Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABCdelOCIO VIERNES, 29 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es ABC C ine Los hilos y los nudos DE TAL PADRE, TAL HIJO Dirección: Hirokazu Koreeda. Con: Masaharu Fukuyama, Yôko Maki, Jun Kunimura... OTI RODRIGUEZ MARCHANTE El director japonés estrenó De tal padre, tal hijo en el Festival de Cannes ABC Hirokazu Koreeda Quiero trabajar con actores americanos y europeos un tema muy cercano a ella. Siempre uando el pasado sábado me pregunto cómo debo tratar a mi visitó al Academia de Cine hija, y por eso quise hacer la película. en Madrid para dar una Desde que nació, pienso mucho más conferencia, Hirokazu Ko- en la relación que tenía yo con mis pareeda lo hizo con la mo- dres cuando era pequeño. Por eso, en destia oriental que le ca- la película también está reflejada la racteriza. Sin embargo, todo amante relación que yo tuve con mis propios del cine japonés sabe que este hompadres bre afable de mediana edad es De hecho, la idea surgió de Los toda una institución en su una incompatibilidad muy niños país, comparable a nuestros contemporánea: Yo pasaPedro Almodóvar o José mantienen un ba muy poco tiempo con Luis Garci. El maestro del mi hija, y me rondaba la ambiente de cine familiar nipón no tanidea de saber si lo imporrodaje muy to porque haga cine para tante era la cantidad de fresco toda la familia sino sobre tiempo que pasaba con ella toda la familia estrenó en el úlo lo que hacía con ella dutimo Festival de Cannes su última perante ese tiempo lícula, De tal padre, tal hijo que este Koreeda pierde parte de su viernes llega a las carteleras y en sep- seriedad natural cuando se le tiembre pasó por San Sebastián: Me pregunta por Hitchcock. De heencanta participar en los festivales, cho, ríe con una sonora carcasobre todo en el de San Sebastián. Por- jada cuando recuerda aqueque significa que mucha gente ve mis llo de que el maestro del películas. Es como recalar en un puer- suspense jamás quería trato durante un largo viaje decía hace bajar con niños ni con aniunas semanas durante una larga en- males (ni con Charles trevista con ABC en la capital donos- Laughton No creo que tiarra. sea arriesgado trabajar con La cinta narra la vida de dos fami- niños. Ellos ayudan a manlias japonesas, una adinerada y otra tener un ambiente de rohumilde, que un buen día descubren daje muy fresco. Cuando que dos de sus hijos fueron intercam- los adultos tienen que rebiados por error al nacer. La ternura petir las tomas tantas vede los niños y la ceguera de los padres, obnubilados por el qué dirán, trenzan Amor filial El filme una historia tierna y emotiva. Soy padre de una hija de seis años, y este es reflexiona sobre la paternidad DAVID MARTOS C ces, es difícil que lo hagan como la primera vez... pero los niños sí que pueden hacerlo asegura el cineasta. ¿Y por qué este director habla constantemente de la familia? Lo hizo en Milagro en Caminando en After life No he hecho esta película pensando en que el de la familia es un tema que no se trata habitualmente en el cine. Los productores quizá piensen así, pero los directores no Dice Hirozaku Koreeda que nunca hace cine para un público masivo. Que siempre piensa en una sola persona. En este caso, en su hija. Asegura también que está negociando el remake de la película que ahora estrena para que sea rodada en Hollywood, pero no no ha recibido ninguna llamada para invitarlo a dirigir esa versión. En principio me gustaría quedarme en Tokio, que es donde vive mi familia. Pero hay muchos actores interesantes en América, y también en Europa. Y tengo ganas de trabajar con ellos Le tiramos de la lengua para que nos diga algún nombre, y al final se le acaba escapando. No, ninguno. Nadie en concreto. Bueno... Mads Mikkelsen me gusta mucho reconoce riendo. ¿Conoce al actor? Es muy guapo. Ya hay muchas fans de este actor en Japón in desjaponizarnos aún del impacto de Una familia de Tokio el cine japonés nos envuelve con otra obra maestra, ahora del casi infalible director Hirokazu Koreeda, que nos ha enseñado en títulos como Nadie sabe Still walking o Milagro el rumor del roce del tejido familiar y las músicas y crujidos de la infancia. El argumento es aquí, de nuevo, lo familiar y la infancia y la naturaleza del hilo que te ata a los tuyos, todo ello narrado a partir de un dramático mcguffin convertido en chamba: una pareja acomodada y fetén recibe del hospital donde nació su hijo de seis años la noticia de que hubo un lamentable error y se intercambiaron los bebés con otra familia... ¡Seis años! nada para un tango, pero toda una vida para un niño de esa edad y sus no padres. El insoportable drama que se avecina a las familias: aceptarlo, resolverlo, articular y modular el intercambio sin que ello suponga un trauma para los niños, renunciar al no hijo de toda la vida, recibir al que no lo ha sido pero lo es... Material altamente peligroso y con un contenido sentimental que habría empujado a cualquiera a andar por un campo de cebollas; Koreeda convierte ese material emotivo inflamable en fundamento de comedia casi ligera gracias a las descripciones, a un brillante espejo que le coloca a cada una de las familias afectadas y en el énfasis de sus diferencias de clase, de costumbres, de proyecto de vida, de contacto y trato entre ellos, especialmente centrado en el sello paterno, uno profesional riguroso y atildado y otro un feliz cantamañanas cuyo desaliño y entrega es el pegamento de su numerosa familia y la mercancía humana que vulnera todo el dramatismo de la historia. Como vulneran su propia naturaleza esos dos niños caídos en corral impropio (lo del piano es tan abrumador como jocoso) Si nos saltamos unas cuantas escenas en las que Koreeda se embebe en los padecimientos del padre riguroso, en sus dilemas sobre la paternidad como un cálculo insatisfecho, la película es una obra redonda, elocuente e inacabable (no le busquen fin) sobre los hilos y los nudos, sobre el poder de la sangre y el querer del abrazo. S