Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO, 2 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es internacional ABC HERMANN Snowden, dispuesto a informar a Alemania sobre el espionaje Aunque con cautela frente a EE. UU. el Gobierno germano se inclina por escucharle RAFAEL MAÑUECO CORRESPONSAL EN MOSCÚ OTRO DESASTRE, POR FAVOR La operación de Snowden y Ströbele es transparente, pero sin duda eficaz C ierto que han aumentado los llamamientos a la sensatez en el escándalo del espionaje. Pero bastan un par de insensatos para tumbar la labor de muchos. Se ha vuelto a ver en Alemania con la irrupción en la cacharrería de las medias verdades y la demagogia en toneles de un siniestro personaje como es Christian Ströbele. Un tipo de cuidado, acostumbrado a los delincuentes peligrosos. Abogado de la banda terrorista Baader Meinhof, condenado por colaborar con la organización y expulsado una década después por el SPD por dirigirse a los terroristas encarcelados como queridos camaradas Ströbele es un activista incombustible. Es contumaz en su radicalismo antisistema en un partido cada vez más integrado en el sistema democrático. Ströbele fue a Moscú a visitar a su nuevo héroe, Eduard Snowden, y ha vuelto a Berlín triunfante como un Miguel Strogoff con misiva de aquél. Dice Snowden que estaría dispuesto a declarar ante el Parlamento alemán sobre los abusos del espionaje norteamericano. Y pide garantías para hacerlo. Con toda la demagogia disparada que Gobierno y medios razonables no aciertan a atajar, la operación de Snowden y Ströbele es transparente pero sin duda eficaz. En Alemania ya se ha desatado una especie de histeria contra la fuerza de ocupación digital que serían los EEUU. Todos muy crédulos con Snowden, cínicos e incrédulos con cualquier explicación que llegue de Washington, parece que se deja de pensar en los intereses de la propia Alemania y sus socios. Y se va perfilando otro desastre. Porque el Gobierno alemán aún no ha desechado como grotescas e irresponsables las propuestas de Ströbele y Snowden de que el Gobierno alemán proteja a un fugitivo de la Justicia norteamericana, para escucharle en su Parlamento. Entonces sí que podemos dar por enterradas las relaciones bilaterales por mucho tiempo, Moscú y Pekín habrán logrado dinamitar el Tratado de Libre comercio trasatlántico. Entonces sí que algunos logran dinamitar una cooperación de los servicios de información que salva vidas y defiende intereses europeos, desde las guerras del antiterrorismo y antidroga hasta la cooperación militar. Esperemos alguna voz con autoridad ponga fin a este delirio. Los Verdes germanos han puesto en funcionamiento una iniciativa para vincular al extécnico de la NSA Edward Snowden a una investigación parlamentaria sobre el espionaje realizado por EE. UU. Snowden ha aceptado y ha puesto todo tipo de facilidades. Queda ahora por concretar cómo lo hará, ya que el Gobierno alemán no quiere que sus posibles contactos con Snowden dañen sus relaciones con Washington. El diputado ecologista alemán HansChristian Ströbele se reunió en un lugar secreto de Moscú con Snowden, quien le entregó una carta dirigida a la canciller Merkel, al Bundestag y a la Fiscalía. En la misiva se ofrece para comparecer ante la Justicia alemana y ayudar a la comisión de investigación del Parlamento a esclarecer los detalles del espionaje masivo llevado a cabo por la NSA. Según afirmó Ströbele a la televisión ARD, Snowden demostró que sabe mucho El diputado Verde aseguró que, en su escrito, el antiguo colaborador de la CIA pide el respaldo de la comunidad internacional para disuadir al Gobierno de EE. UU. de que abandone la conducta dañina de tratar de impedir que salgan a la luz los detalles de sus actividades de espionaje. Decir la verdad no es un delito sostiene Snowden en la carta. A juicio de Ströbele, el joven norteamericano no se considera un enemigo de América, sino más bien al contrario El parlamentario manifestó este respecto que lo que realmente le gustaría a Snowden es intervenir ante el Congreso estadounidense, más que ante los diputados alemanes Snowden (i) junto al diputado verde aleman Hans- Christian Stroebele EFE La Casa Blanca pide su repatriación La Casa Blanca insistió ayer en que Edward Snowden debe regresar a EE. UU. para afrontar cargos muy graves por espionaje. Los crímenes de los que está acusado son muy graves y nuestra opinión es que lo correcto para él es regresar a Estados Unidos indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. La posición de EE. UU. es la que era insistió Carney al repetir que la revelación no autorizada de información clasificada de Snowden ha dañado la seguridad nacional. El portavoz recordó también que esas revelaciones han causado tensiones con otros países, muchos de ellos aliados de EE. UU. Después de que Washington le retirase el pasaporte, Snowden obtuvo un permiso de residencia temporal en Rusia, pero este documento no le permite viajar a Alemania, país en el que EE. UU. ya ha presentado una petición de extradición preventiva en su contra. Informar por escrito La radio Eco de Moscú aseguraba ayer que Snowden estaría dispuesto a trasladarse a Alemania para atestiguar, si se le concede asilo político Berlín lo descartó hace tiempo y una ayuda económica para cubrir sus gastos en abogados En cuanto al asesor jurídico del soplón estadounidense, Anatoli Kucherena, ha desaconsejado vivamente en Moscú a su cliente que salga de Rusia, ya que perdería su condición de refugiado Kucherena sugiere que el mejor modo de colaborar sería informar por escrito. Las autoridades germanas dicen estar dispuestas a oírle, pero manteniendo siempre la cautela para no irritar a EE. UU. Si el mensaje es que Snowden tiene cosas que contarnos, estamos absolutamente dispuestos a escucharle declaró ayer el ministro alemán del Interior, Hans- Peter Friedrich. A continuación, el presidente de la comisión parlamentaria de secretos oficiales, el socialdemócrata Thomas Oppermann, escribía en su cuenta de Twitter que si hay posibilidades de escuchar a Snowden como testigo sin ponerle en peligro y sin arruinar las relaciones entre Alemania y EEUU debemos hacerlo Por su parte, el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, señaló que lo que pueda aportar el antiguo informático de la NSA será siempre bienvenido. Pero, subrayando la línea de cautela, añadió: Estamos tratando de cooperar con nuestros socios americanos para aclarar lo sucedido En relación con la posibilidad de que Snowden reciba asilo político en Alemania, Seibert dejó claro que nuestro Gobierno constató en junio que no se daban las condiciones para su concesión y la situación actual sigue siendo la misma Lo que, unido al hecho de que Berlín y Washington tienen suscrito un acuerdo de extradición y que la de Snowden ya ha sido solicitada por EE. UU. hace prácticamente imposible que el prófugo de la Justicia norteamericana pueda viajar a Alemania.