Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ESPAÑA SÁBADO, 7 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es españa ABC Situación angustiosa En la Delegación de Migraciones de Nador no quedaba ni una manta para repartir pués de ser destinado en esta ciudad del estrecho de Gibraltar. Hasta podían leerse en la página web de la diócesis. Iba más allá de repartir bocadillos y asistir en la catedral a los subsaharianos sin papeles, da igual cristianos que musulmanes. Coincidiendo sobre todo con las tragedias de los naufragios, las palabras de este sacerdote se hacían más duras. Llegado a Marruecos hace pocos meses, Esteban Velázquez es un hombre de largo recorrido que pasó siete años en El Salvador, cuatro de ellos con los guerrilleros del FMLN. Ahora forma parte de un equipo de media docena de personas en la Delegación de las Migraciones de Nador, nacida oficialmente el pasado mes de abril, y que, de alguna manera, pretende llenar el hueco dejado por Médicos Sin Fronteras (MSF) que ha abandonado el país magrebí. Un niño camerunés de dos años, en el campamento de un monte marroquí donde malvive con sus padres LUIS DE VEGA El arzobispo de Tánger, un gallego, lucha por asistir a los sin papeles que tratan de entrar en Ceuta y Melilla Paga Suiza Que la Iglesia esté encabezada por españoles no impide que el proyecto de asistencia a los inmigrantes en Nador esté financiado por la cooperación suiza con 165.000 euros para 2013 y 2014. Además del reparto de plásticos, mantas y kits higiénicos, su misión es hacer de intermediarios con el sistema de salud marroquí y trasladar a los heridos y enfermos al hospital y facilitarles medicamenL. DE VEGA Esteban Velázquez, jesuita tos. También sensibilizan a los inmigrantes sobre el peligro del sida y otras enfermedades Santiago Agrelo, no puede evangeli- de transmisión sexual. zar. Tampoco el resto de religiosos crisLa última incorporación a la Deletianos asentados en el país magrebí. gación de Migraciones de Nador es la Pero ha acabado por hacer de los de- hermana Francisca, también canaria rechos humanos una causa que ocu- y de las Hijas de la Caridad. Se le parpa una parte importante de su tiem- te el alma en sus primeros días como po en el norte de Marruecos. Así es enfermera tratando a los emigrantes. como ha impulsado la Delegación de Hay que hacer algo por ellos. Hay que Migraciones, con sedes en Tánger, cer- hacer algo afirma en tono amargo en ca de Ceuta, y Nador, cerca de Melilla. las oficinas adjuntas a la nave de la Las homilías de este franciscano Iglesia, donde el pasado fin de semanacido en 1942 se empezaron a hacer na no quedaba ni una sola manta para conocidas hace un lustro, poco des- repartir. La Iglesia española, detrás de la valla LUIS DE VEGA NADOR (MARRUECOS) ecesito otras 550 mantas para el lunes El jesuita canario Esteban Velázquez urge por teléfono al proveedor más material para repartir entre los emigrantes subsaharianos que malviven en los bosques del noreste de Marruecos y que puedan hacer frente al invierno y a las batidas de las Fuerzas de Seguridad. La Delegación de Migraciones de la ciudad de Nador, dependiente del Arzobispado de Tánger, está casi desbordada porque, como ha podido comprobar ABC, los agentes marroquíes queman los campamen- N tos de los emigrantes en las constantes redadas que llevan a cabo. Por eso, los plásticos para que se hagan refugios y las mantas para abrigarse se compran y se reparten una y otra vez en un ciclo que no se detiene. Detrás, la política Pero la Iglesia sabe que con las quejas en voz alta no puede llegar muy lejos y que lo importante es poder seguir desarrollando su labor. El problema no parece tanto que la estén llevando a cabo en un país musulmán, sino que detrás de ese trabajo humanitario están las políticas migratorias acordadas entre Madrid y Rabat. El arzobispo de Tánger, el gallego