Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 1.11.2013 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.736 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO Eccehomo made in China Dos funcionarios chinos han sido despedidos tras emular a la restauradora de Borja. En este caso, destrozaron un valioso mural de la Dinastía Qing PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN IGNACIO RUIZ- QUINTANO ROCA He ahí (en Miquel Roca) el secreto de todo el constitucionalismo español: hacer lo que al que mande se le ponga en los c... tro catalán de culo cerrado estamos con el culo así cerrado dijo Sergio Ramos a Cristiano en Barcelona) al que le sale ¡hablando de Ramos! el cojonudito español del Derecho: Roca, padre de la Constitución. -Es imposible que alguien me diga que (el referéndum separatista) es inconstitucional. Es constitucional si hay voluntad política de hacerla constitucional. He ahí el secreto de todo el constitucionalismo español: hacer lo que al que mande se le ponga en los cojones no hay cojones para negarme a mí una TV fraseó famosamente un editor) palabro universal del gusto incluso de un alma tan fina como Truman Capote. No le falta razón (a Roca, no a Capote) tenemos una Constitución punk porque en ella cabe de todo: es, se dijo en su día, como un fabuloso guante Varadé antes de que se suicidara La Fornarina. Parecía que nuestro constitucionalismo era cosa de botines blancos, como el flamenquito de Sánchez Mejías en la venta de La Narda o como el juego del Madrid de Sergio Ramos en el Bernabéu. Pepín Bello contó a Cañabate la broma que un día, en Sevilla, gastaron él e Ignacio Sánchez Mejías a un amigo del Norte que quería flamenquito. Pepín, que gastaba botines blancos, dio a Ignacio la idea: ponerse todos botines blancos y decirle al amigo que ésa era la señal para que en la venta no les entrara por derecho la Narda, quien, avisado, se sentó junto al amigo, obsequiándole con miradas tiernas y palmaditas musleras. -En esto- -dice Pepín- la Narda se acerca más al amigo y le dice muy gachonamente: ¡Qué ojos más bonitos tiene usted, caballero! El amigo pega un salto en la silla, y alargando primero un pie y luego el otro, se los metía casi en las narices de la Narda, mientras gritaba: ¡Eh, cuidado! ¡Mire usted, mire usted, que llevo botines blancos! La España de Mariano enseña los botines blancos a Roca con el mismo éxito que el Madrid de Ancelotti se los enseña a los árbitros. na chapuza similar a la del Eccehomo de Borja sacude estos días a China. Al igual que ocurriera en el ya famoso pueblo zaragozano, donde la pintora aficionada Cecilia Giménez emborronó un fresco antiguo en la iglesia del Santuario de la Misericordia, una fallida restauración artística ha borrado un mural con varios siglos de antigüedad. El desaguisado ha tenido lugar en el templo de Yunjie, que data de la Dinastía Qing (1644- 1911) y es uno de los reclamos turísticos de la Montaña del Fénix, en la provincia nororiental de Liaoning. Allí, y según informan los medios chinos, dos funcionarios municipales han sido destituidos por pintar sobre dicho mural budista varias figuras taoístas con unos colores tan chillones que parecen dibujos animados. A tenor de las imágenes que circulan por internet, que hablan por sí solas sobre el antes y el después de la restauración, lo que la sala ha ganado en cromatismo lo ha perdido en valor histórico. Así lo descubrió un internauta, apodado Wujiaofeng, que colgó las fotos en las redes sociales y criticó la destrucción del patrimonio cultural chino. Espoleadas por la indignación que provocó su denuncia, las autoridades de la ciudad de Chaoyang abrieron una investigación para depurar responsabilidades. U sión china del censurado Twitter, comentarios como el cerebro de algunas personas ha sido pateado por un burro o la ignorancia es horrible Además, el jefe del Partido en la Montaña del Fénix ha recibido un aviso por este serio caso de negligencia, que ha vuelto a poner de manifiesto la escasa protección cultural del legado histórico y artístico de China. Ni siquiera sus monumentos más valiosos se han librado del expolio o el vandalismo. Durante los últimos años, tramos de hasta cien metros de la Gran Muralla han sido arrancados para pavimentar carreteras. Y, tras resistir durante siglos las invasiones de las tribus bárbaras de Asia, junto a sus piedras milenarias se han celebrado fiestas rave que la han dejado llena de basura y orines a la mañana siguiente. Peor aún ha sido la destrucción que el desarrollismo económico ha traído a Pekín, donde solo quedan ya 400 de sus 7.000 hutong los tradicionales callejones con casas bajas de ladrillo gris que datan de la época imperial. En el caso del Eccehomo made in China los expertos creen que pueden borrar el nuevo mural para salvar los frescos antiguos y restaurarlos, esta vez en condiciones. Pero ya han dejado claro que jamás volverán a quedar como los originales. O Antes El mural budista original del templo de Yunjie Después Las pinturas perpetradas por una empresa local bajo encargo de la oficina turística Restauración low cost Tal y como explicó al diario Global Times el vicesecretario general del gobierno de Chaoyang, Li Haifeng, el abad del templo y los responsables de su oficina turística llevaron a cabo la restauración sin pedir permiso al departamento provincial de protección cultural Sin contar con ningún tipo de asesoramiento histórico, una empresa local poco o nada cualificada se encargó de la obra, que costaba cuatro millones de yuanes (477.000 euros) Como la oficina turística no disponía de tanto dinero, el propio abad recaudó los fondos para financiar la polémica restauración, que ha acabado costándole el cargo al funcionario responsable de los asuntos del templo y al jefe del departamento cultural del municipio. Sus cabezas rodaron en cuanto empezaron a circular en Weibo, la ver-