Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 PRIMER PLANO SÁBADO, 7 DE DICIEMBRE DE 2013 abc. es ABC MADIBA, UN PADRE QUE Un grupo de sudafricanos homenajea a Mandela en Johannesburgo Negros y blancos se vuelcan en el duelo por Nelson Mandela La nación Arcoíris sale a la calle a celebrar el legado de Mandela, ebria del espíritu de unidad y reconciliación JAIME VELÁZQUEZ CORRESPONSAL EN JOHANNESBURGO ras nos explica Rose Nkosi, una mujer vestida de los pies a la cabeza con los colores de CNA. La vida ha ido a mejor En el día posterior a la muerte de Nelson Mandela los vecinos de Soweto, esta barriada que durante los años del apartheid no solo carecía de agua y electricidad, sino de esperanza, muestran su vitalista agradecimiento al hombre que los liberó. No lo hacen con arrebatos políticos ni grandilocuentes y vanos discursos, sino con una cerveza en la mesa y un smartphone en la mano. No le habría parecido mal a Mandela. Son las muestras palpables de su legado; las oportunidades que ahora poseen los negros desposeídos gracias a su lucha. El acceso a la vivienda, al trabajo, o el derecho, tan simple y democrático, de disfrutar de la vida tras E n las calles de Soweto, el antiguo gueto negro de Johannesburgo, el mismo lugar que contempló la lucha encarnizada contra el apartheid, las terra- zas de los cafés, las tiendas, las calles se han llenado de gente ataviada para la ocasión con sus mejores galas. Había muerto Mandela, y ellos lo querían conmemorar a su manera: con una jornada de duelo, sí, pero también de fiesta, baile y celebración de la vida. Se había marchado el padre de la nación. Pero se había marchado en paz, con la misma lección de grandeza y estoica resistencia que dio siempre en vida. Y sus compatriotas quisieron estar ayer a su altura. La gente verá que Mandela era un gigante mundial, no solo de Sudáfrica. Tenemos que seguir su ejemplo, y hacer el bien. Ahora nos corresponde a nosotros continuar lo que él ha comenzado. Aquí en Soweto no había escuelas, ni agua ni electricidad. Lo que hizo por los habitantes de aquí, y por toda la población negra, nunca lo vamos a olvidar. Nos hizo emerger de bajo tierra, y cuando sales de bajo tierra puedes llegar hasta donde quie-