Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 AGENDA LUNES, 28 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es ABC NECROLÓGICAS EL CONDE ORSSICH (1916- 2013) UN AUSTROHÚNGARO MADRILEÑO N Ferdinand Orssich Ferdinand Orssich nació en Viena el 9 de octubre de 1916 y ha muerto el 26 de octubre de 2013 en Madrid. Veterano de la Fuerza Aérea húngara en la Guerra Mundial, fue un ejecutivo del mundo del petróleo que se asentó en España en 1961. Entre 1997 y 2003 fue embajador en España de la Soberana Orden de Malta. andy Orssich, junto al que he asistido a Misa en nuestra parroquia madrileña durante años, era el protagonista de una hazaña bélica en la Segunda Guerra Mundial de la que casi nunca se vanagloriaba. Oficial de la Fuerza Aérea húngara, en marzo de 1942 hizo una misión en solitario. Con su pequeño caza Reggiane 2000 penetró 250 kilómetros en territorio soviético y lanzó una única bomba contra los depósitos de combustible de una fábrica de carros de combate en la localidad rusa de Saratov. El objetivo fue totalmente destruido. Y Orssich, en solitario, regresó a su base. Se convirtió en un héroe entre sus compañeros. El conde Orssich pertenecía a una familia de origen iraní asentada en Hungría en el siglo X y a la que la Emperatriz María Teresa ennobleció en 1744. Hijo de un teniente de Húsares herido en 1915 y de Amalia Holzmann, viuda a su vez del príncipe Edmund Batthány, Orssich se educó en la Theresianische Akademie y tuvo desde joven una gran vocación por volar, lo que le hizo tratar una elite vienesa en la que se encontraba gente como el conde Almásy, célebre años más tarde por una película inspirada en su vida: El paciente inglés Si la aviación era vista como un deporte, la aviación de combate no era más que otra modalidad de ese mismo deporte. Y los aviadores en aquella guerra se veían a sí mismos como deportistas sometidos a un fair play Uno de los compañeros de escuadrilla de Orssich era Istvan Horthy, hijo del almirante Horthy, regente del Reino de Hungría y vicerregente él mismo. Orssich confesaba tener grabada a fuego en su memoria la fecha del 20 de agosto de 1942, cuando Istvan Horthy y él despegaron simultáneamente para sus respectivas misiones y Horthy no regresó nunca. En siete meses, la escuadrilla de Orssich pasó de 29 aviones a nueve, uno de ellos él mismo, que llegó a derribar cuatro aviones enemigos. Confesaba que llevaba siempre en el bolsillo una pistola para suicidarse antes de caer en manos de los soviéticos si su avión era derribado. Nandy Orssich era un Monárquico convencido y creía firmemente en la virtualidad del Imperio Austrohúngaro en el que había nacido, pero como también ocurriría con tantos monárquicos en la España de las décadas de 1950 y 1960, defendía el papel del dictador Horthy frente a su propio Rey. Tras la guerra Nandy Orssich se instaló en Viena y volvió al negocio del petróleo en el que ya se había iniciado antes del conflicto. Se incorporó a British Petroleum y tras casarse con Margarethe Loudon en 1959, en 1961 llegó a Madrid a montar BP en España. Para ser tenido en cuenta, lo primero que hizo fue conseguir que el Rolls Royce de Franco pasara a emplear aceites producidos por su compañía. Tras diez años dirigiendo BP en Madrid fue fichado por George P. más tarde secretario de Estado con Ronald Reagan para trabajar para Bechtel, la mayor constructora del mundo. Jubilado ya, Orssich se convirtió en embajador en Madrid de la Soberana Orden de Malta y recordaba orgulloso cómo en la boda de la Infanta Cristina él era uno de los cuatro embajadores húngaros asistentes, siendo los otros tres el de la República, Pal que llegaría a presidente de Hungría, el nuncio Lajos Kada y el Archiduque Jorge, embajador para el ingreso de Hungría en la UE. Orssich fue sobre todo un devoto católico, un gran trabajador y un austrohúngaro que como tal se sentía profundamente europeo. RAMÓN PÉREZ- MAURA