Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es españa ESPAÑA 27 Susana Díaz lidera el discurso nacional del PSOE frente a Rubalcaba La presidenta andaluza forja un nueva jefatura esgrimiendo el modelo anterior a Zapatero MANUEL CONTRERAS SEVILLA presentaba un cierto retorno a la vieja guardia del felipismo Susana Díaz estaba destinada a ser la secretaria de Organización en el PSOE de Carme Chacón, pero 22 votos le separaron de aquel atajo que le llevaba directamente a la cúpula del partido. Tras este fracaso, la joven dirigente sevillana centró su labor política en Andalucía, adquiriendo peso específico en el entorno del entonces presidente andaluz, José Antonio Griñán, hasta convertirse en su sucesora tras unas primarias que, controladas por el poderoso aparato andaluz del partido, nunca llegaron a celebrarse. Así, solo año y medio después de salir derrotada del congreso federal, Susana Cuando Felipe González ganó sus primeras elecciones generales el 28 de octubre de 1982, Susana Díaz acababa de cumplir 8 años. Cuando abandonó la Moncloa, en 1996, la actual presidenta andaluza sólo llevaba algunos meses en el PSOE. Su carrera política, por tanto, apenas se desarrolló en aquel partido que lideraba González y administraba Alfonso Guerra. De hecho, fue en la etapa de Rodríguez Zapatero cuando encadenó cargos públicos y orgánicos en una fulgurante ascensión. Así, no es de extrañar que el día de su toma de posesión como presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz se definiera como heredera del PSOE de Zapatero. La filiación de Díaz con el neosocialismo gaseoso del ex presidente del Gobierno se hizo patente en febrero de 2012, en el congreso extraordinario de Sevilla, cuando se alineó públicamente con Carme Chacón frente a un Rubalcaba que re- Pasado Ascendió en el PSOE del expresidente del Gobierno y se alineó con Chacón frente a Rubalcaba en el congreso de Sevilla Ruptura Pese a definirse como heredera del PSOE de Zapatero ha pasado a criticar su política territorial Votación El pasado martes lideró la presión sobre Rubalcaba para que votase con PP y UPyD contra el PSC Futuro Se ha erigido en referencia para un modelo de partido más español Díaz volvía a asomarse en el escenario nacional convertida en la dirigente socialista con mayor poder del país. Y lo hizo con agresividad, discrepando con Rubalcaba en materias que sólo competen a éste y marcando el paso sin reparos a su secretario general. Lo más llamativo es que ese incipiente regeneracionismo que lidera Díaz, y que ella denomina nuevo tiempo se basa en la negación de la doctrina territorial de Zapatero, el dirigente de quien ella misma se declaró heredera. La presidenta andaluza ha afirmado, con Pere Navarro sentado frente a ella, que Zapatero se equivocó al asegurar que aceptaría cualquier estatuto que viniera de Cataluña y ha negado rotundamente el derecho a decidir. Díaz defiende, en definitiva, el retorno a la casilla de salida, al PSOE original de Felipe González: un partido español y cuyo modelo territorial cabe, si acaso con mínimos ajustes, en la Constitución. La votación del pasado martes en el Congreso, cuando la presidenta andaluza lideró el levantamiento para forzar a Rubalcaba a votar junto a PP y UPyD contra el PSC, ha consolidado ese rol redentor. La epatante irrupción de Susana Díaz y su ruptura con los postulados recientes del PSOE en materia territorial supone una contradicción con su procedencia zapaterista pero sobre todo demuestra su exquisito olfato para decir aquello que la gente espera oir. Esta facultad, demostrada reiteradamente en su exitosa carrera, le ha llevado en sólo unas semanas a erigirse como un poder alternativo y latente dentro del partido. Mientras los candidatables a oponerse a Rubalcaba en unas primarias escurren el bulto y ocultan sus bazas, Susana Díaz, quien en ningún caso dará ese paso, va asumiendo poco a poco el liderazgo que demanda la base del partido. Con esa baza y el control de la federación más importante del PSOE, es difícil desligar su futuro del futuro del partido. CERNUDA CONFIDENCIAL POR PILAR CERNUDA Los partidos echan sus redes La presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, no solo es objeto de deseo del PP; o más bien habría que decir del sector más conservador del PP, porque la actual dirección nacional no ha dicho una palabra sobre la posibilidad de ofrecerle un hueco de salida en una lista andaluza al Congreso de los Diputados. La tientan también desde UPyD. Un partido creciente, al que se acercan votantes e incluso militantes del PP en los que ha calado la especie de que Rajoy no es suficientemente contundente con Bildu como si de él dependiera su ilegalización ni es suficientemente contundente con los independentistas catalanes. Como se acercan a UPyD votantes e incluso militantes del PSOE, a los que no convence cómo están dirigiendo Rubalcaba y su equipo el partido, y al que también consideran tibio en esos dos asuntos, terrorismo e independentismo, en los que Rosa Díez basa su acción política. Cadena de sentencias importantes Al ritmo de trabajo del actual Tribunal Constitucional antes de fin de año tendremos sentencia sobre la declaración soberanista de independencia que aprobó el Parlamento de Cataluña el pasado 23 de enero, y que el TC suspendió por unanimidad. La vicepresidenta Adela Asúa, perteneciente a la llamada ala progresista, es la encargada de elaborar un texto, para consensuar con todos los miembros del tribunal e intentar el máximo consenso posible. Una vez logrado, serviría de base para el ponente. Para conseguir el mayor respaldo posible, se trabaja en la trastienda, de manera informal, sin llevarlo al orden del día del plenario para evitar así presiones tanto de los medios de comunicación como de los partidos políticos. Hasta ahora se han producido dos debates que indican voluntad clara de llegar a acuerdos sobre un asunto tan delicado y de tanta trascendencia. Una vez resuelto el recurso de la declaración soberanista, se entrará de lleno en analizar a fondo otro recurso relevante, el de la Reforma Laboral. Y también antes de fin de año se producirá, además de la que da la razón a Álvarez Cascos, otra sentencia que afectará de lleno al derecho al honor y la intimidad de las personas. Está relacionada con el mal uso que se da a la posibilidad de hacer fotografías con móvil en cualquier lugar, así como a la utilización de cámaras ocultas. Limita la utilización de forma muy precisa.