Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 2 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es PRIMER PLANO 21 El entorno personal 75 aniversario LAS AMISTADES Dos confidentes y varias amigas muy discretas La Reina, por su carácter, no podría no tener amigas. Siempre las ha tenido, desde que era una niña, pero las ha mantenido en la discreción, sin que trasciendan sus nombres. Pero, entre su entorno más íntimo, hay dos que son muy especiales: su hermana, la Princesa Irene, y su prima, la Princesa Tatiana Radziwill. Los abuelos de ambas (Jorge y Constantino de Grecia) eran hermanos. Las tres han compartido infancia, juventud y madurez, desde los duros años del exilio en Suráfrica hasta la actualidad. Cuando la Familia Real griega desembarcó en el puerto surafricano de Durban, allí les estaban esperando los Príncipes Eugenia de Grecia y Dominik Radziwil con su pequeña hija Tatiana, de la misma edad que la Reina. Es una amistad a prueba de fuego. Después, cuando la Princesa Tatiana se casó con el doctor John Fruchaud, Doña Sofía congenió inmediatamente con él, a quien se puede incluir en la lista de amigos de la Reina. Doña Sofía también mantiene relación con algunas de sus amigas de Grecia, a las que ve cuando regresa a su tierra natal, y aún se sigue vien- Una relación a prueba de fuego Doña Sofía ha compartido su infancia, juventud y madurez con su hermana la Princesa Irene de Grecia y su prima Tatiana Radziwill EFE do con algunas de las personas a las que conoció en la Universidad Autónoma de Madrid. Entre sus amigos también hay que incluir a Mohamed Yunus, el impulsor de los microcréditos, una herramienta que ha permitido a millones de personas salir de la pobreza. Conocí a Mohamed Yunus en Bélgica en un foro de la mujer rural, durante un almuerzo. Estábamos sentados en la misma mesa, pero yo no sabía quién era él explica la Reina. El entonces vicepresidente del Banco Mundial y actual director de la Biblioteca de Alejandría, Ismail Serageldin, se lo presentó. Estuve hablando con él y le pedí un folleto de lo que hacía, pero me dijo que no me iba a servir. Mejor, véngase a verlo Y fui varias veces La Reina también mantiene amistad con la familia del violonchelista ruso Mstislav Rostropóvich, fallecido en 2007. Un buen día, Doña Sofía iba caminando con el músico por Toledo cuando escucharon a un organillero que ejecutaba piezas españolas y llamó la atención del ruso. Días después, Rostropóvich recibió en su casa de Moscú un bulto muy grande; era el organillo. La Reina se lo había comprado.