Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es deportes DEPORTES 97 Un Madrid sin ideas vuelve a los tiempos anteriores a Mou A Ancelotti, que todavía no ha encontrado su once, le falta generar una verdadera actitud defensiva y buscarle sitio a sus figuras HUGHES BARCELONA le abra posibilidades. Ayer, no obstante, estuvo flojo. En el Madrid, con Bale arriba se quería resolver su propio debate y el debate del nueve. Poco integrado en el juego, todo en él es ingenuamente individual. Porque el individualismo británico (temperamental) es absolutamente distinto del sudamericano. BARCELONA 2 REAL MADRID Diego López Carvajal Varane Pepe Marcelo Khedira Ramos (56) Modric Di María (76) Bale (60) C. Ronaldo Illarramendi Benzema Jesé 1 Los blancos, comparsísticos Dominaba el Barcelona y el Madrid esperaba como dejándose mecer por la circulación culé. Lo más parecido a un automatismo que tiene el Madrid es cuando Ramos toca las palmas. Actualmente, su centro del campo tiene menos criterio que la lengua de Miley Cirus. En el minuto 22, Carletto tomó una decisión táctica: colocó a Bale donde Cristiano y a Cristiano donde Bale, inventando no el cambio de banda, que ya estaba inventado, sino el intercambio de puntas. Messi, como la hiedra, ay, como la hiedra, se le enreda a Pepe por las piernas, tiene una relación con él puramente orgánica y le saca penaltis, faltas, protestas. Pepe histeriza todas sus reacciones con un delicioso punto cómico que la grada no entiende (brutalmente, le llamaron asesino: asesino sí, ¡asesino del orden y de los nervios del madridista! De repente, entre tanto grito, suenan bocinas marineras en el estadio, como si zarpasen barquitos por los vomitorios. Romanticismos que subsisten en este fútbol crecientemente fosforito. Neymar confirmó su condición estelar y Carvajal, que cada día nos parece más bajito, le dejó recaditos porque el brasileño tiene la puñetería del extremo que si no puede de extremo lo vuelve a intentar por dentro, en ese subcarril que ha inventado Iniesta. Tan crecido Iniesta que se enredó en una ruleta zidanesca y le generó la mejor ocasión a Cristiano Ronaldo. En la segunda parte, Khedira elevó el nivel del centro del campo y el Barcelona perdió la pelota. Benzema sacó un látigo y tembló el estadio con una de esas resoluciones con las que evita que nos olvidemos de él. Ancelotti tiene dos problemas (como mínimo) Generar una actitud defensiva en el conjunto, que es menos agresivo que Arozamena, y darle espacios a Cristiano y Bale. Lo contrario es tener a Sonic Youth y AC DC haciendo umpluggeds. Al final, la sensación de que quizás mejore la economía, pero empeoran los clásicos. El misterio de los ciclos. AFP l Camp Nou se viene odiado de casa, a disfrutar de lo bonito que se pone un país nacionalista. Las avenidas tienen banderas como si se les casara una Infanta todos los días y el aire un no sé qué de expectativa. Antes del inicio, los árbitros correteaban contra el colesterol. La figura urbana del runner ha desdramatizado al árbitro, al que empezamos a comprender como deportista sin culpa. Los cuidadores del césped se afanaban y miraban de reojo a Xavi, como si fuera el mismísimo Gordo de Minnesota. Carletto salía con tres defensas, con un 5- 3- 2 tan incorrecto políticamente en Madrid que sólo puede lucirse en el Camp Nou. A los equipos los definen los rivales tanto como los entrenadores. Era un 5- 3- 2 o lo de antes, pero haciendo Sergio Ramos de Illarramendi; es más, haciendo absolutamente de Illarramendi. La perspectiva de Sergio Ramos como capitán y mediocentro del Madrid es, como poco, inquietante. Cuando el Camp Nou pita al Madrid parece el bramido de un ente distinto y sismológico. Esa dimensión política y acongojante queda rebajada por la figura del speaker, que le da a todo un tranquilizador ambiente tombolero. Todo parece confluir en una concentración simbólica que se destila físicamente en un odio tangible, espeso y conciliador, pues sigue siendo, pese a todo, algo reconocible. El Madrid tiene algo de Tomasa en los títeres. El himno lo cantaron dos veces seguidas mientras se desplegaba un enorme tifo. Pudiera ser que esos tifos hayan sido ensayo de unanimidades, manifestación de una fiebre tifoidea colectiva. En el minuto 17: 14 ya es el frenesí y a quien no le suena el móvil se le caga un palomo encima y nadie piensa aquí que a lo mejor las cosas no ocurren entonces, sino en el 14: 17. Esa concentración de expectativa, no obstante, acaba generando energías propiciatorias. A lo mejor no ganan la Independencia, pero el gol lo metieron entonces. Neymar hizo todo tan sencillo y tan callado que no hubo ni murmullos. Marcó como si fuera quedándose en fuera de juego. A Valdés Dani Alvés Piqué Mascherano Adriano Busquets Xavi Iniesta (77) Cesc (70) Neymar (83) Messi Alexis Song Pedro GOLES 1- 0, m. 19: Neymar; 2- 0, m. 78: Alexis. 2- 1, m. 90: Jesé. EL ÁRBITRO Undiano Mallenco (navarro) Amonestó a Busquets, Adriano, Ramos, Bale, Khedira, Marcelo y Cristiano. LA FIGURA Neymar Se estrenó en el clásico con un gol. Fue el único que se empeñó en llevar peligro a la meta blanca. LO MEJOR La aparición de Neymar y la reacción del Madrid en la segunda parte. LO PEOR El planteamiento inicial del Madrid y el desfondamiento físico del Barcelona. ESTADÍSTICAS Barcelona 7 5 0 1 456 4 19 54 Remates Remates a portería Remates al poste Fueras de juego Pases Saques de esquina Faltas cometidas Posesión Real Madrid 10 6 1 3 366 2 16 46 Buen debut Neymar hizo todo tan sencillo y tan callado que no hubo ni murmullos; Messi estuvo flojo El Barça buscaba la izquierda, mientras Messi esperaba en la derecha estirando el campo y las miradas. El argentino camina el campo en pantuflas, como si fuese a la portería a abrir el frigorífico y coger un yogur. Messi tiene otra cosa asombrosa y es que cada toque que le pega a la pelota supone una apertura de ángulo. Cuando avanza gana grados. No hace nada ya que no Análisis del Barcelona- Real Madrid y galería con las mejores imágenes