Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD VIERNES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es sociedad ABC A FINALES DE ESTE AÑO Las tabletas y consolas podrán usarse durante el aterrizaje y despegue de aviones en EE. UU. A. F. MADRID Las autoridades estadounidenses han aprobado el uso de aparatos electrónicos como tabletas durante todas las fases del vuelo en aviones. Eso sí, la Administración Federal de Aviación (FAA, por su nombre en inglés) ha señalado que sigue prohibido realizar llamadas o recibir mensajes durante los vuelos. Los cambios tendrán efecto a finales de este año, según ha dicho la FAA. Las reglas del uso de móviles corresponden a la Comisión Federal de Comunicaciones. La agencia enviará de forma inmediata una guía de implementación a las aerolíneas. Michael P. Huerta, administrador de la FAA, ha señalado que espera que las aerolíneas permitan el uso de tabletas, reproductores de MP 3 y móviles en modo avión con sus conexiones apagadas durante el despegue y aterrizaje. Según apunta The New York Times las aerolíneas tendrán que realizar pruebas en sus equipos para comprobar los resultados de aprobación de la FAA. Los pasajeros podrán leer libros electrónicos, jugar videojuegos y ver vídeos durante todo el vuelo, con muy pocas restricciones, ha dicho la agencia. En algunas ocasiones de poco visibilidad, uno por ciento de los vuelos, algunos sistemas de aterrizaje pueden que no toleren la interferencia. En esos casos a los pasajeros se les planteará apagar sus dispositivos electrónicos explicó Huerta. El catedrático José Antonio Lorente es profesor de Medicina Legal y Toxicología en la Univ. de Granada RUIZ DE ALMODOVAR Con las bases de datos de ADN se puede evitar el comercio de niños ENTREVISTA José Antonio Lorente Director del programa DNA- ProKIDS El catedrático español participará en unas jornadas del Vaticano sobre tráfico humano FERNANDO DEL VALLE GRANADA De Cristóbal Colón a Ciudad Juárez Perfil En España, José Antonio Lorente puso en marcha el pionero programa Fénix que gracias al ADN ha permitido identificar centenares de cadáveres. También ha colaborado en Ciudad Juárez en la identificación de mujeres desaparecidas. Entre otros personajes históricos, ha exhumado los restos de Colón en Sevilla, verificando su autenticidad. Pero tiene claros los límites éticos: Demasiada información, que pueda caer en manos no adecuadas, no tiene por qué ser buena Vuelos con Wi- fi El administrador de FAA también ha apuntado que si bien es cierto que no pueden comprobar que las tabletas o móviles estarán en modo avión durante los vuelos, esto no representa un riesgo, solo un malestar para el pasajero. No hay problemas de seguridad si estos no están (en el modo) pero van a aterrizar en su destino sin batería esto debido a que los dispositivos tratarán de conectarse a una celda de telefonía que no encontrarán. Los usuarios podrían navegar por internet en los vuelos de las aerolíneas que ofrezcan conexión Wi- fi. Los usuarios también podrán utilizar conexiones Bluetooth o accesorios inalámbricos. La decisión se produce después de más de un año de estudios realizados por expertos independientes consultados por la FAA. José Antonio Lorente (Serón, Almería, 1961) catedrático de Medicina Legal formado en el FBI, director de un centro oncológico en Granada y una de las principales autoridades internacionales en el estudio del ADN, participará mañana en el coloquio internacional organizado por el Vaticano para hablar sobre el comercio de niños. ¿Que puede aportar la Iglesia en la lucha contra la trata? -Su labor es fundamental. Actúa de altavoz con toda su capacidad de comunicación e influencia. Y a través de todos sus misioneros, sus religiosos, presentes en todos los confines del mundo, puede ayudar a transmitir información a todos los niveles. La Iglesia sabe y puede transmitir una esperanza. Que hay maneras de buscar a un hijo perdido o sustraído, que hay modos de evitar que caigan en manos de las mafias. ¿Le sorprendió la prontitud con la que el Papa ha abordado el tema? -Francisco es un Papa ejecutivo. Viajó a Lampedusa antes incluso de la tra- gedia. En su pontificado quiere y va a hacer muchas cosas. También en la trata de seres humanos. ¿Cuál fue el resorte que le llevó a imaginar DNA- ProKIDS? -En mis viajes por América Latina y Asia siempre me sorprendía ver tantos niños sueltos por las calles, aban- donados. Preguntaba y sólo encontraba resignación. En Guatemala, en 2004, me contaron los enormes problemas que tenían con robos de niños para adopciones ilegales, que iban mayoritariamente a Estados Unidos. Y saltó la chispa. Pensé en bases de datos con información genética de esos niños que se pudiera comparar con la de familiares que denunciaran una desaparición. Empezamos a hacer un programa piloto. Y vimos pronto que funcionaba. Hoy colaboramos con 16 países (siete de Asia y nueve de Latinoamérica) y podemos hablar de más de 620 identificaciones positivas que no hubieran sido posibles sin el ADN. Se han evitado más de 250 adopciones ilegales. Y estamos sólo en un 5 de lo que tendríamos que hacer. ¿Cuáles serán los siguientes pasos? -Primero, hace falta aumentar las bases de datos de ADN nacionales, que deben ser una prioridad absoluta. Luego, una mayor coordinación entre países. Que esas bases de datos se hablen para obtener mejores resultados. Y un liderazgo internacional claro. Alguien debe promover una legislación armónica, la puesta en marcha de unos instrumentos comunes. Yo he reclamado a los dos últimos gobiernos que se haga desde España. Hemos demostrado que podemos hacerlo. España puede crear un centro, un observatorio contra la trata de menores. Debe liderar esa lucha.