Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 MADRID SÁBADO, 7 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es madrid ABC Una marea humana desborda el centro Las calles fueron llenándose a medida que avanzaba la tarde, por lo que caminar se convirtió en una tarea complicada En la zona comercial de Sol no cabía un alfiler. El Metro no paró durante 40 minutos por la aglomeración M. J. ÁLVAREZ MADRID sto es horrible. No se puede andar. ¡Nunca había visto nada parecido! ¡Qué locura! Estos comentarios y otros similares se repitieron durante toda la tarde por las calles del centro de la capital, sobre todo, la palabra agobio. El motivo no fue otro que miles de personas, autóctonas y foráneas, decidieron acudir a esa zona en el inicio del Puente de la Constitución. No cabía un alfiler. Caminar por la puerta del Sol y aledaños se convirtió en una E complicada tarea entre la marea humana que llenó una de las principales arterias comerciales y de ocio de la capital a lo largo de toda la jornada, especialmente, por la tarde, cuando, a medida que pasaban las horas, la ratonera iba en aumento. La situación llegó a tal extremo en Sol y Gran Vía que los trenes de Metro estuvieron sin parar en la estación de Sol 40 minutos. La decisión la ha tomado la Policía Municipal por la aglomeración exterior y por motivos de seguridad explicaba una portavoz de la compañía. La situación se prolongó desde las siete hasta las ocho menos veinte, cuando fue cesando, paulatinamente, la multitud. El personal de la empresa está controlado los ac- cesos para evitar la acumulación de gente y se ha reforzado el servicio Todo Madrid se ha puesto de acuerdo para venir al mismo sitio. Esto es increíble decía Isabel, una sexagenaria que había venido de excursión desde Talavera de la Reina. No pienso moverme de aquí. ¡Es imposible! sentenciaba, sentada junto a una farola, junto a varios compañeros de viaje al principio de la calle de Arenal. Venimos a ver el ambiente ¡Qué barbaridad! Hay mucha más gente que otros años. Es la tercera vez que vengo por estas fechas y nunca había visto esto tan lleno explicaba la valenciana Carmen quien, junto a su amiga Fany, procedente de Barcelona, se disponían a entrar a una peletería que tenía colgado en su escaparate descuentos de hasta el 70 Yo no sé dónde está la crisis. Nuestro hotel está lleno y quien no puede ir a un restaurante, se come un boca- dillo aseguraba la primera. Hay mucha economía sumergida Sin embargo, esa opinión no era compartida por todos, según los testimonios recabados por ABC. De hecho, bolsas con compras se veían pocas y, además, pequeñas, mientras que lo que abundaban eran las cámaras de fotos inmortalizando las luces, así como los adornos, los gorros navideños- -el del abeto y el del reno ganaban por goleada- -y los globos, entre los que destacaban, en medio del hormiguero humano, los de Dora la Exploradora y Bob Esponja. Eran los productos que triunfaban en el mercadillo de la Plaza Mayor. Los que vendemos belenes, árboles y figuras no tenemos nada que hacer. Estamos peor que en 2012 decía Manuel. Hemos venido a por un décimo de lotería, a ver Cortylandia, los mercadillos, la iluminación y a comernos un bocata de calamares decía una joven pareja junto a su hijo de cinco años.