Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ABCdelDEPORTE Fórmula 1 Gran Premio de la India LUNES, 28 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es deportes ABC Vettel, pesadilla de Alonso Los cuatro títulos consecutivos del alemán coinciden con los cuatro años en blanco del español en Ferrari JOSÉ CARLOS J. CARABIAS MADRID Chris Dyer tiene 45 años y ejerce su profesión, ingeniero de carreras, en el campeonato alemán de turismos con la marca BMW. Este australiano que usa gafas de lejos emigró a esta competición después de vivir en primera persona la crueldad intrínseca a la Fórmula 1. Un día héroe con aumento sideral de sueldo y al siguiente, villano y despedido con una patada en el trasero. Dyer contribuyó a la entronización de Michael Schumacher y al único título de Kimi Raikkonen. Era el jefe de estrategia de Ferrari, el cerebro gris que decidía cuándo y cómo pasaban los coches rojos por el garaje. Dyer tuvo una fatal ocurrencia el 14 de noviembre de 2010 en Abu Dabi, en la última carrera del Mundial. Aquel error táctico, Alonso entrando en boxes para proteger su posición frente a Mark Webber, aquella salida con tráfico e inútil persecución de Petrov y aquel título que Vettel se encontró casi de casualidad pues no era él el llamado a la cena, sino su compañero Webber. Aquel día, en el lujo asiático y desértico del circuito de Yas Marina, todo cambió para Sebastian Vettel y Fernando Alonso. Un perfecto campeón sin alma Deslizó el coche en plan macarra, haciéndolo girar en círculos frente a la tribuna principal del circuito de Buddh y se arrodilló ante el Red Bull en una apreciable muestra de gratitud. Así celebró Vettel su cuarto título. También ganó en la India. Así ha gestionado este otoño en la Fórmula 1. Un paseo militar sin réplica. Alonso, que chocó con Webber en la primera vuelta, terminó undécimo. Vettel no ha dado respiro desde agosto, cuando ganó en Bélgica. Sin fallos de pilotaje, sin problemas mecánicos, sin contratiempos. Un campeón perfecto, pero sin alma, sin gancho con el público, que lo ha silbado en varios circuitos asiáticos. Con su cuarto título alcanza una leyenda de este deporte, Alain Prost, aunque el francés a los 26 años no se había estrenado. Solo le quedan por delante Schumacher (siete) y Fangio (cinco) niero Andrea Stella y su mánager y mano derecha Luis García Abad. Ferrari se obligó a recomponer su estructura productiva con el fichaje de Pat Fry, ex de McLaren, mientras Red Bull siguió en el mismo trazo que sombrea Adrian Newey, el ingeniero gurú. La influencia de Red Bull creció en el mercado. Patrocinadores que estaban con Fernando Alonso, como Pepe Jeans, cambiaron de bando. La marca de bebidas energéticas se asoció a un potente fabricante de coches de lujo, Infiniti, nacido de las entrañas de la compañía japonesa Nissan. Llegaron las recompensas en metálico como mejor equipo en el Mundial de constructores, más contratos, más posibilidades de financiación, mayor margen para las ideas de Newey. Newey y el viento Los sabios aseguran que la Fórmula 1 es hoy un deporte de ingenieros, de los magos del viento que concentran en un monoplaza los secretos de los flujos aéreos. Eso implica su normativa y por ahí se explican los éxitos de Vettel. Newey construye coches para ir solo en cabeza, en una apuesta de riesgo, a todo o nada. Los Red Bull no corren igual cuando tienen vehículos delante, según opina Pedro de la Rosa. Pero son imbatibles con el aire chocando en su cara. La progresión de Sebastian Vettel como conductor ha hecho el resto. El alemán ha despejado cualquier atisbo de duda respecto a su valía. Ya fue en 2008 el propietario de la victoria con un Toro Rosso en el circuito de Monza. Llegó a Red Bull y su secuencia ha sido escandalosa. Subcampeón en 2009, campeón en 2010, 2011, 2012 y 2013. Siempre me impresionó su madurez y su fortaleza psicológica dice Michael Schumacher sobre su compatriota. Se exige a sí mismo la máxima concentración, es siempre sincero y reconoce todos los errores que comete. Trabaja extraordinariamente duro y sabe con exactitud en qué puntos tiene que mejorar cuenta sobre su pupilo el jefe de Red Bull, Christian Horner. La seguridad del joven piloto germano de 26 años cristaliza cada año en un nuevo título. Cada vez es más fuerte. Red Bull navega en la cresta de la ola con su cuarto mundial de constructores. Hubo un día en que se acuñó la mezcla galáctica. El mejor piloto, Alonso, se unió al mejor equipo, Ferrari. Eran noches de vino y rosas en los que Italia y España soñaban con trofeos, victorias y récords. Red Bull ha triturado la abundancia. Y Chris Dyer esparce su sabiduría en el DTM. Sebastian Vettel celebra su éxito en la India El error de Abu Dabi Ayer, en las afueras de Nueva Delhi, en el GP de India que se despide del calendario, Vettel se coronó campeón del mundo por cuarta vez consecutiva. Y Alonso vuelve a pensar por cuarta vez en el próximo año. Todo lo que ha sucedido en este intervalo de tiempo tiene que ver con aquel desliz de Dyer. Aunque no lo parezca por su vertiente tecnológica e industrial, la Fórmula 1 también funciona por la motivación y entusiasmo. No es solo un laboratorio de ensayo donde los ingenieros aeronáuticos que dominan este deporte experimentan en túneles del viento y descifran códigos. Los triunfos generan dinero, los euros propagan la inversión y el ánimo y de vuelta llegan las victorias. Dyer ordenó a Alonso entrar en el garaje de Ferrari y dejó el camino libre a Vettel, que hoy vuela hacia la leyenda del automovilismo. No es la culpa del ingeniero australiano, pero sí se puede aplicar la sentencia: de aquellos barros vienen estos lodos. Ferrari no clausuró aquella bola de partido y Alonso arrastra desde entonces una pesadilla sobre los hombros, Sebastian Vettel. Fue la única vez que se ha visto llorar al campeón español, encerrado en aquella lujosa habitación de Abu Dabi junto a su inge- GP India 1. Vettel (Red Bull) 1.31: 12 2. Rosberg (Mercedes) +29 s. 3. Grosjean (Lotus) +39 4. Massa (Ferrari) +41 5. S. Pérez (McLaren) +43 6. Hamilton (Mercedes) +52 7. Raikkonen (Lotus) +1: 07 8. Di Resta (F. India) +1: 12 9. Sutil (F. India) +1: 14 10. Ricciardo (T. Rosso) +1: 16 11. Alonso (Ferrari) +1: 18 Mundial pilotos 1. Vettel (Red Bull) 322 puntos 2. Alonso (Ferrari) 207 3. Raikkonen (Lotus) 183 4. Hamilton (GB) 169 5. Webber (Red Bull) 148 6. Rosberg (Mercedes) 144 7. Grosjean (Lotus) 102 8. Massa (Ferrari) 102 9. Button (McLaren) 60 10. Di Resta (Force India) 40 Próxima carrera: Abu Dabi, 3 de noviembre. Galería de las mejores imágenes del GP de la India