Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 GENTESTILO SÁBADO, 7 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es estilo ABC La misteriosa desaparición de la novia de Di Stéfano Gina González tiene el teléfono apagado y ni su abogado sabe dónde está. Mientras, La Saeta Rubia retoma su vida pública MARINA PINA MADRID Han pasado siete meses desde que Alfredo Di Stéfano (87 años) anunciase su intención de contraer matrimonio con Gina González (36) Poco después se desataría una guerra entre la costarricense y los hijos del exjugador del Real Madrid, que no estaban de acuerdo con las intenciones matrimoniales de su progenitor. En junio, González se cansó de ser la única que luchaba por su relación y abandonó España con una amenaza: Alfredo es el que tiene que buscarme. Tiene que hacer algún movimiento. Yo sola no puedo luchar por esto Parece que La Saeta Rubia no la buscó o que Gina se ha escondido mucho, porque poco se sabe de su nueva vida, ¿Qué hace la prometida del exfutbolista? Este diario ha tratado de ponerse en contacto con Gina en repetidas ocasiones, sin obtener respuesta. Victoria Ortuño, su anterior abogada, no sabe qué ha sido de su clienta: Yo renuncié a su defensa, algo que se hace cuando la relación no es fluida o las cosas GTRES no tienen mucho sentido; desde ahí no he tenido relación con ella explica a ABC. Sí cuenta que conoce aspectos de su pasado: Me llaman amigos periodistas para contarme cosas truculentas desvela, sin querer referirse a esos detalles. De su presente, ni idea Mientras el Presidente de Honor del Real Madrid continúa con los compromisos que implica su cargo esta semana entregó el premio Marca al mejor jugador a Cristiano Ronaldo Gina vive a caballo entre su Costa Rica natal y Madrid, rodeada por sus amigos. Sorprende que de esas nuevas amistades una sea, precisamente, otro futbolista. Aunque más joven y en activo. Otro futbolista González ha hecho muy buenas migas con el jugador del Copenhague Christian Bolaños (29) Con él comparte nacionalidad (también es de Costa Rica) y triunfos. Según publicó Bolaños en su perfil de Twitter el pasado 12 de septiembre, Gina y él celebraron el pase de su país al Mundial junto a la esposa de Bolaños. En la instantánea, el futbolista define a González como una gran amistad nada que pueda despertar ni una pizca de celos en don Alfredo. Tampoco sabe nada su actual abogado, Marcos García- Montes. El afamado letrado confesó a este diario que le urgía hablar con ella: Quiero intentar localizarla por otro lado, porque su móvil no funciona aseguraba. Gina tiene un proceso judicial pendiente con los hijos de Di Stéfano, a los que volvió a denunciar el pasado mes de septiembre. Después de que, según alegó González, el mejor futbolista de todos los tiempos se pusiera en contacto con ella para pedirle que siguiera esperando. Y luchando por su amor. FOTOS: EFE TWITTER Por separado Di Stéfano entregó un premio a Cristiano Ronaldo el pasado lunes (imagen superior) Abajo, Gina González posa con el futbolista Christian Bolaños y su esposa tras un partido de fútbol LUCHA POR LA HERENCIA DE LA ACTRIZ Habla el chófer de Lina Morgan: ¿En qué familia no hay buitres? S. URUBURU MADRID Desde que hace casi un mes Lina Morgan ingresara en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Beata María Ana de Madrid hay alguien que no se ha separado de su lado: Daniel Pontes, su asistente. El hombre de confianza de la actriz ha visto cómo, después de 31 años al lado de la protagonista de Hostal Royal Manzanares uno de sus sobrinos, Julio López, sale a la pales- tra para luchar por la herencia de la intérprete, valorada en más de diez millones de euros. Aunque Pontes ha rechazado conceder una entrevista, sí ha mostrado ante ABC su indignación por el oportunismo de este señor. Me esperaba que apareciera, como ha hecho otras veces explicaba a ABC. Por mí, que luche por lo que tenga que luchar. Lina sabía que esto iba a pasar, pero dejó escrito un papel en el que decía: Si yo en algún mo- A. PÉREZ HERRERA mento no me puedo comunicar, dejo de tutor a Daniel Pontes Es precisamente en ese poder notarial en lo que se ampara el chófer y asistente de la intérprete para no iniciar una guerra soterrada con López. El asistente de la actriz que está estancada en su recuperación aclaró cuál es su única preocupación: Que mi jefa salga adelante dijo. Me gustaría que Lina diera una entrevista para aclarar todo esto, pero como sé cómo es, sé que no lo va a hacer se sinceró. Pese a todo, a Pontes le molesta que se especule sobre su interés por la herencia de Morgan llevo 31 años con ella y con toda la familia explicó pero se resigna consolándose con una pregunta retórica: ¿En qué familia no hay buitres?