Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN POSTALES VIERNES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2013 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Revés para los fans de Bárcenas Archivado el caso del borrado del disco duro del ordenador (que, por cierto, el propio Bárcenas cambió a espaldas del partido) y sin poder los peritos autentificar la firma de Álvaro Lapuerta en las famosas fotocopias, a los fans políticomediáticos de Bárcenas apenas les queda agarrarse al testimonio de un preso preventivo. Y confiar todo a la versión de quien aún no ha explicado de dónde ha sacado los más de treinta millones de euros que escondía en el extranjero es una temeridad. JOSÉ MARÍA CARRASCAL Apoyo real a las víctimas Sé que estáis pasando momentos difíciles Don Juan Carlos hizo llegar ayer a las víctimas del terrorismo su apoyo y afecto en estos días duros en los que ven salir de la cárcel a quienes mataron a sus seres queridos. El jefe del Estado se pone, por tanto, al frente del movimiento de solidaridad con el colectivo que más ha entregado en la batalla por la libertad y contra el terror. El Rey vuelve a pulsar el sentimiento de su pueblo y sabe estar dónde y con quién hay que estar. ESE CHOQUE DE TRENES Hasta tal punto ciega el nacionalismo, capaz incluso de negar la ley de la gravedad si va contra sus sueños IN ser un fan de doña Rosa Díez, tengo que aplaudir su iniciativa de obligar a retratarse a los políticos españoles en algo tan importante como la cuestión catalana de la que venían escaqueándose con medias palabras y palabras dobles, que son todavía peores. ¿Es el derecho a decidir un derecho a la autodeterminación ¿Significa el derecho a la autodeterminación votar por la independencia? ¿Cuál va a ser la pregunta que se haga en esa consulta? Pues ni siquiera los nacionalistas se ponen de acuerdo sobre ello. Más que parlamentarios del siglo XXI, parecen teólogos medievales debatiendo sobre el sexo de los ángeles, en el supuesto de que los ángeles tuvieran sexo, cosa bastante improbable, pues difícilmente serían ángeles. Era hora más que sobrada de que, sobre todo los grandes partidos, fijasen su posición sobre tema tan trascendente, en vez de marear la perdiz y marearnos a todos. Porque las reglas del juego están trazadas sobre el asunto tanto en España como en Europa. Como son de sobra conocidas las consecuencias para todas las partes. Las mentiras ya no engañan a nadie y el público empieza a cansarse del hieratismo de Rajoy, del nerviosismo de Mas, del oscurantismo de Durán, de los malabarismos de Rubalcaba y del estribillo de Junqueras, así que se saluda el desparpajo de Rosa Díez obligándoles a mostrar sus cartas. Todos ellos aseguran tener los ases, lo que es imposible, a no ser que los lleven en la manga, lo más probable. Pero esos ases ya no sirven. En esta partida de tramposos a punto de terminar, sirven ya sólo los hechos, y entre ellos hay uno fundamental y decisivo. Me refiero a que, hoy por hoy y en el mundo en que vivimos, sumar prevalece sobre restar, multiplicar, sobre dividir, la convergencia sobre la divergencia. Y parece mentira que, llevando la convergencia en el nombre de su partido, Mas y los suyos no se hayan dado cuenta de ello. Hasta tal punto ciega el nacionalismo, capaz incluso de negar la ley de la gravedad si va contra sus sueños. Hasta ahora se ha hablado mucho de sentimientos y muy poco de realidades. Pero son estas las que a la postre decidirán. Pues ese choque de trenes del que tanto se habla y tanto se teme, ocurrirá. Pero no será entre Cataluña y España. Será entre los sueños, quimeras, hipérboles con las que los nacionalistas vienen encandilando a los catalanes y la escueta realidad. El choque será devastador, pues como sabemos, la realidad no se anda con rodeos y aniquila a la ficción. ¿Puede todavía evitarse ese choque? Si se impone la razón, seny en catalán, sí. Pero sigue sin dar señales de vida. Mientras el alcalde de Nueva York, Bloomberg, anuncia sus planes para su próxima jubilación: visitar China, donde dará conferencias, y seguirá trabajando su español. Estoy decidido a hablarlo como un nativo dice. ¿Nativo de dónde? S Luis Bárcenas JAIME GARCÍA CARTAS AL DIRECTOR Con los mineros, en su dolor España entera llora, con lágrimas de amargura, la muerte de los mineros fallecidos en León tras el fatal accidente. Los gestos de dolor de familiares y amigos nos ha llegado al alma, porque, si una muerte representa un triste trance para quienes nos quedamos, se nos hace inconsolable y umbrío cuando un fatídico y aciago infortunio es el responsable de estas pérdidas. Es cierto que se hace escaso el consuelo desde la lejanía de un pueblo noble y trabajado como León, llena de gentes sencillas y hacendosas, pero, no quiero dejar de afirmar desde tierras malagueñas, aparentemente distantes, que nos sentimos enérgicamente unidos a un dolor difícilmente reparable. Llegue hasta León y sus víctimas nuestro inmenso cariño y nuestras oraciones más fervientes, pues deseamos hacer nuestro su sufrimiento. MARÍA TERESA DEL PORTILLO MADRID Nuestras tradiciones Las tradiciones populares navideñas de España, Todos los Santos o los Reyes Magos, están perdiendo fuerza en el marco social y cultural de nuestro país. En las escuelas y los hogares podemos hallar calabazas, abetos e imágenes del Padre Noel que nunca habían formado parte de nuestras tradiciones. Este hecho se produce por la globalización y la fascinación que sentimos, los españoles, por las culturas ajenas. Además, podríamos sumar el sentimiento de inferioridad que padecemos, considerando lo exterior más digno que lo propio. Tendríamos que trabajar a todos los niveles para mantener nuestras tradiciones intactas, ya que ellas nos permiten demostrar nuestro carácter singular a ojos del mundo y, por alguna razón, nuestra cultura fomenta la marca España. JOAN MÁRQUEZ TIÓ BARCELONA Educación, Ley Wert y huelga La guerra de cifras entre el Gobierno y los convocantes de la huelga contra la Lomce, del pasado día 24, ocupaba al día siguiente buena parte de los comentarios y noticias de la jornada. Pero analizado con posterioridad puede decirse serenamente que la huelga fue un fracaso total en la enseñanza concertada y consiguió un seguimiento apreciable pero no masivo en los centros estatales. La Ley Wert tiene numerosos flancos que merecen crítica. Por un lado ha faltado decisión e impulso reformista en la dirección del propio programa popular, por otro ha faltado un diálogo a fondo con los protagonistas de la Educación. Pero es difícil encontrar en los convocantes de la huelga propuestas realistas para mejorar el sistema educativo. Más bien demuestran inmovilismo, cerrilidad ideológica y una tremenda falta de autocrítica, a parte de una excesiva carga política. El proceso parlamentario en curso debe permitir perfeccionar y completar muchos aspectos de la reforma, con la escucha de las propuestas razonables, vengan de donde vengan. Pero lo que no tiene sentido es convertir de nuevo la escuela en campo de batalla político. La educación requiere estabilidad y un proyecto a largo plazo. Hasta el momento nada de eso hemos conseguido en España. Por desgracia pedir un acuerdo en materia educativa es ahora mismo pedir un imposible. Pero al menos sí se puede esperar el compromiso de autoridades, educadores y centros por dar a los alumnos la mejor educación posible. Y esto es lo que, estando a favor o en contra de la Ley, habrá que seguir haciendo mañana, pasado mañana, y el próximo curso escolar. PEDRO GARCÍA GERONA ¿Hasta cuándo vamos a mirar para otro lado? ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo