Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 ABCdelOCIO VIERNES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es ABC CRÍTICA DE TEATRO Don Alonso o la fuerza del sino EL CABALLERO DE OLMEDO Autor: Lope de Vega. Versión: Eduardo Galán. Dirección: Mariano de Paco Serrano. Música: Tomás Marco. Escenografía: David de Loaysa. Vestuario: Felype de Lima. Iluminación: Nicolás Fischtel. Intérpretes: Javier Veiga, Marta Hazas, José Manuel Seda, Enrique Arce, Encarna Gómez, Jordi. Soler, Andrea Soto y Alejandro Navamuel. Teatro Fernán Gómez. Madrid. JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Una escena de ¡Qué desastre de función! ABC ¡Qué desastre de función Actores en la trastienda Escrita por Michael Frayn y adaptada por Paco Mir, es una comedia disparatada JULIO BRAVO ichael Frayn estrenó en Londres en 1982 Noises off en ella, contaba las peripecias de una compañía teatral mientras representa un vodevil de título soez: ¿Me enseñas tu sardina? Frayn levanta las faldas de esta función y permite al público asomarse a lo que sucede entre cajas. La comedia se ha convertido en un clásico en todo el mundo. A España llegó poco después de su estreno, y se ha representado en numerosas ocasiones. Vuelve ahora a Madrid la obra bajo el título ¡Qué desastre de función! La versión es de Paco Mir (Tricicle) la dirección de Alexander Herold, y en el reparto figuran Anna Barrachina, Carmen Conesa, Juli Fábregas, Josep Linuesa, Vanesa Romero, Leire Ruiz, Vito Sanz, Miquel Sitjar y Pepín Tre. M Las tripas del teatro Paco Mir se encontró con la obra hace más de veinticinco años. Hizo la adaptación de texto para una versión bilingüe que se estrenó en Barcelona dirigida por Alexander Herold. Desde entonces se ha representado cada seis años aproximadamente; el autor, Michael Frayn, la ha ido cambiando desde entonces y nosotros hemos variado también la adaptación La mejor comedia del mundo se representando, que está muy subido, dice en la publicidad de la función. Es porque es un vodevil casposísimo; y el una frase, claro, pero la verdad es que del tercer acto, donde se solapan los se ha convertido en un clásico, y que ritmos. La obra está construida de madesde hace treinta años cada vez que nera inteligentísima, y el final es un se repone aquí o en Londres es un éxi- verdadero disparate. Las buenas coto absoluto. Primero por el juego que medias tienen ritmo, y todo lo que se se ve, con la obra presentada por el an- dice tiene significado verso y el reverso. Es la misma obra Vanesa Romero encarna a Cris vista tres veces: en el primer Krystal, la rubia tonta PopuLa acto se plantea, en el segunlar por su participación en obra do acto se ve por detrás, con series televisivas como desvela los los problemas que tiene la Aquí no hay quién viva compañía por la lucha de entresijos de y La que se avecina ésta egos; y en el tercero se vueluna función es su segunda experiencia ve a ver por delante, cuanteatral, tras la obra Tres teatral do la función ha llegado a Alde Juan Carlos Rubio. Es un bacete para terminar la gira: ya tipo de personaje que no había es un caos, la gente no tiene respeto tenido ocasión de trabajar dice es por nada y todos entonan el ¡sálvese muy personaje todo un reto para mí. quien pueda! Hay además personajes Es una actriz a la que han contratado muy marcados, casi como en una sit- porque es mona pero no tiene ni idea com, y todos son muy parecidos a los de interpretar; es tonta. Y meterse en actores que los interpretan, con tres un personaje así es muy enriquecefranjas de edad: los jóvenes, que tie- dor nen ilusión; los de mediana edad, que La función es vertiginosa: Es un tienen oficio, y los veteranos, que es- no parar dice Vanesa, que muestra tán de vuelta de todo en las rodillas sus heridas de guerra Existe la creencia de que al público por una de las escenas No permite le gustan las obras de teatro que mues- que nos relajemos ni nos despistemos tran las tripas del teatro. Cree Paco Mir un solo momento porque en la obra que es un mito. Nos hace gracia a los hay mucho de coordinación, de coreoque hacemos teatro, pero esta obra grafía. Está todo muy medido y el rittriunfa por su humor y su carpintería, mo te obliga a una concentración exindependientemente de que hable del trema. Pero la risa del público comteatro dentro del teatro pensa el esfuerzo El ritmo es la piedra angular de cualquier comedia. ¡Qué desastre de fun- ¡Qué desastre de función! Madrid. Teatro Caser Calderón. Jueves y ción! tiene, asegura Paco Mir, tres diferentes: el ritmo general de la fun- viernes, 20 horas. Sábados, 17 y 20 horas. ción; el de la obra que están Domingos, 18,30 horas. omo es sabido, los versos de una cancioncilla popular inspiraron a Lope de Vega una de su más señaladas tragedias, en la que baraja elementos tardomedievales la acción transcurre durante el reinado de Juan II de Castilla y reedita el binomio amor- muerte en un escenario que remite al de La Celestina por la presencia de una alcahueta, con sus ardides y sortilegios, como mediadora entre los dos amantes. Resulta lógico que, lo mismo que la gran creación de Fernando de Rojas, también suela ser calificada como tragicomedia El caballero de Olmedo Al carácter romántico de la obra, que el Fénix debió de escribir en torno a 1620, se une una intensa y ominosa vibración premonitoria que, sin descuidar los ribetes cómicos de la trama, la versión de Eduardo Galán y la puesta en escena de Mariano de Paco Serrano potencian mediante el ritornelo del estribillo enigmático y trágico de la canción inspiradora: Que de noche le mataron al Caballero, la gala de Medina, la flor de Olmedo Una suerte de invocación fatalista que resuena de forma inquietante en la envolvente escenografía de David de Loaysa, sobre la que De Paco fortalece los aspectos coréuticos evocando la presencia del toro como animal totémico en una suerte de liturgia funeral que, colocada como introito, anuncia el carácter del sino que dirige los pasos de don Alonso, el protagonista. Los bellos versos de Lope, que enlazan la pasión amorosa, el humor y la fatalidad de forma admirable, suenan vigorosos y enteros en las voces del elenco encabezado por Javier Veiga, un don Alonso muy galán y paladín en la onda de algunos referentes clásicos del cine de aventuras, y Marta Hazas, la enamorada Inés, tan sensible y sensual como astuta. Estupendos Encarna Gómez, como la experta en tercerías Fabia; José Manuel Seda, que encarna al artero rival don Rodrigo con mañas de recio beau ténébreux y el gracioso y más Tello servido con energía y buen sentido por Enrique Arce. C