Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 2 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es sociedad SOCIEDAD 41 El soberanismo divide al clero de Cataluña Pese a que el apoyo a la independencia no es unánime, tiene mayor eco mediático ABC MADRID Pablo VI, autor de la encíclica Populorum Progressio ABC La Doctrina de la Iglesia no ampara el separatismo catalán Los expertos apuntan que el nacionalismo no se ajusta a la búsqueda del bien común L. DANIELE MADRID El magisterio Pablo VI En la encíclica Populorum Progressio (1967) asegura que el nacionalismo aísla a los pueblos en contra de lo que es su verdadero bien Buscar en la Doctrina Social de la Iglesia argumentos a favor del derecho a la autodeterminación, como hicieron el jueves medio centenar de organizaciones y órdenes religiosas catalanas, es un error. Esa es la conclusión a la que llegan los expertos consultados por ABC. Si bien el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia se refiere al derecho a la independencia de los pueblos en el párrafo 157, el profesor de Filosofía Moral y Doctrina Social de la Iglesia en la Universidad CEU- San Pablo, Antonio Martín Puerta, explica que no le compete a este cuerpo doctrinal ofrecer soluciones técnicas o políticas concretas Se trata de un conjunto de reflexiones que buscan colaborar al bien del hombre y al bien común. La cuestión capital es ¿buscan los nacionalistas y secesionistas el bien común o el bien particular? Para este catedrático, el nacionalismo, tal como se plantea en Cataluña, se desentiende de la solidaridad y acude a la coacción contra quienes no comparten sus principios Al no conducir al bien común generarán más perjuicio que beneficio añade. En la misma línea, el profesor de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra, Javier Otaduy, señala que no puede aplicarse ese párrafo de la Doctrina Social de la Iglesia de modo unívoco a Cataluña ya que el com- Juan Pablo II En 1994, ante la amenaza independentista del norte de Italia, afirmó: Es preciso superar los peligros de separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia nación pendio plantea una cuestión absolutamente genérica que fue pensada y escrita en el ámbito sobre todo de la descolonización de comienzos del siglo XX Es evidente- -apunta- -que eso tiene sentido en los pueblos que estaban sometidos a otros grandes imperios y que, por tanto, podían reclamar su propia independencia. En el caso de Cataluña, eso no ha existido nunca como tal El magisterio de la Iglesia es muy amplio. Pablo VI, en la encíclica Populorum Progressio asegura que el nacionalismo aísla a los pueblos en contra de lo que es su verdadero bien En 1994, Juan Pablo II fue muy claro cuando el norte de Italia pretendió independizarse. Es preciso superar los peligros de separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia nación y con comportamientos de solidaridad renovada dijo. No todos piensan igual sobre el proceso secesionista en la Iglesia catalana. A diferencia de algunos obispos altamente significados con la causa soberanista- -como monseñor Sebastiá Taltavull (auxiliar de Barcelona) o Xavier Novell (de Solsona) los obispos de Tarrasa, Jose Ángel Saiz Meneses; de Tortosa, Xavier Salinas; de Sant Feliu, Agustín Cortés, y de Vic, Romá Casanova, no han comunicado hasta ahora su comunión incondicional con las consignas nacionalistas. Saiz Meneses, que ha mantenido cargos en la CEE, prefiere no entrar en debates. Los rumores le sitúan como uno de los posibles sucesores de Martínez Sistach después de que el cardenal presentara su renuncia al Papa tras cumplir los 75 años de edad el año pasado. Saiz Meneses ejerce su ministerio en varias parroquias del cinturón barcelonés, pero no se le conocen declaraciones de perfil político catalanista. Tampoco a sus homólogos de Vic, Sant Feliu y Tortosa. El cardenal de Barcelona, en cambio, ha sabido mantener la duda. Barcelonés de cuna, algunos pintan al arzobispo metropolitano de nacionalista, aunque otros le atribuyen simplemente un afán por estar bien con quién gobierne en Cataluña, sea quien sea. Los que sí han optado por la tribuna mediática para exponer abiertamente su apoyo al proyecto soberanista han sido monseñor Novell, Taltavull y el abad de Monserrat, Josep María Soler. Al frente de un Monasterio muy vinculado al nacionalismo- -en Monserrat se fundó la Convergencia de Jordi Pujol- Soler declaró el año pasado que la Doctrina Social de la Iglesia reconoce a Cataluña como nación y, por tanto, el derecho a reivindicarse como tal. También a nivel de decidir cuál debe ser el futuro de Cataluña Taltavull fue si cabe más lejos y afirmó que la Iglesia respetaría el resultado de una con- XAVIER NOVELL OBISPO DE SOLSONA La Santa Sede debería pensar en crear una Conferencia Episcopal propia de un país nuevo SEBASTIÀ TALTAVULL OBISPO AUX. BARCELONA La Iglesia debe estar al lado del pueblo y si el pueblo llega a esta resolución, la Iglesia debe estar a su lado JOSEP MARÍA SOLER ABAD DE MONTSERRAT El abad de Montserrat comparte esta doctrina que puede llevar a preguntar a la gente qué es lo que desea sulta sobre la independencia de Cataluña. Ante la evidencia de que el soberanismo ha hallado cómplices entre el clero, la Santa Sede quiere aprovechar el relevo de Sistach y otros dos obispos catalanes para conjurar el riesgo de un nacionalismo vestido de sotana.