y exprimir lo mejor de la jovial y soleada Whenever God Shines His Light de rehacer el country en I can t stop loving you y, sobre todo, de abrazar y sacudir a cada uno de los espectadores con esa voz balsámica y profunda. No hubo bises y, en efecto, cuando el reloj llegó a cero el irlandés salió disparado, pero... ¿para qué más? V 7- 7 A; 6 1 C 70 618 CA; Ò 7 06 A; C 9; 8; C C? 7 06 A; C C 7 Ò 7; 8 CW R 7 A- 849; 8; 7.6 96 04- 0.6? 7? 9 C 1. A- 96 W 9 C M? D 55 CB 1; 9 %06 B 1? L 6 ACA; 67? 0 R 0.1- A. -1 C 9? 0 9 C 0 H 6 A; C 0 L? 1 AC 7. 9? 0 %0? CA? 4 êB 9; A 6 2- 9 C N- 7. C Q? 7? 1 C 9 F 7; 10 C 9 R 1 C 61 7 C 1; C 06 A; 60 9 C 06 A; C IOTV HWMW 9 C H 6 A; C A? 9? B 1 C C? 9 C A; 8 B 1? 5 C C 416 BC 6 461- 7 C 7; 8; C 960 06 A; 60 0 A; 1 A 67? 9 6.6 C, 61 CB 9? 06 A; 60 2- 1? (41? 0? 7. C 7? 9 553 9 AC 4; C 9 06 A; C 9 %9 C 1 C 70 618 CA; Ò 7 9 C H 6 A; C 7 06 A; C C 7 Ò 7; 8 C 1 C 7 6 à 0. C? 7 96 0- A? 0; 6 BC: 6 9 C 768; 7 CA; Ò 7 (IOTV HWVW- -V 0; 8; 086 %9 C N- 7. C Q? 7? 1 C 9 R 1 C 61 7 C 1; C F 7; 10 C 9 C C 416 BC 6? 9 BC 9 C 7 A? 1 C 70 618 CA; Ò 7 A? 11 C 6 C $5 0? 4 8 B 1? 5 %9 C 0- 0. -A; Ò 7 4 C 1. A; 4 CA; 67? 0 461 CAA; 67? 0 %9 C C ACA; Ò 7 -7 C CAA; Ò 7 461 AC C 4 C 1. A; 4 CA; Ò 7 06 A; C 9 960 7- 60? 0. C. 60 06 A; C 9? 0 C A- C 60 C 9 C 7- C 618 C 06 A; C 9 W H? CA? A 670. C 1? +41? 0 C 8? 7. 2- 9 C A; 1 C AC 4; C 9 06 A; C 9 4? 18 C 7? A? 7 C 9. 1 C C %0; 7 6? 9 C 961 768; 7 C 9 9 C 0 CAA; 67? 0 -C 9 C 9 9 C 0 C 7. -C 0 4 C 1. A; 4 CA; 67? 0 06 A; C 9? 0 W H? CA? A 670. C 1 2- 76? 0. 7 -9 C 1? 0 1? A 60? 04? A; C (9? 0 0. 7.60 9 C 0 4 C 1. A; 4 CA; 67? 0 %2- 76 4- C 7 8 C 7. 7? 10? 04- à 0 9 C 1 C 70 618 CA; Ò 7 2- 4- C 7 6467? 10? C à 0. CW LC 1; A; 8 B 1? 5 W SW HC 9, C 61 R -C 1 6 T 61? 0 Q 67) 9? E; A? 41? 0; 7. 9 T 670? 6 V 8; 7; 0.1 CA; Ò 7 W Jules Massenet de la famosa Cenicienta de Perrault. Lleno de detalles hermosos por su plasticidad y simpáticos por su buen humor, el montaje de Pelly es un auténtico homenaje al género feérico y a la literatura en general, ya que la palabra escrita tiene un lugar de excelencia en la práctica, imaginativa y moldeable escenografía de Barbara de Limburg. Un cuento de hadas es sin duda un placer para todo figurinista, y quizás por esta razón Pelly se guardó este apartado para sí mismo aportando un desfile de modelos divertidísimo, recreando una corte rojo pasión tan lujosa como hilarante y con mucho de ballet: la escena del baile, con las alocadas coreografías de Laura Scozzi, resultó absolutamente inolvidable. La orquesta hizo suya una partitura igualmente muy coreográfica a la que sacó brillo un Andrew Davis con absoluto sentido del ritmo, siempre pendiente del coro que actúa tanto como canta y de sus solistas. El cast liceísta es incluso mejor que el original de Londres llevado al DVD, aquí con un Laurent Naouri sonoro y expresivo como el padre abusado, las bien planteadas hermanastras de Cristina Obregón y Marisa Martins, que bordaron sus papeles, o la sonora Hada madrina de Annick Massis. La siempre grande Ewa Podles se lo pasa muy bien haciendo de bruja; vocalmente estuvo mejor a partir del tercer acto, cuando el cambio de color y el peso específico entre la zona aguda y la grave es menos abrupto. Alice Coote, como el Prince Charmant, aportó una voz preciosa, aterciopelada, algo melancólica y tan maleable como la de Joyce DiDonato, quien dibujó una Cenicienta encantadora en escena y poderosa en lo vocal; quizás no es el papel ideal para las características de su voz, pero su interpretación es de primera. Este romanticón cuento de hadas les debe mucho a la iluminación de Duane Schuler y al amplio reparto secundario a cargo de cantantes tan solventes como multifacéticos como son Jordi Casanovas, Toni Marsol, Manel Esteve, Ana Puche, Núria Vila, Maria Miró, Laura Vila, Marta Valero, Mariko Yokoyama o Beñat Egiarte, sin olvidar a las simpáticas bailarinas. Un hermoso regalo de Navidad del Liceo.