Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 SOCIEDAD DOMINGO, 27 DE OCTUBRE DE 2013 abc. es sociedad ABC JOSÉ FRANCISCO SERRANO OCEJA DIÁLOGO ENTRE CATÓLICOS Y JUDÍOS El desconocimiento, no sólo del pasado, también del presente, acrecienta la distancia E El Papa Francisco, exultante en la plaza de San Pedro durante la peregrinación mundial de las familias REUTERS El Papa a los esposos: No acabéis el día sin haberos pedido perdón La felicidad familiar está en saber decir: ¿me permites? gracias y perdona JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN EL VATICANO Benedicto XVI ha regalado a la Iglesia lo mejor que tenía Como siempre que habla de su predecesor, el Papa Francisco se emocionó ayer en su primera ceremonia de entrega de los Premios Ratzinger. Según el Santo Padre, Benedicto XVI ha regalado a la Iglesia y a todos los hombres lo mejor que tenía, su conocimiento de Jesús, fruto de años y años de estudio, de oración y de debate teológico. Y lo ha puesto a disposición de la forma más accesible. Su obra ha promovido una nueva era de estudios del Evangelio Los ganadores de los Premios Ratzinger han sido este año el profesor y ministro anglicano Richard A. Burridge, primer no católico que recibe el galardón, y el profesor alemán Christian Schaller. El mundo real, formado por personas con corazón- -novios ilusionados, matrimonios maduros, abuelos, niños, refugiados de Siria, de Nigeria... cantó, rió y lloró con el Papa Francisco ayer al anochecer en la plaza de San Pedro durante la peregrinación mundial de las familias. Fueron dos horas mágicas, con canciones, testimonios y momentos de gran emoción. Al final, Francisco subió al papamóvil para saludarles de cerca. Hoy celebrará la misa para ellos. Después de escuchar testimonios conmovedores, el Papa les dijo que Somos un solo pueblo y una sola alma, reunidos por el Señor que nos ama y nos sostiene Se confesó emocionado por los testimonios del amor de las familias que viven en situaciones de pobreza y de guerra, de los jóvenes que quieren casarse a pesar de mil dificultades... Durante una hora, más de ciento veinte mil personas aplaudieron a parejas de novios de varios países que declaraban en público su amor y su proyecto de casarse a pesar de no tener un empleo fijo, de no estar seguros de poder pagar el alquiler... Aplaudieron también a un matrimonio español que celebraba el 50 aniversario milicianos en su barrio. Están refugiados en Jordania y no saben cuándo podrán regresar a su país. Habló también un ingeniero nigeriano, que escapó hacia Libia, cruzó clandestinamente el Mediterráneo y sobrevivió al naufragio de su patera a unos cientos de metros de Lampedusa. Después, un marino que trabaja en los rescates y una vecina de la isla que ayuda a los refugiados. Cada testimonio emocionaba: una pareja de abuelos dijo al Papa que no querían irse a una casa de reposo, pues desean seguir viviendo con sus hijos y sus nietos. Homenaje a los abuelos Siempre que habla de la familia, el Papa menciona a los abuelos, y ayer explicó el icono que presidía el encuentro. Jesús y Maria presentan al niño Jesús en el Templo, donde les reciben la profetisa Ana y el anciano Simeón: Aquí vemos tres generaciones. Cada familia, como la de Nazaret, se inserta en la historia de un pueblo, y no puede existir sin las generaciones precedentes El Papa les comentó unas palabras de Jesús: Venid a mí los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré Les dijo que, en realidad, lo que más pesa en la vida es la falta de amor, el no recibir una sonrisa... Por eso las tres palabras clave en un matrimonio o una familia son ¿me permites? gracias y perdona A los matrimonios les dijo que no importa si a veces discuten, incluso si los platos vuelan por el aire pero les insistió en que no terminéis nunca la jornada sin haberos pedido perdón de su boda. La esposa parecía tan joven que resultaba difícil creerles, pero allí estaban sus cinco hijos y una corona de nietos confirmando su espléndida historia de amor. Había también familias en dificultades, como un matrimonio escapado de Siria, que sobrevivió a un ataque de l 27 de mayo de 2007, el rabino Jacob Neusner, autor del famoso libro Un rabino habla con Jesús calificó en el diario The Jerusalem Post el marco del actual diálogo entre católicos y judíos de tiempos interesantes Benedicto XVI nos ofreció, a lo largo de su pontificado, algunas lecciones magistrales de ese encuentro con el pensamiento judío. El Papa Francisco ha llegado al solio pontificio con el bagaje de una amistad profunda con el rabino de la comunidad Benei Tikvá, Abraham Skorka, a quien ha recibido no hace mucho y con quien ha abordado cuestiones relevantes de la relación entre católicos y judíos. En la audiencia del Papa con los representantes de la Comunidad judía de Roma, Francisco expresaba su deseo de contribuir a la cercanía y amistad de los cristianos con los judíos igual que tuve la gracia porque ha sido una gracia- de hacer con la Comunidad judía de Buenos Aires La reciente celebración en Madrid del más relevante foro doctrinal del diálogo entre cristianos y judíos, el Comité de Enlace Judeo- Católico, con la presencia del cardenal Kurt Koch, ha sido una oportunidad para profundizar en este encuentro. El mensaje final conjunto es algo más que un texto de preocupaciones comunes. Sin embargo, la idiosincrasia lastró el optimismo en varios momentos, como cuando el presidente de la Federación de las Comunidades Judías de España, Isaac Querub, reivindicó la devolución del templo de Santa María la Blanca de Toledo, o cuando se deslizó la solicitud de que la Iglesia católica hiciera una declaración sobre la no historicidad del santo niño de la Guardia. El desconocimiento, no sólo del pasado, también del presente, acrecienta la distancia. Realidades eclesiales pujantes como la Fraternidad María Estrella de la Mañana en Toledo tienen mucho que decir. Lo que sí parece que se aclaró fue la relación entre el aumento de antisemitismo de la sociedad española y la extensión del proceso de secularización y, por tanto, la relación entre la pérdida de horizontes trascendentes y el desprecio a la dignidad humana. Un dato que bien puede servir para continuar con este diálogo.